Payton

Sin importar a quien empuje en el camino por fin llegue a donde se encontraba mi pequeña, Brandon  se encontraba de rodillas intentando reanimarla pero nada.

-¡tenemos que llevarla a un hospital! –me arrodille para levantarla pero las manos de Brandon me lo impidieron.

-espera no la levantes, puede tener alguna contusión por la caída –saca su teléfono y escucho como pide una ambulancia.

-¡esto es mi culpa, ¿Cómo no lo vi antes?!–Sujeto su mano y la siento fría –por favor cielo despierta.

-Penny aquí está la enfermera del torneo, deja que la revise –dice Dan, yo me alejo unos paso sin dejar de sostener su mano.

La mujer le toma la presión y el pulso –su presión esta baja, le colocare un cuello ortopédico para que los paramédicos no tarde en llevarla.

Saca uno de su maletín y se lo coloca en el cuello, a los pocos minutos los paramédicos llegan, colocan a Zoe en una camilla y la suben en una ambulancia, yo me subo con ella. En el camino le sacan una muestra de sangre, le colocan un poco de suero y miden constantemente su pulso.

-¿Qué es lo que tiene? –pregunto, pero nadie responde.

-¡¿QUE ES LO QUE LE PASA A MI HIJA?! –tomo a uno de los paramédicos por el brazo y le exijo una respuesta.

-no lo sabemos aun, estamos administrándole medicamentos para estabilizar su presión, cuando lleguemos al hospital un médico le informara –suavemente toma mis manos y las separa de su brazo –está respondiendo bien, en cualquier momento se despierta.

Siento que mi otra mano es apretada -¿mami? ¿Qué pasa?

-tranquila cielo, mami esta aquí –la beso en su frente.

-¿Por qué lloras? –llevo mi otra mano a la cara y me doy cuenta que lagrimas caen por mi rostro y no tengo forma de pararlas.

-es que me asustaste, pero ya estas despierta, estamos yendo al hospital, no te preocupes que no me separo de ti.

-estoy cansada, no llores mami, estoy bien –dice cerrando nuevamente sus ojitos.

-tranquila, es normal. Lo buenos es que despertó por su cuenta –me dice uno de los paramédicos.

Cuando llegamos al hospital, un medico algo mayor se acerca y la examina, el paramédico que viajaba con nosotras le entrega una planilla y este la ojea.

-Doctor, ¿se encuentra bien mi hija?

-disculpe, ¿su nombre?

-soy Payton, ella es Zoe.

-soy el Dr. Blum, estaré a cargo de su hija. Por el momento no sabemos que tiene, le daremos una habitación y mandare a una enfermera para que esté pendiente de ella, mientras tanto enviare unas muestras de sangre para que realicen estudios.

-por favor llene estos formularios de ingreso, su hija está en buenas manos, puede llenarlos en su habitación –sin decir nada más se retira y veo por la puerta ingresar a Brandon con Sophie.

-¡nena! -me abraza fuerte pero yo no tengo fuerzas para devolverle el abrazo -¿Qué paso? ¿Dónde está Zoe?

-la llevaron a una habitación, tengo que llenar esto –miro la planilla pero no tengo idea de lo que dice.

-yo la lleno, tu ve con ella –Sophie me saca la planilla de la mano y pide un bolígrafo a una de las recepcionistas que se encontraba en la entrada.

golpeando fuerte¡Lee esta historia GRATIS!