Finish

3K 620 479

"Némesis"

Capítulo 8: Finish




Había sucedido en cuestión de segundos y cuando se percató de lo que ocurría, ya se hallaba corriendo en sus cuatro patas fuera del lugar en donde había estado encerrado todos estos meses, deseoso por el afán de libertad y lejos del dolor que le causaba Jungkook. Su lobo interior se había revelado contra su alfa y se negaba a seguir sufriendo en vida propia las penurias que le causaba este, negándose a afianzar el vínculo que estaba casi roto cuando Jungkook lo mordió para fortalecerlo nuevamente. Al cambiar a su forma de lobo de manera tan repentina, obtuvo el tiempo suficiente como para salir de la habitación y huir lejos de la casa de Jungkook y de la manada, haciendo caso omiso al destrozo que realizo al transformarse dentro del cuarto y de las miradas sorprendidas de los demás miembros que observaban embelesados al lobo de pelaje blanco y ojos celestes más hermosos que jamás hallan visto correr en busca de su libertad, siendo la sangre en sus patas delanteras, las únicas que arruinaban el perfecto pelaje blanco del omega.


Jungkook venia tras de él, podía sentirlo, la tierra bajo sus patas temblaba a causa del peso y la velocidad del gran alfa de pelaje negro y ojos rojos que adoptaba su compañero cuando se trasformaba. Solo una vez había visto a Jungkook adoptar su forma verdadera, y fue cuando algunos vampiros neófitos trataron de atacar la manada, siendo repelidos rápidamente por la fuerza combinada de Dae-hyun y su hijo. Solo era cuestión de tiempo para que Jungkook lo alcanzara, sus patas sangraban a causa de las heridas reabiertas y era un milagro de que aun no se desplomara en el suelo dado el débil estado en el que se hallaba su cuerpo, pero suponía que se debía a su afán de libertad y anhelo de que una vez libre, iba a conseguir aquella felicidad que tanto buscaba, tan solo tenia que seguir corriendo, sin detenerse y sin mirar atrás. ¿Qué iluso seguía siendo, no es así?, pero cuando estas a punto de morir, siempre habrá algo a lo cual los vivos buscan aferrarse mientras siguen convida, es algo casi necesario e imprescindible en un intento de que una vez que se vayan de este mundo, por lo menos intentaron luchar por ese algo por muy inútil que hayan sido sus esfuerzos.


El omega lanzo un quejido de dolor cuando sintió un peso extra abordarlo, provocando que ambos lobos rodasen por el suelo mientras trataban de morderse, siendo el alfa de pelaje negro el primero en lograr agarrar del cuello al otro para mantenerlo quieto en su lugar, apretando ligeramente su pescuezo a modo de advertencia para que se quedase tranquilo, cosa que el omega se resistió hasta que finalmente supo que era inútil y desistió, quejándose débilmente mientras sucumbía al alfa al ya estar cansado y sin fuerzas para vivir. Al ver que su compañero por fin se quedaba quieto, el lobo azabache soltó su cuello y lamio las heridas realizadas por sus colmillos con cuidado, apoyando su hocico encima del lomo de su omega antes de cerrar sus ojos, siendo el lobo blanco, el último en cerrar sus tristes ojos celestes totalmente cansado, ambos ajenos a la figura humanoide de ojos rojos que observaba la escena con una maliciosa sonrisa que dejaba relucir sus filosos colmillos blancos.



-Esto será interesante...- susurro para si antes de desaparecer de entre los árboles.



----------



Cuando despertó, se dio cuenta que se hallaba nuevamente en la casa del líder de la manada, solo que, en otra habitación, dado que la suya había quedado dañada por su transformación repentina. Se quedo algunos momentos mirando el techo hasta que se percato que una mano ajena sostenía la suya, posando su mirada en su brazo, el cual estaba pulcramente vendado, hasta llegar a la persona que estaba sentada en una silla al lado de su cama, sorprendiéndose al ver que se trataba de Hye, la cual dormitaba en una posición incómoda, pero lo que le llamo la atención fue su expresión preocupada en el rostro, aun después de dormida. Con cuidado, se reincorporo en la cama, tratando de no despertarla, pero ante el más mínimo movimiento, los ojos de la beta se abrieron alarmados y poso su mirada en Seokjin, viendo como sus expresiones se relajaban al ver que el omega ya había despertado de su letargo.

Némesis ✝ (Taejinkook)Donde viven las historias. Descúbrelo ahora