Capitulo 37

637 82 20

-No hagas caso a comentarios de personas inmaduras, eres hermosa tal cual eres, no te sientas acomplejada o inconforme, tienes un cuerpo precioso y unas curvas encantadoras- pude sentir mis mejillas calentarse, ella solo bajo su mirada -todo de ti es hermoso, amo cada aspecto de ti físicamente pero lo que más me a encantado es tu personalidad, tu manera de ser, desde que te conozco aunque sea poco te has mostrado fuerte conmigo, me has ayudado y está bien que tengas momentos en que desconfíes, en que caigas y sientas que aquellos comentarios vuelven a tener poder pero así cómo está sucediendo ahorita sucederá más veces, esto se trata de amor propio Demi, si tú misma no te sientes bien con cómo eres no habrá quien te haga pensar lo contrario- bese su frente -has salido de rehabilitación pero aquello no quiere decir que tu estado de ánimo siempre se mantendrá alegre, tendrás altibajos, todo se trata de un trabajo constante, cuando has salido has sentido temor y miedo, miedo a esto, a esas personas que te hacen sentir mal porque sabes que te afecta, que aun logran tener ese poder en ti- ella dirigió sus ojos cristalizados hacia los míos -Demi me duele, me frustra que te sientas mal con respecto a lo que piensen los demás y lo que menos quiero es que vuelvas a recaer, no me malinterpretes ni me tomes a mal pero creo que deberías ir con un terapeuta- cerré mis ojos sintiéndome vulnerable, yo era la menos indicada para decirle esto -habrán momentos en que te querrás desahogar, en que querrás tener la ayuda de alguien externo a todo esto, sería algo así como si hablaras con el psicólogo del centro de rehabilitación- abrí mis ojos temor -podría ayudarte- ella asintió levemente y me abrazo

-Gracias ___- dijo contra mi pecho y luego de unos minutos lentamente se alejó, al abrir mis ojos la observé sorprendida, ella tenía en sus manos mi celular

-¡Pásame el celular Demi!- exclamé pero ella negó -por favor- sentí temor, no quería que ella leyera lo que los demás me decían pero cuando frunció su ceño y retiró sus lágrimas con brusquedad me dio a saber que era tarde -no les creas, yo no soy nada de lo que dicen- mis ojos empezaban a cristalizarse

-¡____!- le preste atención cuando ella me mostró un mensaje

Número Desconocido:
Que te quede claro que esto no se queda así, te dije que apenas salieras te haría pagar por esto.

-Josh- suspire -ese es Josh Demi- Ella asintió y empezó a marcar poniendo el altavoz pero tan solo salió que el número marcado no existía por lo cual Demi suspiro frustrada entregándome mi celular

-Nunca creeré en lo que los demás digan de ti ___, conozco lo que a sucedido detrás de todo esto y no te juzgaría, nunca podría hacerlo- susurro ella tomando mis manos -he confiado en ti, estoy confiando en ti y lo creas o no me estás ayudando en esto, se que recién salí de rehabilitación pero de alguna u otra manera siento la necesidad de mantenerme más fuerte que antes por ti, por mi, quiero que ambas salgamos adelante de esto juntas pero necesito que me ayudes, que le permitas a Robert cuidarte- yo negué, por supuesto que no, no quiero tener a alguien las 24 horas sobre mi -tengo miedo de que ese imbecil pueda lastimarte, que vuelva a dañarte, te violó, mató a tu hermano, amenazo con lastimar a tus padres y ahora te tiene amenazada a ti- cerré mis ojos con fuerza sintiendo dolor -quiere volver a lastimarte ___ y puede conseguirlo si tú no pones de tu parte, ¿has pensado en lo que podría hacerte si hace lo que te dice?- abrí mis ojos con nerviosismo y asentí -¿sabes que podría volver a golpearte?- nuevamente asentí -podría volver a violarte ___- mi cuerpo se estremeció ante aquello -Te he prometido protegerte, cuidarte pero no puedo estar contigo todo el tiempo y eso realmente me agobia, me da miedo que ese chico vuelva a tocarte ___, así como a ti te causa pavor que el te lastime me lo causa también a mi porque si fuera por mi te alejaría de todo lo malo que está sucediendo, te mantendría aislada de todo esto pero no puedo, simplemente no puedo- carraspeo su garganta ya que si voz se había entrecortado -el está libre, podría estar en estos momentos vigilándonos, no lo sabemos, no sabemos nada de él mientras que ya el sabe que has salido ___- algunas lágrimas descendieron de mis ojos y Demi me abrazo

-Esta bien, Robert estará a mi lado pero con una condición Demi- Ella se separó con el ceño fruncido -cuando salga de casa el podrá estar al tanto de todo lo que suceda conmigo, podrá cuidarme como dices tú pero mientras esté en casa no lo creo necesario- suspiro cansada pero luego asintió acostándose, yo hice lo mismo quedando cada una de lado para observarnos fijamente, sonreí involuntariamente al recordar el beso y sin evitarlo pase mis dedos sobre mis labios suspirando

-¿Puedo dormir abrazándote?- entrecerré mis ojos al escuchar esas palabras de Demi

-Por supuesto- sonreí al sentirla contra mi pecho abrazándome con anhelo, pase mi mano sobre su cabello acomodándolo tras su oreja

-Esta noche será una de mis favoritas- levantó un poco su cabeza para observar mi rostro -nunca tuve tantas ganas de volver a besar a alguien- susurro levantándose un poco acercándose lentamente a mi.

Nuestras respiraciones empezaban a volverse una sola y sin evitarlo o controlarlo mis labios se entreabrieron levemente dándole a conocer que yo también moría por volver a besarla, ella sonrió tímidamente acercándose hasta unir nuevamente nuestros labios moviéndolos al compás conllevando a que una explosión de sensaciones estallaran en mi boca, sintiendo una descarga de mariposas en mi interior. ¿Estaba Demi sintiendo lo mismo? ¿Le estaba gustando aquello?, fue un beso torpe, inocente. Sentía que yo no sabía hacerlo bien, y sin embargo, supe que ningún beso con experiencia superaría aquel. Era la primera vez que sentía algo tan cálido, tan estimulante como aquello, nos separamos por falta de oxígeno y Demi sonrió de manera dulce volviendo a su postura inicial, abrazándome y llevando su cabeza sobre mi pecho.

-Nunca he creído en los milagros- dije besando torpemente su frente -pero creo que tú eres el que más he anhelado en la vida- la abracé pegándola más a mí.

Help Me - Demi Lovato y Tú Donde viven las historias. Descúbrelo ahora