capítulo 49

285 51 22

Una semana y media fue la que transcurrio desde la amenaza de Mina; y tres semanas y media casi un mes, desde que ellos no se veían, se extrañaban y eran concientes de eso.

JaeBum, se encontraba debatiendo si tocar la puerta de los Choi, se dio cuenta que Mina, estaba ahí, su auto estaba estacionado afuera.

Debía actuar como un hombre y afrontar todo, si quería el bien para todos.

Sin pensarlo mucho más, se acercó, toco un par de veces, hasta que unas pisadas tras la puerta avisaron que pronto abrirían.

-Hola hijo -wooshick fue quien abrió- pasa por favor. Hace muchos días no pasaban por aquí.

El mayor le abrazó y él se limitó a darle una sonrisa triste.

-perdon.. -fue todo lo que se limitó a decir.

-no hay de que, pasa hijo. Qué bueno que vienes, YoungJae ha estado un poco enfermó, Le hará bien verte. -le dió unas palmadas en la espalda.

Él asintió un poco serio, y luego continuó caminado, al llegar al comedor, se dio cuenta, que Mina salía de la cocina con una charola sobre sus manos y sobre esta, un plato con sopa.

Ella lo miró sorprendida y desafiante a la vez, y en cambio él, sus ojos parecían llenos de enfado y coraje al verla.

-¿a donde vas? -pregunto con sus mejillas apretadas, queriendo gritarle en ese momento.

-Escucha está es mi casa, y el puede entrar y salir como mejor le venga en gana. Que no se te olvide que mi hijo es su pareja, por lo tanto también es su casa.

-yo... -quizo cambiar las cosas al notar que Wooshick se encontraba a su lado.

-adelante JaeBum, pasa por favor.

-gracias -el sonrió un poco triunfante,pero esa sonrisa se borró al ver a Mina, y recordar por que estaba ahí.

-bueno, te acompaño arriba, debo llevar le esto a YoungJae.

-puede hacerlo yo mismo. -quizo tomar la charola.

Ella negó y comenzó a subir las escaleras seguida del menor.

Al llegar a la planta de arriba, ella se detuvo y giró sobre sus talones.

-¿qué haces aquí?,  te deje en claro que pasaría si lo volvías a buscar..

-vengo a despedirme de él, al menos si ya no puedo permanecer a su lado, quiero que sepa que pasó conmigo, que lo deje, que lo estoy haciendo a un lado.. No quiero que piense que algo malo sucedió conmigo, que desaparecí de su vida para siempre. No necesita que una segunda persona sienta que lo abandonó de la nada. Quiero que sea consiente que ya no puedo estar con él.. -la miro serio - y no precisamente por que yo quiera.

- Que ni se te ocurra decirle algo, de lo contrario te atendras a las consecuencias. 

-tranquila no quiero que sepa que su madre es una perra que solo lo quiere para sus propios fines.. 

Ella rodó los ojos, y sonrió de lado, esa maldita sonrisa que tanto odiaba.

-Dame eso, yo se lo entregó.

Quito la charola de sus manos, camino un poco más, y dio tres toques en la puerta color blanca, desde dentro escucho que Jae le dijo que pasara. Se escuchaba triste, y él se sentía culpable por hacerle eso. Sabía que se sentía así por su culpa.

No espero más y se adentro a la habitación. El cuarto se encontraba a oscuras, en la cama había un gran bulto tapado de pies a cabeza, la habitación estaba sucia, pañuelos por el suelo, ropa regada y platos de comida rápida en el escritorio, YoungJae parecía un vago.

Love Me -2Jae-¡Lee esta historia GRATIS!