25 - final

275 32 11

Sí, todavía recuerdo perfectamente como concurrió todo, después de que aquello pasara...semanas después me pidió ser su novio, acepté sin tartamudeo, me veía tan feliz a su lado y él también, era lo que más quería a pesar de todos los conflictos.

Volví al presente, Mangel seguía dormido y yo había terminado de hacer recuerdos, me deslice suavemente a horcajadas de él mismo y comencé a esparcir cálidos y lentos besos por toda su cara, notaba como él hacía pequeños ruiditos que se podían similar fácilmente a gemidos de satisfacción. Seguí besando su suavidad y hermosa cara, bajando un poco más hasta llegar a consciencia del cuello, besé rotundamente, me sentía dominante de esa simple manera.

- Mmgh...

- Buenos días, príncipe...- aumentaba mis besos lentos, acariciando su cuello, era dulce y aquel aroma a perfume masculino que me mantenía muy unido a él.

- Ojalá despertar así siempre - recogió mi rostro con su palma y me presentó a sus finos y a la vez carnosos labios, cual recibí felizmente.

El beso se intensificaba por segundos, nuestras lenguas y chupetones hacían resonar la habitación de sonido, mi cintura y glúteos eran tímidamente apretados y acariciados por el contrario, sentía como nuestros miembros despertaban a nuestras llamadas.

- Bebé, hazle un favor a daddy y ayúdale con su problema- sin escuchar más, bajé de sus muslos para posarme de rodillas a medida de su cintura y entrepierna, veía con dilatadas pupilas como bajaba el cierre de sus jeans para dar paso a un gran bulto que asomaba de sus negrizos calzoncillos.

Chupe plácidamente aquello, con delicadeza pasé mi lengua por encima de su ropa interior, lograba ver como su pre-semen asomaba entre gruñidos y gemidos de parte del dominante, eso me ponía a cien por hora. No aguanté más, bajé del tirón aquella ropa que estorbaba nuestro contacto directo, creando unos jadeos y una gran sonrisa en el mayor.

Dientes, saliva, chupones, lamidas, todo lo necesario era empleado en aquel miembro para crear diferentes gemidos y jadeos al estilista de ello.

- Ven aquí- dijo casi en susurro mientras me acogía entre sus brazos de nuevo, intentando despegar mis rosadas bragas mientras nos hundíamos en otro precipitado beso.

Estaba preparado, demasiado preparado.

Sus manos agraciaban mi cuerpo, jugando con mis diferentes detalles como cintura, clavículas, mejillas, torso y entre muchas reverencias más.

- Bebé, lo voy a hacer ya, no tengo paciencia para prepararte- dijo en susurro entre el beso, sentía su apetito hacia mí, tenía miedo del inmenso dolor que se inculcaba al no estar precisamente preparado.

Era mi primera vez y lo único que había entrado sexualmente por mi culo era el dedo de Oliver, no dolerá...¿cierto?, no sé, estoy demasiado drogado por la excitación.

- Ya voy...

- Hazlo despacio...

- Lo haré - segundos después, aquel dildo humano se había enterrado en mí por completo, grité de dolor pero sentí como aquel dolor se convertía poco a poco en nada más que placer, moví mis caderas en aceptación.

Gemíamos, jadeábamos y gruñíamos nuestros nombres el uno al otro, sus embestidas eran dulces, rápidas y apetecibles.

- M-mangel, ah...ya y-ya

- Vamos bebé, hazlo...- sentí como me embestía fuertemente tocando directamente mi próstata, gemí más fuerte y terminé por venirme en mi pecho mientras jadeaba.

Unas cuantas embestidas más y él también había alcanzado al deseado clímax, caímos rendidos en aquel sofá blanquecino, jadeando mientras recuperábamos nuestros latidos y cordura.

- Dios, eres oro, adicción...

- Joder, todos me dicen adictivo, qué pasa 

- Es que lo eres...- agarro mi cintura y me acogió entre sus muslos nuevamente - ...eres tan adictivo que acabamos de terminar y ya tengo ganas de empezar de nuevo...- sonreí.

- ¿Qué esperas? - reí bajo y procedí a besarle de nuevo.

---------------------------------------------------------------------------------------------

SEÑORES NUESTRO FIN LLEGÓ, esta es la última actualización de este fic y la verdad que no deseaba terminarlo, tanto tiempo con este magnífico fic y hasta sin shippear rubelangel siempre será el más querido, muchas gracias por su tiempo en leer cada capítulo, por votar y hacer mi sueño realidad, gracias por absolutamente todo<3

Los quiero mucho hearters, hasta siempre!! 

Muchas gracias <3 !!

❝addict❞¡Lee esta historia GRATIS!