84.

1K 86 1

El hecho de que todas las mañanas despertando junto a Niall significaban estar pegados el uno al otro, abrazos perezosos y caricias para prepararse para el día que empezaba, solo significaba que cuando eso no pasaba lo extrañaban más que a nada.

Usualmente cuando despertabas sin tu porción de besos y abrazos era porque Niall no estaba en casa. Porque estaba de gira o haciendo algún tipo de promoción para el álbum pero el hecho de que esta mañana estaba a tu lado en la cama pero nada había pasado solo hacia todo más difícil.

Pestañeaste un poco mientras te acostumbrabas a la poca luz que entraba por una ranura pequeña en las cortinas mientras te estirabas un poco y te acostabas sobre tu espalda, mirando hacia tu lado derecho para ver la figura dormida de Niall. Te estaba dando la espalda, acurrucado en su lugar lo más separado de ti posible, casi estaba hasta la orilla. Dejaste salir un suspiro y rodaste los ojos, retirando las sábanas de tu cuerpo y saliendo de la cama.

Los recuerdos de la noche pasada llenaron tu mente; lo que había empezado como una buena noche de sábado en el club con sus amigos había terminado en una discusión llena de alcohol entre ustedes cuando un chico había tratado de coquetear contigo. Y por supuesto, Niall no se había limitado con las bebidas, había terminado el tour un par de días atrás y no había tenido oportunidad de ver a sus amigos así que cuando llegó la primera oportunidad de tener una noche de diversión, risas, alcohol y bailes, por supuesto que Niall iba a sacarle el mayor provecho posible.

Así que sí, probablemente fue el alcohol lo que encendió algo irreconocible dentro de él que cuando miró a un chico random y bastante guapo envolver su brazo en tu cintura, comenzó a ver todo rojo.

•••

"—Disculpa, ¿qué mierda crees que estás haciendo tocando a mi chica, hombre?— Niall murmuró lo mejor que pudo a causa del alcohol, tomando la muñeca del chico y retirándola con fuerza de tu cuerpo. Tus ojos se abrieron sorprendidos cuando miraste al chico alejarse y elevando sus manos en señal de inocencia.

—No estoy buscando problemas, amigo. Literalmente me estaba diciendo que tenía novio. No puedes culpar a un chico por intentarlo, ¿no?— El chico rubio te miró y le sonreíste un poco, tratando de que tu sonrisa se mirara como una disculpa ante las acciones de tu novio al mismo tiempo.

—Sí, bueno. No intentes una mierda con ella, ¿te quedó claro? Es mía.— Niall mencionó, apuntando con su dedo al chico, el alcohol hacía que su voz sonara menos amenazante pero la intención seguía allí.

—¡Niall, ya!— lo llamaste, enredando tu brazo alrededor del suyo en un intento de alejarlo del chico. Niall te miró por unos segundos y después trató de soltarse de tu agarre y volvió a girarse hacia el chico.

—Creo que necesitas controlarte un poco, hombre.— El chico negó un poco con su cabeza, afortunadamente no teniendo intención alguna de seguirle el juego a Niall, tomó el resto de su bebida de un trago y dejó el vaso sobre la barra antes de retirarse.

—¿Qué mierda fue eso, Niall?— Preguntaste con enfado, retirando su mano de tu espalda.

—¿Qué? ¿Hubieras preferido que lo dejara coquetearte de esa forma? Te gusto, ¿verdad?— Niall mencionó, sentándose en uno de los bancos en la barra, dejando su cabeza sobre sus manos y tratando de actuar como si no sintiera que el lugar completo estaba dando vueltas.

Lo miraste sin decir nada por unos segundos, mirando su figura débil a causa del alcohol estando de pie aún lado de él. Deo y Willie llegaron a tu lado al sentir que algo pasaba cuando miraron a Niall desde el otro lado del club.

Imaginas | Niall Horan¡Lee esta historia GRATIS!