•|Capítulo 1|•

7.8K 418 65
                                    

Siempre la he observado, caminar, con sus finas curvas, amo observarla, alivia mi mundo. Recuerdo que la primera vez que la mire con otros ojos, fue cuando un día yendo a llevar el almuerzo para mi padre, la observé acariciar su cabello mientras este se encontraba dormido.

Desde ese día he querido compartir mi vida con alguien como ella, mejor dicho, con ella. Sin embargó soy consciente que ella es mucho mayor, tiene un esposo, y una hija de mi misma edad. Ella nunca me vería con otros ojos y es por eso que he desistido en intentar algo con ella, además, Sasuke-Sensei me mataría si supiera que estoy enamorado de su esposa.

Años y años ocultado mis sentimientos hacia ella, cada vez que la veo, mi corazón se agita. Mi cabeza me dice "Deja la, ella ya está casada y es feliz" pero mi corazón me grita "Dice lo, dile lo mucho que ella te hace volar. Dile que Sasuke-Sensei no la merece, porque no es capaz de ver lo tiene en frente y valorarlo".

Estuve confundido varios años hasta que finalmente he cumplido 17 años, me encanta cuando ella me mira y acaricia mi pelo diciendo "Eres igual a Naruto". Aunque cuando me dice eso frunzo él ceño y trató de ignorarlo, me encanta su caricia.

Ahora en mis 17 años me siento como todo un pervertido, mi mente ya no es la de un niño pequeño y eso me hace avergonzar cada vez que la veo. Porque ella es dueña de mis sueños más húmedos y placenteros, donde puedo estar con ella sin límites.

Para ser franco, si he de arrepentirme de algo, es de usar a su propia hija a mi favor. Sarada no tiene la culpa que la busque a ella en su mirada, aunque ella es parecida a Sasuke-Sensei, tiene cierta ternura que caracteriza a Sakura-san.

Sin embargó, Himawari tiene razón, no puedo estar con su hija si de la que estoy perdidamente enamorado es de su madre.

Continuará 

Mantenerte En Secretó °BoruSaku°Donde viven las historias. Descúbrelo ahora