15: Todo puede salir mal

150 24 10

Las campanas de la iglesia de Sioux Falls retumbaban anunciando que la medianoche había llegado.

Emma y Taylor caminaban junto a Carla por el parque del pueblo entre sollozos, aún impresionadas por los sucesos de las horas anteriores.

—Taylor, ¿Cómo se supone que voy a decirle esto a sus padres? ¿Cómo voy a vivir sin mi Agni? ¿Cómo voy a vivir sin mi mejor amigo? —Emma estaba hecha un desastre, si antes había dicho que ella siempre lucía hermosa, esta vez era definitivamente la excepción.

Su cabello se encontraba vuelto una extraña maraña sin forma alguna, su cara bañada en lágrimas y rímel corrido, Taylor se encontraba con su cola de caballo perfectamente, pero su cara estaba igual o peor que la de Emma, Carla estaba como debía estar una recién secuestrada, con el cabello, la cara y la ropa desordenada, las tres eran un desastre.

—Emma... Todo va a cambiar, nada será igual.

—¡Obviamente no! Mi mejor amigo, el chico con el que pasé toda mi vida no va a estar más... ¿Cómo se supone que superaré eso?

—No creo que eso se pueda superar, Emma, simplemente tenemos que... pensar en cómo salir de esto, por Agni.

—Tenemos que pensar en un muy buen plan, tenemos que hacer todo lo que esté en nuestro alcance, es posible que aún siga vivo —Los ojos llorosos de Carla brillaban con la luz del parque, si era por las lágrimas o la esperanza, no lo sabían, pero lo que si sabían, era que Carla las iba a ayudar pensando en cómo salir y sacar a todos los que amaban de aquél embrollo.

Agni también había pensado.

Agni había pensado en un plan que parecía ser perfecto y en el que nada podía salir mal.

Pero todo salió terriblemente mal.

***

Seis horas antes

Agni salió de su casa en su auto dirigiéndose a poner en marcha su perfecto plan.

—No tengo un buen presentimiento sobre esto, chicas, deberíamos suspender esto —Selena caminaba de lado a lado con su teléfono en la mano, Emma la fulminó con la mirada.

—¿Estás pidiendo que dejemos que Agni vaya y se intercambie por Carla dejándolo a merced de un loco? ¿Estás drogada o que mierda, Selena?

—Obvio no, nunca sería mi intención que algo le pasara a Agni... ni a ustedes —Selena frunció el ceño.

—Entonces deja tu síndrome de vidente y prepárate, porque tenemos que llegar a la casa de Carla en muy poco tiempo —Emma se levantó del sofá  y se dirigió a la cocina a buscar todo tipo de objeto que pudieran usar como armas.

Encontró cuchillos, tenedores, alfileres, encendedores, fósforos e incluso gas pimienta, lo empacó todo en una bolsa plástica y salió de la cocina con todas sus armas.

—¡Vaya! ¿Quién iba a pensar que Agni tenía una armería en su cocina? —Taylor admiró la bolsa que Emma traía en su poder —. ¿Qué tanto encontraste?

—Cuchillos, tenedores, alfileres, encendedores, cajas de fósforos y dispensadores de gas pimienta, así que tenemos cosas para defendernos cada una —. Emma abrió la bolsa plástica y repartió equitativamente los objetos que utilizarían como armas.

—Muy bien, estamos listas ahora, ¡Vamos entonces! —Taylor se levantó entusiasmada.

Iban a salir de la casa cuando el teléfono de Selena vibró en señal de un nuevo mensaje.

Emma Hamilton - Asunto Pendiente #1Donde viven las historias. Descúbrelo ahora