🎨5: Operación "La loca de Harry Potter"

1.2K 128 11

Después de firmar el contrato con Big M, los chicos me enseñaron mi área de trabajo y también me ayudaron a decorarla. Todos sabían que mi gran pasión, aparte de los dibujos, era explorar nuevos lugares, así que entre todos pintamos en las paredes de mi estudio un nuevo mapamundi gigante con todos los lugares a los que he ido marcados de diferente colores, en cada país visitado agregamos las primeras palabras que había dicho al pisar el lugar.

Cada uno le agregó su toque, los gemelos agregaron un sombreado perfecto ya que era su especialidad, Dinah se encargaron de contrastar los colores perfectamente y Lauren y Lucy fueron las que agregaron las letras "Ni el cielo es el límite". Yo me encargué de dibujar el mapa junto a Hailee y ya caída la noche habíamos terminado esa obra maestra.

Nos quedamos hasta las 2 de la mañana tomando unas cervezas y después era Lauren la que me estaba acompañando hacia mi casa a pie, había tenido una fuerte conexión con la chica desde el comienzo, teníamos gustos iguales respecto a la música y también compartíamos el mismo arte por los dibujos y tatuajes. Lauren tenía varios tatuajes alrededor de su cuerpo, aparte de los de sus brazos (al menos eso me dijo ella) y yo como buena curiosa le pregunté cuál había sido su primer tatuaje.

-Una libélula. _comenté al ver el dibujo en su cuello.

-En honor a la madre de mi madre. _sonrió soltándose el cabello. -¿Cuál es tu último tatuaje, Russell?

Sonreí levantándome la blusa y mostrándole unas letras en mi costado derecho: "If you never try, then you'll never know".

-¿Qué significa? _preguntó la ojiverde a mi lado.

-Si nunca lo intentas, nunca lo sabrás. _sonreí. -Coldplay es una de mis bandas favoritas y decidí tatuarme la letra de una de sus canciones. _me encogí de hombros.

-Ese tatuaje me acaba de inspirar. _Lauren me miró con un brillo en sus ojos, un brillo al que pude deducir que era travieso.

-¿Qué está pasando por tu cabeza, Jauregui? _levanté una ceja divertida al verla.

-Tengo una ex novia... _empezó a relatar lamiendo sus labios. -Es una amante de Harry Potter. Un día le hice un tatuaje a un hombre que coleccionaba todo tipo de cosas de Harry Potter y quedó tan encantado con el tatuaje que me regaló el mapa del merodeador.

Sonreí sabiendo para dónde iba la cosa.

-En una borrachera fui a pedirle perdón por una discusión que habíamos tenido y de imbécil le regalé el mapa. Cuando terminamos le pedí el mapa y no me lo ha querido devolver. _rodó los ojos y yo me detuve cruzándome de brazos.

-¿A qué quieres llegar?

-Ayúdame a recuperar mi mapa, Russell.

-¿Quieres que entremos a la casa de tu ex novia a mitad de la noche, con cervezas en mano a robar un mapa? _suspiré y ella me miró con inocencia.

-¿Si?

-Hagamoslo. _choqué manos con ella y soltamos una carcajada.

Fuimos corriendo hasta la calle donde vivía la ex de Lauren la cual quedaba cerca de mi casa.

-¿Sabes escalar? _susurró Lauren sacando de su chaqueta de cuero un papel y un lapicero.

-Hice gimnasia en Rusia hace dos años, creo que sí. _sonreí mirando la ventana del que supongo era el cuarto de la chica.

Lauren sonrió empezando a escalar y yo la seguí con cuidado de no colocar mal mi pie. Jauregui abrió la ventana y me ayudó a entrar a la habitación de su ex. Mi primera palabra (susurrada obviamente) fue un: Obsesión. Literalmente, obsesión.

Es realmente genial que admire Harry Potter y que tenga los libros y todo eso. ¡Pero Jesús! Esa chica tenía pósters de los actores con fotos de ella misma pegadas a su lado. Tom Felton es novio de esa chica, por si no lo sabían.

-¿Te metiste con una loca, Jauregui? _susurré ayudándola a buscar el mapa.

Al parecer la chica tenía sueño pesado.

-En mis borracheras se me olvida hasta el nombre, Russell. No me juzgues. _siguió buscando entre los gabinetes. -Además, esta loca lo hacía muy bueno. _me lanzó una mirada pícara y yo rodé los ojos mirando hasta la cama de la chica.

El mapa del merodeador estaba ahí.

-¡Pss! Lauren. _susurré llamando la atención de la ojiverde.

Ella levantó una ceja y yo señalé el lugar donde estaba el mapa. Jauregui hizo una mueca y se situó a mi lado.

-100 dólares y me tatúo que soy un unicornio si lo tomas tú. _propuso y yo giré a verla.

-150 y haces mi tarea por un mes. _oferté y ella suspiró.

-Eso es mejor que tatuarme que soy un unicornio. Acepto. _chocamos manos y yo me acerqué más a la chica.

Respiré hondo y con el mayor cuidado posible intenté sacarle el mapa de las manos.

Pasaron dos cosas en ese momento, Lauren estaba retrocediendo para llegar hasta la ventana y se chocó con una saeta de fuego provocando su caída y sus padres al escuchar el estruendo subieron corriendo (la chica al parecer moría en lugar de dormir, porque siguió durmiendo como si nada) agradeciendo al cielo que estaba oscuro y que rápidamente saltamos por la ventana con el mapa en mano, los padres de la chica no nos reconocieron ayudando nuestra huida.

Lauren y yo corrimos como si nuestra vida dependiera de ello hasta mi casa, para cortar camino nos metimos por un jardín que estaba lleno de arbustos provocando que nos cortáramos la piel de la cara y un poco en los brazos  y finalmente ambas nos encerramos en mi cuarto.

-El corazón me va a mil. _susurró la ojiverde con voz temblorosa.

-Eso si que es adrenalina. _contesté soltando una risa nerviosa.

-¿Tienes el mapa? _tomó una bocanada de aire.

Levanté el mapa que se encontraba en mis manos y sonreí mirándola.

-Misión cumplida, Jauregui.

Ambas soltamos una carcajada tirándonos a mi cama.

(...)

-¿Jugaron a los gatitos anoche o...? _Dinah llegaba a nuestro lado con una sonrisa pícara adornando su rostro.

Lauren se había quedado dormida conmigo en mi cama y a la mañana siguiente mamá entró a mi cuarto preocupada porque aún no había bajado, al verme en la misma cama de Lauren soltó un chillido de la emoción  que logró despertarnos. Tardé un buen rato explicándole que no éramos novias.

-Digamos que tuvimos una noche loca. _Lauren le guiñó el ojo a DJ y yo rodé los ojos.

-¡Jauregui! _los gemelos llegaron casi corriendo hasta nosotras con Lucy y Hailee detrás.

-¿Qué ocurre? _preguntó la ojiverde viéndolos llegar.

-Anoche se metieron a la casa de tu ex novia. _contestó Finn con una sonrisa.

-Al parecer no le robaron nada. _continuó Jack con la misma sonrisa de su hermano.

-¿Y...? _Lauren hizo un ademán con las manos para que continuara.

-¿Cómo estás, Russell? _Lucy se hizo a mi lado y me ofreció un poco de la bebida que tenía en sus manos, gustosa acepté.

-¡La policía está buscando a los culpables! _finalizaron ambos mientras que yo escupía toda la bebida que tenía en mi boca, en la cara de Jauregui.

-¡MIERDA! _gritamos todos a la vez.

London (CAMILA CABELLO Y TÚ) Donde viven las historias. Descúbrelo ahora