🎨4: Big M Tattoo

1.1K 136 10

-¡Hey Russell! _la rubia alta a quien recordaba que se llamaba Dinah llegó a mi lado con una sonrisa.

-Hey. _sonreí mirándola. -¿Sucede algo?

-Los chicos se fueron temprano y me pidieron que te dijera que Big M quiere que vayas al estudio para conocerte. _contestó empezando a caminar a mi lado.

-De acuerdo, ¿Algún consejo? _levanté una ceja acercándome de forma confidencial.

-¡Pfff! Ese viejo panzón es un amor. _Dinah bufó agitando su mano despreocupadamente cosa que me hizo reír.

-Eso me tranquiliza un poco. _suspiré acomodando mi mochila.

-Le caiste bien a su hija que tiene más cara de orto que él, no tienes que preocuparte de nada. _rió de su propio chiste y me contagió a mi.

Caminé junto a Dinah hasta su auto diciéndome mentalmente que debía recordarle a mi madre que necesito un auto realmente y entonces fue allí donde empecé una conversación más íntima con la rubia. Me dijo que tenía una familia numerosa, que le apasionaba cualquier forma de demostrar el arte, que era la hija perdida de Beyoncé y que si me atrevía a contradecirla me botaba del auto.

Dinah era una chica muy espontánea y alegre, siempre tenía una sonrisa adornando su rostro y sus tatuajes (los cuales adornaban su brazo izquierdo)  me encantaban. El que más llamó mi atención era uno que tenía en su antebrazo, era el único tatuaje que no tenía colores de diferentes tonos, no era tan grande y era parecido al símbolo infinito, la diferencia era que tenía una flecha.

Dinah notó mi mirada en su tatuaje y sonrió.

-Fue mi primer tatuaje... _empezó a contar con una sonrisa. -Es el símbolo Malin, significa que necesitas vivir contratiempos en la vida para seguir adelante. Recuerdo perfectamente que en esa época conocí a Lauren y a Big M, teníamos una situación económica muy difícil en casa y salí a buscar trabajo, Big M observó mi trabajo y le gustó, nunca antes había hecho un tatuaje y el se ofreció en enseñarme, me dió trabajo y me pagó por anticipado para ayudar a mi familia. Cuando estuvimos económicamente mejor, decidí que mi primer tatuaje sería ese.

Terminó de relatar mirándome brevemente. Me sorprendía enormemente la chica, tuvo una situación difícil, no perdió las esperanzas y cuenta su historia mirando con orgullo su primer tatuaje. Sonreí subiéndome un poco la  chaqueta para dejar ver uno de mis tantos tatuajes. Eran las fases de la luna ubicados justo donde termina mi antebrazo.

-Mi primer tatuaje me lo hice en España, fue el segundo país al que tuve que ir por el trabajo de mis padres y estas lunas significan que debemos adaptarnos al cambio constante, encaja perfectamente con mi situación. _sonreí mirando a Dinah quien también lo hacia.

-Es divertido escuchar este tipo de historias, en nuestros ratos libres le voy a decir a los chicos que cuenten la historia de su primer tatuaje. _ambas reímos bajándonos del auto y caminamos hasta el estudio de tatuajes.

Ya adentro ví las caras conocidas de mis nuevos amigos (exceptuando a los gemelos y a Hailee) y el famoso Big M estaba presente en el lugar. Era un señor mayor, unos 40 años en adelante, alto, contextura gruesa y sus brazos cubiertos de tatuajes.

-Debes ser ______ Russell. _dijo el hombre con voz ronca pero una sonrisa adornaba su rostro.

-Soy yo, un placer conocerlo. _extendí mi mano y el la aceptó.

-Michael Jauregui, pero puedes decirme Big M. _me guiñó un ojo con complicidad y yo sonreí. -Lauren me dijo que has viajado por casi todo el mundo.

-Totalmente cierto. _miré a la ojiverde quien estaba al lado de su padre chupando una nueva paleta de dulce con esa sonrisa traviesa tan característica que tenía.

-¡Genial! A este negocio le vendría bien unas vibras nuevas y realmente amé tu dibujo, espero que tengas más para mostrarme. _Big M levantó una ceja expectante.

-Tengo mucho más para ofrecerle. _fue mi respuesta totalmente confiada.

-¡Estupendo! Bienvenida a la familia, Russell. Iré a mi oficina a redactar tú contrato para que sea oficial. _Big M me guiñó un ojo y entró rápidamente a su oficina.

-Bienvenida a tu tercera casa, Russell. _dijo la castaña a quien recordaba que se llamaba Lucy.

Mascaba un chicle mientras ladeaba su cabeza con una sonrisa. Tenía el abdomen descubierto el cual dejaba ver un tatuaje con unas letras escritas en su costado, el resto de sus tatuajes adornaban sus brazos y uno que otro adornaba su cuello.

-Un maravilloso placer hacer parte de esta familia. _le guiñé un ojo.

La puerta del local fue abierta y entraron unos sonrientes gemelos y una Hailee un poco enojada cargando unas bolsas llenas de comida y bebidas.

-Los odio. _dijo rodando los ojos al escuchar las carcajadas de los gemelos.

-¿Qué sucedió? _preguntó Lauren levantando una ceja y acercándose rápidamente para ayudar a Hailee.

-Que hicimos una apuesta de que Finn no podría conseguir el número de una chica que estaba con su novio, pero estos dos se tienen mucha confianza y apostamos que yo cargaría las bolsas de todo si lo conseguía, pero si no, ellos tendrían que hacerse un tatuaje con mi rostro. _Hailee hizo un puchero y Lauren la miró con una pequeña sonrisa.

Los gemelos nuevamente se burlaron de Hailee diciendo que eran los más guapos del mundo y que podían conseguir el número de cualquier chica que deseen. Sonreí ante las ocurrencias de esos dos y ellos notaron mi presencia acomodándose a cada lado de mi cuerpo.

-Hola bonita. _dijeron ambos al unísono.

-Si quieren mi número de teléfono, les aseguro que no lo tendrán. _me apresuré a decir con una sonrisa provocando que ambos me miraran con un puchero.

-Aguafiestas. _nuevamente hablaron a la vez y todos reímos.

-¿Big M ya te contrató? _preguntó Hailee sacando una bebida de la bolsa que antes estaba en sus manos.

-Aún no firma el contrato, pero ya hace parte de "Big M Tattoo". _contestó Dinah guiñándome un ojo.

Miré a Hailee unos segundos, era una linda castaña de ojos marrón, tenía tatuado su brazo izquierdo y como tenía una blusa con escote, noté que en su espalda también tenía algo de tinta. Big M me llamó para entrar a su oficina y con una sonrisa de parte de los chicos, entré al lugar. Sus paredes eran de un tono rojo sangre decoradas con muchos cuadros acomodados uniformemente, tenía un escritorio de vidrio, una computadora de última generación y una cafetera en la esquina.

Big M miraba unos papeles sobre su escritorio y al notar mi presencia sonrió.

-Firma esto y empezarás a trabajar oficialmente para mí. _Big M me tendió un lapicero y yo suspiré mirándolo.

-Antes debo decirte algo. _me senté frente a él.

-Sueltalo. _frunció el celo cruzando sus manos.

-No sé cuánto tiempo voy a durar en Boston, mis padres tienen un trabajo algo complicado y viajamos mucho, entonces no tengo idea de cuánto pueda trabajar contigo. _aclaré recibiendo una sonrisa de su parte.

-No te preocupes, Russell. Éste será tu trabajo hasta que te vayas.

Sonreí revisando los papeles y verificando que todo estuviera en orden, finalmente firmé y Big M estrechó mi mano.

-Los chicos te mostrarán tu zona de trabajo. _dijo y yo asentí caminando hasta la puerta. -______.

Llamó y yo giré a verlo.

-Bienvenida a la familia.





London (CAMILA CABELLO Y TÚ) Donde viven las historias. Descúbrelo ahora