Capitulo O8: "Extraño"

7K 255 8

Nos encontrábamos cenando, ya era tarde, el cielo oscurecía, y Harry había invitado a Felicity a la cena.  Harry estaba sentado junto a ella frente a mí, Gemma estaba a mi lado, Anne en la cabecera y Robin en la otra. Nunca antes me había sentido tan incómoda, Harry y Felicity  no dejaban de hablar, sobre el tiempo que estuvieron en la escuela, de sus antiguos compañeros, sobre lo que estaba estudiando ella, de lo bien que nos ha ido como banda e incluso hablaron de lo bien que la pasaban siendo novios, ¿él no se daba cuenda de que yo estaba ahí?

La cena por fin acabo, y la mejor idea que tuve, fue ir con Anne a lavar la losa, ya que Harry estaba con su ex novia en la sala de estar, hablando y hablando. Gemma se había ido a su habitación al igual que Robin. Termine de ayudar a Anne y camine a las escaleras.

-Amor, ¿no vienes con nosotros?- pregunto Harry. ¿Qué clase de pregunta era esa? ¡DIOS! Para que querría que estuviera con él, para escuchar lo bien que la pasaban años atrás besándose, no gracias.

-No, ire donde Gemma- mentí, subiendo las escaleras. Estaba enojada, estaba muy enojada, quería que esa chica se fuera y no verla más. Camine hasta la habitación que Anne había signado para nosotros, tome mi maleta y saque mi pijama, me lo puse, pase al baño cepille mis dientes y me acosté. La noche estaba helada y Harry no estaba aquí para abrazarme. No, él estaba de lo más entretenido hablando con su ex novia, Felicity. Era una chica hermosa, tenía el pelo largo y rubio, bueno yo también tenía el pelo largo, pero no era rubio, más bien era negro, solo mis puntas eran claras. Sus ojos era azules y los míos eran oscuros, era delgada y sus piernas eran perfectas, también era alta pero mis piernas eran feas, al igual que mis brazos, odiaba mi abdomen y mis manos, y seguramente las de ellas eran perfectas. “que linda estas” esas palabras no salían de mi mente. Estúpido Harry. 

Narra Harry.

Había ido a dejar a Felicity a su casa, se despidió con un dulce beso en la mejilla y bajo del auto. Habíamos pasado toda la tarde hablando. Me conto que aún estaba soltera y me preguntaba como nadie aprovechaba a esta chica, era linda, tierna, dulce y  simpática. Era una buena chica. Llegue a casa y mama estaba arreglando algunas cosas en la cocina.

-¿Dónde estabas?- pregunto guardando algunas cosas en los muebles.

- fui a dejar a Felicity a su casa- explique. Ella me miro extraño.

- ¿fuiste con ______?- me miro camine a la mesa que se encontraba en el centro de la cocina

- no, ella dijo que estaría con Gemma- dijo tomando un platano- me gustaría que _______ y Felicity se hicieran amigas- comente, mama me miro atenta- creo que se llevarían bien.

 - no lo creo, cielo- dijo sentándose frente a mí. La mire confundido- no creo que... logren llevarse bien.

- ¿Por qué no?- murmure

-que ______ no haya querido estar con ustedes, no creo que haya sido principalmente por querer ir a hablar con Gemma- conteste – entiendes a qué me refiero- asentí 

- sí, creo que si- suspire- ire a dormir- la abrase- buenas noches.

- duerme bien- hablo dulce. Sali de la cocina y camine a las escales, toque la puerta de la habitación de Gemma y entre, esperaba encontrarme a ______, como ella lo había pero lo único que encontré fue a Gemma sentada en su cama cruzada de piernas frente a su computador.

- creí que estabas con Felicity- murmuro desviando su mirada de la pantalla. Por alguna razón a Gemma nunca le agrado.

-ya se fue- conteste sentándome en la cama- creí que ______ estaba aquí.

La sexta integrante |h.s| (editando)¡Lee esta historia GRATIS!