16: De amigas traicioneras y amigos desaparecidos

161 22 13

Advertencia: Lenguaje obsceno.

Los ojos de Emma se abrieron lentamente y se encontró en una habitación oscura, trató de hablar pero tenía algo pegado a la boca que no le permitía siquiera abrirla. No podía mover las manos, las tenía amarradas a algún objeto que Emma no podía ver, y de igual manera sus pies.

En la habitación escuchaba la respiración de otras personas, por lo que se tranquilizó un poco, aún así, trató de zafarse del agarre de la cuerda que tenía en sus manos, pero sus esfuerzos fueron inútiles.

Repentinamente, Emma escuchó como alguien arrancaba una cinta y gritaba de dolor.

-¡Hijo de perra! ¿Me quieres arrancar la boca? -Emma reconoció inmediatamente la voz enojada, era Taylor.

-¡Ay! -Dijo una segunda voz después de que le arrancaran la cinta, Emma la reconoció como Selena.

-¡Maricón! -Chilló una tercera voz, Emma reconoció a Carla.

Llegó su turno, la cinta apartándose de su piel la quemó y le produjo un dolor inexplicable.

-¡Oh, mierda! -Emma se lamió alrededor de la boca buscando suavizar el dolor.

Espero escuchar un quinto grito que viniera de Agni, pero no escuchó nada, Agni no estaba, lo único que Emma escuchó fue una puerta abriéndose y los pasos de alguien saliendo por ella.

-¿Dónde está Agni? -Fue lo primero que le preguntó Emma a sus compañeras de prisión.

-Pregúntale a Selena -Respondió Taylor escupiendo odio a la morena.

-¿Qué? ¿A mi por qué? -Emma no podía ver a Selena, pero se la imaginaba con una cara de "yo no fui" de Sioux Falls hasta Pekín.

-¡Me la chupas si me dices otra vez que no sabes nada!

-Pues entonces te la chupo porque no sé absolutamente nada de dónde carajos esté Agni, ¿Por qué mierdas debería saberlo?

-Selena, eres una perra mentirosa a la que no se le debe creer ni lo que reza, ¡Eres una estúpida, una mala amiga! -La voz de Taylor se quebró, el llanto, el odio, la decepción y la tristeza se notaba en su voz.

-Taylor, ¿Por qué me tratas así? Yo no he hecho nada.

-¿Cómo me vas a decir que no has hecho nada? ¡Emma y yo te escuchamos revelarle todo el plan para rescatar a Carla a este hijo de puta! ¡Si hay una culpable aquí de que no sepamos dónde ni cómo está Agni, eres tú, maldita traicionera!

-¿En serio traicionaste a tus amigos? ¿Qué clase de perra eres tú? -Carla habló por primera vez.

-De las que apuñalan por la espalda -Respondió Emma.

-No sé de qué hablan todas ustedes, se están enloqueciendo, ¿Cómo iba yo a traicionarlos?

-Eso mismo pensábamos nosotros, pero, al parecer yo me merezco todo esto porque por mi culpa Serena está muerta, en caso de que no lo sepas, yo no le dije a este maricón que matara Serena, él decidió hacerlo solo porque si, a diferencia de ti, ahora no sabemos si Agni aún está vivo o no porque tú, maldita hija de perra, ¡Has revelado todo! -Ahora Emma también se encontraba llorando.

-Que te den -Finalizó Taylor.

La puerta se abrió nuevamente y esta vez, en el mismo orden que les habían despegado la cinta de la boca, les soltaron las manos, de manera que las chicas pudieron soltarse los pies, cuando todas tuvieron las manos sueltas, la figura volvió a salir por la puerta.

-¿Ya podemos salir, Selena? ¿Ian, Christopher o quien sea te deja liberarnos? ¿O nos vas a soltar una sarta de mentiras para que nos quedemos aquí? -Preguntó Taylor.

Emma Hamilton - Asunto Pendiente #1Donde viven las historias. Descúbrelo ahora