Capitulo 38

634 86 17

Al despertar sonreí bobamente al ver a Demi frente a mi durmiendo tranquilamente, sin evitarlo empecé a contar cada una de las hermosas pecas que adornan su rostro hasta que escuché unos golpes en la puerta, en voz baja di permiso para que entraran

-Hola ___- me saludo Maddie desde la entrada yo señalé a Demi para que notara que se encontraba dormida y así hablará en voz baja -mamá me ha dicho que viniera a despertarlas para desayunar- asentí levantándome y buscando la ropa en mi bolso para cambiarme, Maddie cerró la puerta con cuidado mientras yo me dirigí al baño a asearme, luego de 30 minutos de haberme duchado y cambiado salí de allí y para mi sorpresa Demi seguía durmiendo así que sin evitarlo me acerqué y me incorpore un poco besando su frente, al separarme negué lentamente al ver cómo Demi trataba de ocultar una sonrisa

-Vamos ya se que estás despierta- dije cruzándome de brazos observándola divertida, ell abrió lentamente sus ojos y ladeó sus labios sonriendo de manera nerviosa haciendo un puchero

-¿Así me saludas?- reí levemente y me acerqué nuevamente para dar un beso en su mejilla -¿te puedo hacer una pregunta?- dijo sentándose sobre la cama y yo me senté frente a ella

-Ya la has hecho- respondí, ella entrecerró sus ojos negando levemente con una dulce sonrisa

-¿Quién te gusta o quién crees que te gusta ___?- me removí un poco incómoda, ella bajo su mirada observando sus manos mientras jugaba con sus dedos -ayer te han preguntado si te gusta alguien y has dicho que eso crees-

-¿Porque quieres saberlo Demi?- pregunté nerviosa

-Es solo que- Se detuvo y levantó su mirada encontrándose con la mía y empezó a negar -olvídalo ___- ella tuvo intenciones de levantarse pero yo la detuve al hablar

-Creo que me gustas tu Demi- ahora yo baje mi mirada -cuando te conocí, cuando me viste observándote como una acosadora- reí levemente ocultando mis nervios -tuve una sensación extraña contigo, solo con mirarte te creí una persona tan dulce, tierna, linda, fue algo raro que nunca suele sucederme con alguien, luego te acercaste a mi, yo me negaba a permitirlo por temor, temor a que me lastimaras o a que yo te lastimara pero ahora, ahora no podría ni querría alejarme de ti, tú has estado conmigo, me has tenido paciencia, me has comprendido y no me has juzgado, solo has buscado ayudarme y ello genero que mis sentimientos cada vez más se pongan en duda, contigo todo es confuso, confuso porque nunca creí amar tanto una risa pero la tuya, la tuya es una perfecta melodía que podría escuchar cada uno de mis días, nunca creí amar tanto el color de unos ojos avellana pero los tuyos con solo mirarlos me llevan a perderme por completo, tus pecas- suspire -años atrás decía odiar las pecas pero en ti, adornan tu rostro como si fuera una galaxia y aquello me parece tan dulce y lindo que hacen que las ame por la perfección que crean en ti- sentí su mano tomando mi mentón levantando poco a poco mi cabeza -esto es nuevo para mi, aun no puedo asegurar que supere lo que me ha hecho Josh porque estaría mintiendo y tú lo sabes- suspire -pero contigo siento algo tan nuevo, tan maravilloso que por más que quisiera negarlo no puedo, no puedo callar mis sentimientos, no puedo decirle a mi corazón que deje de hacerlo, que deje de latir de una manera tan descontrolada cuando estoy junto a ti- levante mi mirada conectando con la suya -no puedo encerrarme y negarme a sentir esto por ti porque no puedo controlarlo, esto día a día crece más y no puedo pararlo ni quiero hacerlo- Demi empezó a mover sus dedos creando caricias en mis mejillas -me gustas Demi y esto de cierta manera me frustra, me agobia porque se que tú no podrías sentir lo mismo, me has conocido de una manera tan tóxica, me he comportado contigo de la peor manera y tengo claro que no te merezco, no podría merecerte, mereces a alguien que te valore desde el primer momento porque tu vales mucho más de lo que yo puedo ofrecerte- mi vista se nublaba ya que mis ojos empezaban a cristalizarse -soy nueva en esto, en querer a las personas, en compartir con ellas, en confesar mis sentimientos pero aquí estoy, tratando de explicar con palabras lo que estoy sintiendo por ti, aquí estoy queriéndote, queriendo a un imposible por qué...- fui interrumpida por sus labios, fue solo un pico que tomaría como un intento para callarme

-Me gustas ___- confesó ella y yo abrí mis ojos sorprendida -ayer que me lo han preguntado me refería a ti, me refiero a ti ___, tu me gustas- baje mi mirada -desde el primer momento que te vi me sentí atraída, a mi me frustra que te creas insuficiente, tienes mucho para dar ___ y no te das cuenta de ello, eres una chica dulce, tierna que aunque a sufrido tiene maravillosas cosas por ofrecer pero te has encerrado creyendo que no mereces a nadie.
Si me gustas ___ es porque he visto mas en ti que que lo que demuestras. Andas por la vida mostrándote arrogante, rebelde, difícil pero en realidad eres lo contrario pero te has puesto un caparazón, un caparazón que conmigo has quitado, eres fuerte ___, eres dulce, tierna, amorosa, cariñosa y mil cosas más y por lo mismo no puedes andar diciendo que no te merezco porque no es así- subí mi mirada observando sus ojos cristalizados, sin evitarlo acune su rostro entre mis manos -quiero que me des la oportunidad, la oportunidad de enseñarte lo maravilloso que puede ser dejarse guiar por los sentimientos- sin esperarlo más uni nuestros labios en un beso desesperado, en un beso que transmitía necesidad, ella soltó un jadeo contra mis labios pero al escuchar cómo la puerta se abría bruscamente nos separamos con el corazón acelerado, no por cómo abrieron la puerta sino por los miles de sentimientos que habíamos confesado, por las mil emociones que había experimentado

-Yo lo lamento... mamá se estaba enojando porque no bajaban rápido y bueno... yo solo subí a llamarlas para que bajen pero...- las mejillas de Dallas se encontraban completamente sonrojadas y hablaba con rapidez -el desayuno ya está- se detuvo y tomó aire exageradamente y luego volvió a su postura sonriendo con picardía, aquí está la Dallas que empezaba a conocer -claro que si quieren desayunar en especie se pueden quedar acá- abrí mis ojos sorprendida y Dallas observo nerviosa a mi lado, mire a su dirección viendo a Demi con una mirada asesina que hizo que Dallas saliera de la habitación.

Help Me - Demi Lovato y Tú Donde viven las historias. Descúbrelo ahora