Un nuevo comienzo

284 18 0

    Los años pasaron para la pequeña Sofía, que por su puesto ahora no era tan pequeña, ya tenia 17 años y estaba apunto de cumplir sus 18, se iría a estudiar a una universidad lejos de casa, había tenido una infancia hermosa, sin insultos y sin timidez, había madurado tanto mental como físicamente.    Sofía se fue de su casa una mañana de Agosto, se despidió de sus padres, familiares y amigos, ella comenzaría en un lugar nuevo, una nueva vida, debía conocer nuevas personas y también nuevos amigos, ella había tenido uno que otro pretendiente,se había vuelto buena en cortejar, era una chica un tanto diferente.

    Sofía olvido a su viejo mejor amigo Green, quien con el tiempo se había vuelto solo un recuerdo difícil de creer, se podría decir que Sofía estaba casi segura de que Green solo había sido un amigo imaginario, después de todo nunca nadie lo vio, siempre lo mantuvo oculto.

    Todo comenzaba de nuevo para Sofía.   En la universidad se le asignaban habitaciones a los estudiantes, normalmente eran habitaciones compartidas, pero los padres de sofía tenían una buena posición social por lo que ella logro conseguir una habitación individual, situación por la que todos los estudiantes la miraban y hablaban a sus espaldas.   Sofía pensó que tal vez había superado la timidez que un día la cohibió de ser ella misma pero cuando se vio de nuevo en una situación en la que tenia que conocer a nuevas personas, ya no estaba tan segura.   Había logrado dialogar con dos o quizás tres estudiante, pero nada diferente a un ¿Qué hora es? ¿Este es el aula 8?  Todo le estaba pareciendo agobiante, se encontraba sola y no tenia a su familia para apoyarse, estaba en una guerra interna con sus emociones. 

---- Genial, otro día en la universidad y ni un solo amigo.  ¡Dios que patética soy! ----. Me arrodille en el suelo y comencé a llorar.

    Estaba muy frustrada, así que salí a dar una caminata nocturna, realmente necesitaba hablar conmigo misma.

    La universidad tenia un parque inmenso, lleno de arboles y bancos, era perfecto para estar sola.   Mientras caminaba oí algunos gemidos extraños, me acerque a hurtadillas, y me escabullí  entre los arbustos, cuando alce la miraba vi a una chica y un chico cerca del lago estaban desnudos y no paraban de besarse, me oculte rápido detrás de los arbustos y pensé un poco lo que había visto, mis mejillas se enrojecieron, y sentí mucha curiosidad, así que seguí viendo.   En ese momento siento una mano en mi hombro izquierdo por lo que reacciono rápidamente.

---- No estaba espiando ----. Que tonta, era claro que estaba espiando.

    Un chico de la universidad me había pillado, estaba totalmente avergonzada, baje el rostro y no tenia que decir.   El sonrió y tomo mi labio inferior.

---- No te estoy reprochando nada, de hecho me gusta tu curiosidad.

    Me ruborice enseguida y puse una expresión de espanto, sabia lo que estaba insinuando, así que trate de decir lo que fuese para evadirlo.

---- Me tengo que ir, ya es muy tarde ----. Me retire casi corriendo de ahí, y mientras me alejaba voltee, y vi al chico de lejos, era muy atractivo y tenia una mirada lujuriosa, de hecho mientras mas lo miraba mas ganas me daban de regresar.

---- ¡Dios en que estoy pensando! ----. Acelere el paso y logre salir del parque.

    Entre a mi habitación y cerré la puerta con ambas manos, me quede en esa posición, trataba de centrar mis pensamientos y tratar de analizar todo lo que había pasado.  

   Me acosté tarde pensando en lo que paso en el parque, y lo único que deseaba era no encontrarme de nuevo con ese chico.

    Mientras caminaba por los pasillos tropecé con unos chicos haciendo que todas mis cosas se cayeran al suelo, estaba totalmente entretenida con mis ideas, tenia que dejar de pensar en lo de anoche o me volvería loca pero realmente no podía era como si mis hormonas estuviesen de fiesta, sentía todo tipo de sensaciones que nunca había sentido.

    Entre a mi primera clase, estaba tratando de concentrarme y pasados 15 minutos de comenzar un chico entro algo desubicado.

---- Mmm buenas ¿disculpe esta es la clase de Matemática? ----. Pregunto a la profesora mientras observa todo el salón.

    Mis ojos se abrieron, era el chico de anoche, y mientras trataba de esconderme entre los demás estudiantes el me vio y sonrió, tenia una sonrisa hermosa.   Despierta tonta ese chico solo quiere usarte.   Me había costado mucho sobrellevar el asunto del parque ahora debía sobrellevar el que él estuviese en una de mis clases, seria muy difícil para mi concentrarme mientras sus seductores ojos buscaban los mios.

    Estuve resoplando durante toda la clase, el no dejaba de mirarme y sonreír, mis mejillas rojas eran tan evidentes que no aguantaba mas, me acosté sobre el pupitre, me reusaría a levantar el rostro hasta calmar mi rubor.   Estuve en esa posición 25 minutos hasta que sonó la campana, era la hora de almorzar.    Había considerado esperar a que todos salieran pero luego la idea de que quizás él se quedaría también al ver que yo no me movía me aterro, no quería estar en ningún lugar sola con él, así que me levante apresurada, y no pude evitar buscarlo con la mirada pero al parecer había sido uno de los primeros en salir, eso me hizo sentir muy humillada, realmente era una tonta ¿Cómo voy a pensar que un chico así estaría interesado en mi?   Salí ordenando los libros y mientras caminaba sentí que alguien me observaba, al girar por instinto, lo vi, justo a mi lado mirándome y haciendo que mis rodillas de doblegaran.

---- Hola ¿Cómo te llamas? ayer no tuve la oportunidad de preguntártelo.

    Yo estaba tan asombrada que no podía hablar.    Vamos idiota di algo.

---- So...  ----. Estaba actuando de una manera poco usual para mi.   Vamos idiota di tu nombre.

---- So...? jajaja no creo que te llames así ----. Dijo el regalándome una de sus hermosas sonrisas.

---- Sofía, y si me disculpas debo irme.

    Me aleje de él, aun no podía actuar normal, pero era por que de verdad me gustaba ese chico, debía aprender a actuar normal cerca de él.

   

Mi amigo imaginario.¡Lee esta historia GRATIS!