GRACIAS A USTEDES:

624 91 72

MIS NIÑOS, MIS CACHORROS. ESTOY MUY EMOCIONAL JUSTO AHORA PORQUE LLEGAMOS AL FINAL.
Estoy como que me la creo y al mismo tiempo que no. Este viaje, esta historia llevó mucho mucho tiempo y ay. Aquí están mis palabras:

De la destrucción viene una construcción.

Llegamos al final. Empecé esta historia escribiéndola con un montón de miedo, presioné el botón de publicar con los ojos cerrados porque juro que me temblaban las manos por los nervios.

Simplemente dije "Va"

Al inicio estaba super ansiosa, no sabía qué esperar, cómo sería la respuesta de los lectores (si es que llegaba a tener) sin embargo yo ya tenía como tres o cuatro capítulos adelantados y listos para publicarse porque me gustaba escribir, me gustaba la historia y me encantan los personajes. Una vez que empecé ya no pude dejar de escribir, mi cabeza continuó pensando en más y más.

No esperaba y tampoco deseaba tener cientos y cientos de lecturas, simplemente dije "Si hay una persona que me lee, está bien, por ella o él seguiré escribiendo." Además de que necesitaba saciar esa necesidad de que no había suficientes historias Mikayuu, que las descontinuaban, que no me llenaban. Todo comenzó por eso: dije, si no hay historias como las deseo, entonces yo las voy a crear.

Yo recuerdo que me emocioné muchísimo cuando tenía treinta y tantos vistos, para mi era ¡WOW! No podía pedir más. Luego, en el próximo vistazo que di eran 200 y se me salía el alma hasta que UN DÍA, después de que llevaba más de la mitad de la historia vi los vistos y YA TENÍA UNA "K"

¿Había tanta gente leyéndome?

A pesar de que solo aparecen números, aprecio cada número porque representan a las personas. Un número es una persona. Una persona es todo un mundo. Y ahí estaban ustedes leyéndome, comentándome, mandando mensajes de aliento. Me llenan siempre de amor con cada pequeño detalle.

Me dieron la oportunidad de leerme una frase, oración, palabra y estoy muy agradecida por que me permitieron entrar a sus cabezas por medio de la historia. Que me dediquen minutos, horas, DÍAS que se aventaban maratones con los capítulos.

Mi super mayor sueño era tener comentarios en los párrafos. Ni idea, yo veía las demás historias que los lectores reaccionaban a ello, y cuando comenzaron a hacerlo me sentí completamente realizada en la vida sdfj.

Hablando de la historia; si, me sacó completamente de mi zona de confort porque fue una historia sencilla, una vida cotidiana, no hay aventuras grandiosas o ciencia ficción, no hay monstruos o peleas. Tuve que investigar muchísimo, pasé días investigando para poder escribir cosas que se apegaran a la realidad.

Esta es una historia que yo deseaba tomar como cliché; de dos amigos que se enamoran y sabemos por donde va el camino, sin embargo, quería convertir eso en algo que pudieran disfrutar sin importar el final. Lo tomé como un desafío. Hubo varias veces donde me quedé fuera de lugar porque no tenía idea de lo que hacía, no estaba satisfecha; porque eran capítulos donde no pasaba nada alucinante, eran situaciones cotidianas, momentos por los que todos podemos vivir al día con día, pero luego llegaban ustedes y me decían que les encantaba. Entonces yo JAMÁS me permití despreciar un capítulo que ustedes tanto querían.

Cuidé la primera página de esta historia de la misma manera en que cuidé la última. Las escribía, leía, releía, editaba, investigaba y preparaba para finalmente postearla.

Me sentí alucinada cuando me avisaron que compartían el fic, que lo recomendaban, que incluso había amigas que se ponían de acuerdo y shippeaban juntas lo que pasaba sdjfkh.


Sobre la historia; espero haber dejado algo, una semillita que se convierta en un fruto en sus valores, en su forma de pensar.

Hablamos de todo un poco aquí, a pesar de que el ambiente era muy normal, estábamos llenos de sentimientos y emociones.

Fue muy muy muuuy grato para mi escribir sobre las diferentes discapacidades, los problemas emocionales, los cambios de rutina, sobre la familia, sobre el amor, sobre la amistad.
Era muy importante para mi poder dejar el mensaje de que podemos superar todo; con sacrificios, con dificultades, llorando un poco, enojándonos un poco más, con ayuda de amigos, con la familia, con desconocidos, incluso con consejos de libros que son considerados para niños...

Las dificultades están ahí, día con día. Cada uno vive sus problemas, pero que esto no impida que no veamos a los demás. Juntos podemos hacer más.

También, deseo que, gracias a este fic, sean más conscientes que, aunque hay personas que tienen límites en sus cuerpos, no significa que no pueden tener una buena vida y ser integrados con normalidad.
Yuu con su ceguera al inicio podía divertirse como cualquier otro niño; claro que requería ayuda extra y un poquito más de esfuerzo, pero era igual a cualquier otro niño.
Mikaela con su depresión, siendo ayudado por Krul constantemente, aferrándose a los momentos de felicidad que tenía con los niños en el hospital, buscando siempre cosas por hacer para mantenerse ocupado.
Las enfermedades y los accidentes, como la madre de Yuu, Akane y Yoichi, ocurren siempre, todos los días. Nunca hay que olvidar dos cosas: disfrutar siempre a las personas que tienes a tu lado, y que cuando ocurre el momento en que llegan al hospital, no solo se convierte en una batalla para ellos, sino también para los médicos, enfermeras y todo el personal de salud que se esfuerza por mantener la vida el mayor tiempo posible.

Esta historia no se trata de verlo por fuera, sino por todos los ángulos: El lado de los médicos, el lado de los pacientes. Las causas y las consecuencias. El amor y la pérdida. La lucha y el cansancio. Todo junto mientras la vida sigue, mientras el tiempo continúa corriendo.

Pero algo sí que es muy importante: El amor.

Muchas gracias; lo repetí en casi que cada capítulo. Los agradecimientos NUNCA dejaré de darlos. En cada historia, sobre todo en esta que ha durado 2 AÑOS.

Mis habilidades de escritura y yo crecimos con esta primera historia larga de los cachorros que más quiero que son Mika y Yuu. Por supuesto que, como un viaje, no termino la historia siendo la misma que la inicié.
Esta historia fue el comienzo. A pesar de que termina, es mi nuevo comienzo.

MUCHÍSIMAS GRACIAS POR LLEGAR HASTA AQUÍ CONMIGO. 

► Un Nuevo Comienzo Donde viven las historias. Descúbrelo ahora