El Juego del Diablo - (Creepypasta)

467 13 4


Reza, pues los demonios no gozan de razón

Satanás aguarda para maldecir tu camino

¿Lo has visto en sus ojos al atardecer?

¿Te has preguntado si ríe cuando juega?

Kansas, «El Juego del Diablo».

Este es un conjunto de instrucciones sobre cómo hablar con el Diablo.

Lo cual, como aquellos de ustedes con algún vestigio de inteligencia podrían deducir, es una proposición claramente estúpida; una que muy probablemente podría culminar en cualquier cantidad de destinos profundamente desagradables. A decir verdad, tal vez sería más prudente que publicaras la información de tu tarjeta de crédito en Facebook o que emprendieras una carrera de peleas contra cocodrilos.

Pero, desde luego, eso no te detendrá, ¿o sí? Al menos no si estás sinceramente interesado. En un nivel técnico, si haces todo a la perfección, existe una buena probabilidad de que salgas ileso, y eso parece ser razón suficiente para que algunas personas decidan que es una buena idea. Más aún si eres del tipo que son adictos a los sustos, amantes de la adrenalina y tentadores del destino. O del tipo desesperado.

Lo cual me lleva a un punto de clasificación que debo hacer. Este NO es un manual para realizar ninguna clase de trato Faustino —ya sabes, toda esa clase de tratos para vender tu alma—. Si sucede que sacas el tema de conversación, el Diablo ciertamente no estaría inclinado a rechazarlo; pero seguir adelante con un trato tan insensato ameritaría remover algunas de las protecciones que habrás colocado de antemano, y no creo que deba deletrearte por qué eso sería una MALA idea. Si en verdad eres tan matemáticamente discapacitado como para querer intercambiar algo que durará una cantidad infinita de años por algo que podría durar alrededor de noventa años como máximo, entonces hay muchos otros rituales ahí afuera que puedes seguir. Este, de realizarse correctamente, solo debería permitir que ambos hablen.

Eso quizá plantea la pregunta de POR QUÉ exactamente querrías hablar con el Diablo en primer lugar. (Quizá a algunos de ustedes solo les gusta la idea de sacarle plática a entidades ocultistas extremadamente peligrosas, pero por el bien de la raza humana espero que la mayoría no sean tan estúpidos). La respuesta corta es esta: él SABE cosas. Cosas que algunos de ustedes pueden tener un alto interés personal en descubrir. Ahora bien, él no es omnisciente ni nada por el estilo —por más que le guste pretender lo contrario, no es Dios—, pero definitivamente posee una ventaja sobrenatural sobre el tipo de conocimiento que cualquier humano es capaz de obtener. Por ejemplo, quizá no sería capaz de predecir cuándo ocurrirá la siguiente Guerra Mundial, ni podría decir la cura para el cáncer... pero muy fácilmente podría predecir los números ganadores de la lotería de quinientos millones de dólares de mañana, o decirte qué condición mortal y no diagnosticada podría estar afectando a uno de tus seres queridos.

Por supuesto, el Príncipe de las Tinieblas no anda repartiendo los números ganadores de la lotería a cualquiera que lo pregunte. Y confiar en cualquier tipo de información obtenida de un ser que comúnmente es descrito como «el padre de todas las mentiras» te volvería susceptible a terminar en una situación todavía peor que en la que estabas antes. Sin embargo, si estás empecinado en descubrir algo y has agotado todas las demás opciones, EXISTE una manera para tratar de obtener información acertada del sujeto.

Verás, como muchos de los villanos más urbanos de la cultura popular, el Diablo tiene una pequeña afinidad por los juegos y las apuestas. Claro, la razón por la que le gustan tanto es que casi siempre gana. A menos que resulte que eres un violinista llamado Johnny o que estés siendo representado por Daniel Webster, probablemente te pateará el culo. Pero si estás lo suficientemente determinado como para encarar los riesgos y pronósticos adversos, existe un tipo de juego en particular que puedes jugar para tratar de ganar la información que necesitas.

Historias - Creepypastas¡Lee esta historia GRATIS!