O4

811 166 17

Había pasado dos días desde que vio a la novia de YoungJae besándose con su amiga, bien, quizás debería estar feliz... Pero no, no lo estaba, simplemente no podía estarlo sabiendo que su bebé sufriría a culpa de ella.

¿Hablar o no hablar?

A él le gustaba tanto JiWoo... Y no sabía si aquello habría llegado al punto de amar.

Colocó sus manos en su cara frustrado y un pequeño gritó salió de su boca.

¿Por qué aceptó salir con YoungJae si quería a otra persona? Nadie elige de quién gustar y lo sabe, pero, ¿Engañar a Jae?

Para JaeBum su menor era alguien que debía cuidar y proteger de todo mal, lo abrazaría siempre que pudiera y lo llenaría de mimos cuanto quisiera, con él o sin él.

Si Choi YoungJae era feliz, Im JaeBum también lo fuera.

Aunque quizás su imaginación creaba un lugar donde estaban juntos, Dios, amaba tanto la imaginación y todo lo que le proporcionaba.

En ese lugar era completamente feliz, en ese lugar YoungJae estaba a su lado, todo en aquel mundo era lo que soñaba de una relación con su menor.

¿Qué haría él si fuera novio de su amor platónico?

Mejor dicho, que no haría.

De por sí irían juntos a pasear a todos lados, lo animaría siempre que pudiera y jamás lo dejaría ser infeliz, ¿Sorpresas? Claro que sí, además de mimarlo siempre.

Cada día intentaría que fuera mejor que el anterior, él haría muchas cosas con YoungJae.

Y a la hora de eso... Joder.

Aunque él imagina mayormente momentos dulces con su bebé le es imposible no pensar en ellos dos en esa situación.

YoungJae con sus mejillas rojas y totalmente desnudo sobre él, sus manos irían en sus muslos mientras acariciaria tortuosamente para hacer que el menor pidiera más.

El suave trasero de Jae moviéndose sobre su miembro para despertarlo más de lo que ya estaría.

Él soltando gruñidos de excitación y la dulce voz de su chico emitiendo obscenos ruidos de los cuales sus oídos se deleitarían...

¿Entrar en él...?

¿Cómo se sentiría?

Aunque no le gustaba decirlo era un maldito virgen.
Uno que solo sabía del sexo por lo que la gente que le contaba y porno.

¿YoungJae sería virgen, o...?

Negó dejando salir un suspiro nuevamente, la curiosidad de aquello lo mataba pero no se lo preguntaría y quizás la respuesta lo dañaría.

Ahora, debía ir al baño para arreglar la erección que tenía en ese momento.

(...)

No pregunten, solo gozenlo.
—Anni.

HEY! .‎˖٭ ijb + cyj.¡Lee esta historia GRATIS!