- Capitulo 19 -

1.2K 83 2

-Sí, si ya entendí- dijo con fastidio.

-Es que es increíble eso Diego- seguía indignada, Jared mientras reía camino escaleras arriba.

-No necesito que la lleves, yo la llevare es mi HER MA NA, mi responsabilidad- no era responsabilidad suya, era de sus padres. Los cuales hasta ahora no he conocido.

- ¿Qué?- solté una carcajada - ¿Para qué Anna regrese con bolsas llenas de chaquetas de piel y botas negras?- levante una de mis delgadas cejas -No lo creo.

-Creí que había sido claro, No te quiero en mi vida y mucho menos en la de ellos- se refería a sus hermanos.

-Demasiado tarde- le dije caminando hacia las escaleras ya que Anna bajaba por estas. Cambiaria ese short de mezclilla y blusa celeste, por un hermoso vestido.

- ¿Lista?- le pregunte sonriente

- ¡Sí!- alargo emocionada.

Abrí mi bolsa para buscar mis llaves pero recordé que Luis se había quedado con mi auto. Volteé a ver a Diego quien me miraba divertido ya que sabía que no traía mi auto.

-Dame tus llaves- le dije, más bien ordene y soltó una carcajada.

- ¿Estás loca?

-No-sonreí hipócritamente -Dame las llaves- repetí pero él no se movía en lo absoluto.

-No te daré nada- se cruzó de brazos -O yo las llevo... o no van.

-Anna- llame con voz tierna -Me esperas en el auto ¿sí?- le dije y la pequeña asintió con la cabeza para después salir por la puerta hacia el auto de su hermano. - ¿Seguro que no me las darás?- me acerque lentamente hacia donde estaba él.

- ¿Que no me escuchas?- pregunto de mala forma mientras que yo seguía aproximándome hacia él.

-Si te escuche- afirme -Pero sé que cambiaras de opinión- sonreí mostrando mi dentadura.

-Tú no sabes nada...- no término la oración ya que lo tome de la nuca, atrayéndolo firmemente hacia mis labios, sus labios comenzaron a mezclarse con los míos. Pero en cuestión de segundos corrió su rostro.

- ¿Qué?-soltó una amarga carcajada - ¿Crees que con un beso logras lo que quieras?

-No lo sé- sonreí mientras me acercaba a su cuello -Dime tu- le dije mientras comenzaba a depositar pequeños besos sobre los lunares esparcidos en esa zona de su piel.

-Eres patética- rio -Sabes...- no lo deje terminar cuando ya había sacado las llaves de su bolsillo. Se quedó estático mientras yo me alejaba de él prácticamente corriendo.

- ¿C...Como hiciste eso?- no alcance a llegar a la puerta ya que me había tomado del brazo obstruyendo mi huida.

-Soy más lista de lo que crees- di un fugaz beso en sus labios haciéndolo fruncir el ceño, me libre de su agarre y salí corriendo lo más rápido que mis tacones permitían.

Presioné el botón que quitaba el seguro y la alarma para que pudiéramos subir al auto.

- ¿A dónde iremos?- pregunto Anna sonriente.

-Iremos a el centro comercial - le respondí -A buscar el vestido más lindo.

El trayecto al centro comercial fue divertido, Anna me preguntaba cosas como cuál era mi color favorito, animal preferido. Al contrario de su hermano mayor, a ella si le interesaba conocerme.

Entramos tienda por tienda, y no había tienda en la que no saliéramos con bolsas, al igual que no había tienda por la que no se deslizara mi tarjeta.

Nos sentamos en una banca para descansar, más bien yo ya que traía todas las bolsas.

-Yonha solo veníamos por un vestido- dijo riendo la pequeña.

-Creo que me emocione un poco- le conteste entre risas.

- ¿Te gustaron?- le pregunte ya cuando íbamos de regreso a su casa.

-Mucho- contesto con una enorme sonrisa. -A mi mami le gustaban con florecitas- ¿le gustaban? -Diego dice que está en el cielo...- dijo mirando hacia la ventana, de inmediato un nudo se me hizo en la garganta. -...Con mi papi cuidándonos- sonrió -Les gustaran mucho los vestidos que me compraste- volteo a verme y yo hacia todo lo posible por contener mis lágrimas.

-Claro que si hermosa.

•La Jugada del Destino• [[TERMINADA]]¡Lee esta historia GRATIS!