Nueve

1.1K 244 55

Hoseok

Las penetraciones eran rápidas, Yoongi gemía mientras pasaba sus manos por mi cuello.
Cerré los ojos y seguí penetrándolo, unos ojos almendras, sonrisa tímida y lindos cabellos castaños aparecieron en mi mente; así me corrí.

¿Qué fue eso?

Jimin

Mis ojos ardían. Después de ver esa desagradable escena, silenciosamente me metí a mi habitación.

Mi almohada se convirtió en mi hombro, la abracé y lloré. Hoseok jamás le haría caso a alguien como yo y aunque tenía una pequeña esperanza pero yo... creo que lo mejor sería tener al bebé y alejarme para siempre de la vida de ellos.

Sé que eso será lo mejor. Si me quedo sólo me haré sufrir, no podría ver a Yoongi criando a mi hijo... porque aunque se lo daré a ellos es mi hijo. No podría ver como ellos lo crían felices... juntos y felices. Tal vez en otro universo donde eligiera mejor a mis amistades podría estar con Hoseok.

Yoongi

Mi vista se paseaba por todo el lugar buscando a Jimin. Tenía que contarle que me gusta Jin, me gusta todo de él. Su cabello, su sonrisa, sus labios, su forma de caminar... y su forma de besar. Él me besó en el baile de primavera, es algo que no le conté a Jimin pero ya no puedo ocultarlo más.

Localizo a Jimin y sonrío, él es mi mejor amigo y lo quiero demasiado así que es tiempo de que sepa. Corro hacia el árbol y antes de llegar algo hace que me detenga... no sé cómo describir lo que siento... es... es como un ardor que empieza en el estómago y se va extendiendo por todo mi cuerpo. Jin tiene una pancarta que dice "¿Quieres salir conmigo, Jimin?". Jamás me había sentido traicionado y no le deseo a nadie esto. Me doy vuelta y corro hacia adentro de la universidad, me dirijo a los baños y cuando entro cierro con seguro.

Jimin me traicionó y yo haré lo mismo.

Jimin

El incesante sonido de mi celular hizo que me fuera imposible seguir durmiendo. Lo busco a ciegas con mi mano y lo encuentro en la mesita. Levanto mi cabeza y leo el nombre con dificultad. "Namjoon", me tallo los ojos y contesto.

—Bueno.

—Ahm... buenos días, Jimin. Lamento si te desperté es solo que hoy es mi día de descanso y quería saber si tú, digo si no tienes nada más que hacer y si quieres claro... ¿puedo invitarte a almorzar?

Pienso su propuesta y recuerdo la escena de ayer. Hoseok ama a Yoongi y haga lo que haga jamás se fijará en mí.

—Claro, Namjoon. ¿A qué hora?

Hoseok

No pude dormir en toda la noche, ¿cómo pude llegar al orgasmo pensando en Jimin?

Eso fue demasiado malo, yo amo a Yoongi y eso... eso no está para nada bien. Suspiro mientras como de mi cereal, hoy es domingo por lo cual no tengo que ir al trabajo. Yoongi sigue dormido y supongo que Jimin también. Decido no seguir comiendo y llevo el tazón al fregadero. Lo lavaré más tarde. Salgo de la cocina y camino hacia las escaleras, me sorprendo pues veo a Jimin bajando y él está arreglado, un pantalón de mezclilla negro, una camisa blanca y unos simples converse altos rojos y así de sencillo se ve muy bien.

—Buenos días. Hoseok— él no me dijo Hobi.

—Buenos días, ChimChim.

El asiente con un intento de sonrisa y me confunde más. Había notado que el decirle de esa manera lo ponía feliz pero ahora... es totalmente diferente.

—¿Saldrás?

El asiente y termina de bajar las escaleras, pasa a mi lado y el delicioso aroma a vainilla invade mi nariz.

—¿Con quién lo harás, Jimin?—pregunto y al instante me arrepiento pues soné muy brusco— digo, ¿tardarás mucho?

—Saldré con Namjoon y no lo sé, Hoseok.

No sé si él lo habrá notado pero mis cejas se alzaron al momento en que mis ojos se abrieron lo más que les fue posible. ¿Por qué con Namjoon?

—No puedes salir con él— mi voz salió firme y tosca pero no me importa. Él no puede salir con Namjoon.

—¿Perdón?— Jimin frunce el ceño y antes de que hable él lo vuelve a hacer—mira, Hoseok. Que yo vaya a ayudarles a tener a su bebé no significa que puedan ordenarme, ni tú ni Yoongi.

Y sale por la puerta. Mi cuerpo tarda en reaccionar pero cuando lo hace corro hacia afuera y veo a Jimin abriendo la pequeña valla que rodea a la casa. Corro hacia él y lo tomó del brazo dándole vuelta.

—¿Qué te pasa, Hoseok?—pregunta totalmente confundido.

—No puedes salir con él, es nuestro doctor y no sería nada profesional que lo hagan.

El negó con la cabeza y habló.

—Eso es estúpido, no vamos a hacer nada ilegal, sólo iremos a almorzar.

Jimin intente darse vuelta y lo vuelvo a tomar del brazo.

—Jimin... no vayas... no con él, por favor. Si quieres podemos ir a comprar ropa para el bebé o podemos ver películas, podríamos ir a tu antiguo departamento a recoger las cosas que te faltan pero no vayas con Namjoon... te lo suplico.

¿Me prestas tu vientre? | Hopemin Yoonseok ~ M-preg¡Lee esta historia GRATIS!