Capitulo - 5

26 9 3


(Escuchen la canción leyendo el capitulo)

                            +++

— Que cara de culo traes — escucho la voz de Marcus a un lado mio.

— No tengo otra — respondo de forma seria, mirando a mi alrededor, la cafetería de la universidad esta abarrotada de estudiantes.

— Eso se arregla con unos cuantos polvos — lo observo sin atisbo de gracia alguna — Puedo traer unas chicas esta noche al departamento, tendriamos una gran noche, estoy seguro de que a Draco le gustara la idea y tú, ¿Que dices cara de culo? — me pregunta.

— No me interesa. — le respondo con apatía — Además esta tu hermana quedándose con nosotros, ¿como piensas borrarla del mapa? — interrogo cruzándome de brazos y el rasca su cabeza pensativo, estoy seguro de que Sabrina las espantara apenas entren por la puerta.

— No lo había pensado pero conociendo a mi hermana las sacaría a rastras de allí — por lo visto Marcus piensa igual que yo, esa chica es un desastre andante.

— Entonces vámos a una discoteca en la noche y tranquilo Sabrina no se podrá pegar como sanguijuela con nosotros ya que es menor de edad, entenderá que no puede ir — tiene razón pero conociéndola cualquier cosa puede pasar aunque no es mala idea, necesito distraerme de tanto meollo que hay en mi cabeza.

— Esta bien — Marcus asiente.

— Hermano pensé que ibas a decir que no, le avisare a Draco — dice buscando su celular para mandarle un mensaje, no esta aquí con nosotros  porque consiguió uno de sus ligues y la metió a la bodega de la universidad, ya se imaginaran para qué.

Vuelvo a observar a mi alrededor, lo de esta mañana me tiene inquieto, Violeta después de abrazarme y llorar por unos minutos en mi pecho salió despavorida del lugar sin explicación alguna, me tomo por sorpresa su reacción, tome la decisión de no seguirla y hablar con ella aquí en la universidad aun es la hora que no la veo. No entendí su actuar y quiero saber la razón.

Pero a quien si veo pasar por mi lado es a Azul, llevándome un gran asombro mi cejas se unen al verla.

¡¿Que mierda?!

La sigo con la mirada y todo es realmente sorpresivo. Su cojera desapareció, la Azul que estoy viendo ahora esta caminando normal.

Me levanto de inmediato para seguirla, salgo de la cafetería topandome con el pasillo, no se que carajos esta pasando se supone que su pierna no estaba bien. La alcanzo agarrándola por su brazo antebrazo y volteandola hacia mi para que me mire.

— ¡Oye! — se queja, sus ojos me ven como si no me conociera, como si nunca me hubiese visto y la suelto, ella frunce su ceño confundida. No me conoce.

Empuño mis manos y mi mano derecha va directo a la pared junto a nosotros, lo mismo hago con mi mano izquierda, repitiendo mi acción una y otra vez.

¡No siento dolor!

¡No siento dolor!

¡NO SIENTO DOLOR!

Me grito para mis adentros, es mi realidad no siento ni un puto dolor, le pego a la pared una y otra vez, quizá me quebré un dedo y no lo haya sentido.

¡¿Que mierda sucede ahora?!

Lo imagine todo, nada fue real, todo estuvo en mi puta cabeza, escucho a Azul gritarme pero no me importa.

¡Como pudiste ser tan imbécil! ¡¿Como?!

Mi cuerpo habla por mi acciona solo, impotencia, miedo, confusión, rabia y miles de cosas más hacen que este así. Aunque por dentro no siento ni una pizca de sentimiento mi cuerpo por reflejo los expresa.

Corazón Robot #1 ¡Lee esta historia GRATIS!