capítulo 46

277 47 12

Los días pasaron, el cumpleaños del menor llegó, lamentablemente la fiesta tuvo que ser en su hogar por obvias razones simplemente no podían salir con el menor en ese estado, es decir aún llevaba sus muletas. Incluso ha faltado a la universidad por dichas razones su condición no era lo suficientemente buena, así que sus amigos ayudaban a que tomara los apuntes y tuviera seguimiento desde su hogar.

La fiesta estaba siendo tranquila y bastante relajada, estaban sus seres queridos y cercanos, sus abuelos, los padres del señor Choi, por supuesto, tambien se encontraban ahí, y fue realmente incómodo para Mina encontrarse con ellos, debido a que llegó tan inesperadamente. 
Asi mismo sus compañeros de clase, mejores amigos y pareja, también lo acompañaban.

Cabe aclarar que su pareja estaba encantado de conocer a los abuelos del menor, y ellos estaban curiosos de saber qué tan lejos había llegado con su querido nieto, le parecia graciosas las cosas que preguntaban como por ejemplo "¿Se han cuidado?" Era agradables.

***🌻***

Luego de partir una tarta, todos se fueron retirando poco a poco, no sin antes despedir se y desearle que continuara disfrutando y las mejores cosas para el, sin embargo el destino no estaria tan de su lado.

-estoy agotado -wooshick se sentó en una silla junto a JaeBum. Este asintió y vieron como Mina comenzaba a recoger el desastre que había quedado la casa, el mayor no tan encantado rodó los ojos, sin duda no le agradaba después de todo.

-yo también estoy algo cansado -Youngjae aún permanecía sentado frente a ellos.

-por que no vas a descansar cariño -Mina le dio una sonrisa muy bonita y él asintió queriendo levantarse y perdiendo el equilibrio en el intento,al observar que JaeBum y su padre reaccionaron de inmediato, siendo el último quien se levantó, negó y susurro un breve "yo puedo", continuó su camino hasta las escaleras para intentar querer subirlas -por que no le dices a JaeBum que te ayude, Jae..

El menor volvió a negarse y se giró dando la espalda, últimamente tenía pensamiento extraños, se sentía un inútil por no hacerlo por si solo, siempre recibía ayuda de todas las personas cercanas a el, sobre todo de su novio. Im al darse cuenta de su comportamiento resopló y se levantó con la intención de ayudar al menor, este volvió a negarse y se alejó, queriendo comenzar a saltar por la escalera para poder llegar a la segunda planta. Sin pedir su opinión su novio lo cargo y comenzó a llevarlo. 

-por favor bajarme..

-no entiendo por que insistes en comportarte así, Jae.. si yo estuviese en tu situaciones estoy seguro que querrías cuidar de mi así, y aún que me negara, insistirías.. así que basta, déjame cuidar de ti y.. 

Sus voces comenzaron a perderse dejando solo a los mayores, Mina le sonrió y Wooshik se levantó.

-cuando termines puedes irte. -le dió una mirada de odio -no sé cuántas veces tengo que decirte que no eres bienvenida.

Se levantó y camino a su habitación.

***🌻***

Cuando llegaron el pelirrojo bajó a Jae dejandolo sobre su cama.

-Jae... -el mencionado levantó su vista. -aun no te he dado mi obsequio -beso sus labios y el menor sonrió. Saco de su chaqueta un sobre. - aquí está tu obsequio.

Un poco inquieto el menor lo abrio, sacando de ahí unos trozos de papel, eran folletos. Su sonrisa se borró ahora más confundido.

-¿qué es esto?

-bueno, si no les das la vuelta no sabrás.

Al girar los su expresión de confusion fue mucho más notoria, al grado de hacer a JaeBum sonreír mucho más.

-son folletos de tres países diferentes, son Italia, Grecia y México, te prometí unas vacaciones, así que ahí están.. podrás elegir cualquiera de estos tres.

-pero..

-mira no hay por qué elegir ahora, falta algo para las próximas vacaciones, toma tu tiempo puedes ver lugares que te interesen.. y al final podrás tomar tu decisión.

-yo? Encerio puedo..

-claro que si, el lugar que tú quieras, tú decides.

-woah, esto es difícil.

El mayor sonrió al verlo ilusionado, así que comenzó a besarlo lentamente, algo dentro de si le decía que lo hiciera, que aprovechará todo momento con él, su pecho dolía se sentía triste sin razón, pero todo eso quedaba en segundo plano una vez que sus labios rozaban.

-amor.. es hora de que me valla, mañana tengo clases pero vendré a verte en cuanto salga. 

El menor asíntio y dejó un largo beso más.

-te amo Jae.

-y Yo a ti Bumiie.

JaeBum sonrió, era impresionante cuántas veces lo hacía sonreír al día. Sin más que decirse salió de la habitación, bajo las escaleras encontrándose con Mina en la sala.

-Ya me tengo que ir.

-ahh, pensé que tardarían más estaba esperando te hijo, necesito hablar contigo de algo.

Él asintió, camino hasta la puerta y ella lo siguió, abrió dándole paso a Mina para salir y el camino cerrando la puerta tras de sí.

-Ahora sí dígame.

-JaeBum -se puso seria- tengo que pedirte que te alejes de YoungJae. -la cara de él reflejaba confusión y enojo, tanto que su mandíbula se apretó con fuerza, sintió sus dientes rechinar- JaeBum no te das cuenta del daño que le haces a YoungJae. -el alzó una ceja -date cuenta, por tu culpa el está así, el no tuvo que ir al hospital si no hubiese sido por qué le diste esa motocicleta, date cuenta que es todo tu culpa, tú le haces daño.

-claro que no, Yo amo a YoungJae con toda mi alma, jamás voy a dañarlo.

-JaeBum, el es aún un niño, no lo vez tú ya eres un adulto un hombre hecho, has tenido muchas más experiencias de las que él ha tenido, date cuenta el tiene que vivir más.

-¿y quiere que le rompa con él? ¿Eso me está pidiendo? Que valla y simplemente le diga adios. No lo voy a hacer amo a YoungJae como para hacerlo.

-no seas egoísta..

-¿el egoísta soy yo?-queria decirle tantas cosas, pero se las guardo era la madre de su novio y que derecho tenía él, si su rubio la había perdonado. -señora si no tiene más que decirme me voy. 

-JaeBum date cuenta, quieres acaso que Jae pasé toda la vida contigo, realmente merece más. No quieres verlo disfrutar de otras cosas.. Jae necesita vivir más su vida.

-pues podemos vivirla los dos, juntos. No me importa lo que opine.

Subió a su auto y bajo la ventana al darse cuenta que Mina se encontraba parada a su lado.

-JaeBum, basta, has lo que te pido.. Jae solo va a sufrir a tu lado.

-¿cómo lo sabe?

-por favor déjalo en paz.

-¡No! -subio los vidrios de su auto, lo encendió y emprendió a su casa dejando a Mina parada en medio de la calle.

-si no me escuchaste por las buenas, no me dejas más que hacerlo a las malas.

Se dio media vuelta y camino hasta su auto hecha una furia por dentro, lo encendió y se dirigió a su propia hogar.

Love Me -2Jae-¡Lee esta historia GRATIS!