Heartache

2.8K 553 379

"Némesis"

Capítulo 5: Heartache




Era doloroso observar a Jungkook junto a Ji-eun, como este se ponía de rodillas frente a la omega para poder escuchar a sus cachorros a través de su vientre abultado y como este le acariciaba la barriga con cariño, siempre con una gran sonrisa plasmada en sus labios cuando sentía a sus cachorros patear, reconociéndolo como padre. Cuando se topaba con esta escena, las pocas veces que salía de su habitación, sentía una horrible opresión en el pecho, llevándose inconscientemente sus manos a su propio abdomen con pena al saber que eso jamás le sucedería a él.



-Está pateando!, lo sentiste?!- exclamo Ji-eun emocionada -Ya no puedo esperar a conocerlos!, se que seremos una gran familia!-



Seokjin desvió la mirada y se dio media vuelta para volver a su habitación, quizás debería comenzar a ir al jardín de noche, ya que en la mañana siempre se topaba con Jungkook y Ji-eun en él.



-Con que... serán una gran familia, eh?- sonrió tristemente Jin antes de entrar a su habitación.



Se sentó a la orilla de la cama y su vista se fijo en la bandeja atiborrada de comida que estaba en la pequeña mesa cerca de su lecho, dándose cuenta recién que no había comido, ¿cuántos días llevaba sin probar bocado alguno?, ¿tres días?, no, parece que eran cinco sino mal recordaba, pero cada vez se sentía con menos apetito y su estomago tampoco protestaba por este. Con cuidado, retiro las sabanas de la cama para poder meterse entre ellas y hacerse un ovillo, esa era su posición favorita durante el ultimo tiempo, y pensar que antes era el ser abrazado por Jungkook por detrás mientras dormían, pensó Jin con amargura.



-Joven Seokjin- lo llamo con voz suave una de las criadas de la casa mientras entraba a la habitación y se acercaba a la cama -Su madre ha venido a visitarlo-



Los ojos de Jin, los cuales se habían cerrado en un intento de hacerse el dormido, se abrieron sorprendidos y rápidamente se levanto de la cama, haciendo que la sirviente le diera una dulce sonrisa al ver que los ojos del omega por fin mostraban un pequeño brillo de felicidad.



-Vino?!, en donde esta?!- exclamo con voz rasposa.


-Aquí mi pequeño cachorrito-



Seokjin volteo su rostro con rapidez hacia la puerta y no pudo evitar lanzarse a los brazos abiertos que le ofrecía su madre y romper en llanto, sin poder contener las lagrimas que se desbordaron de sus ojos, importándole un poco y menos los gritos desgarradores que emitió su garganta, pero que fueron ahogados por el pecho de su madre que lo abrazaba fuertemente y acariciaba sus cabellos con ternura mientras le tarareaba la misma vieja canción que cuando era niño. La criada sonrió con lagrimas en los ojos antes de retirarse lentamente de la habitación para dejarlos solos, alegrándose de poder haber visto por lo menos un ultimo atisbo de felicidad en el rostro de Seokjin antes de que el muchacho muriera, ya que ese era su mayor temor desde que se le asigno ser la encargada personal del compañero del señor Jeon, de que algún día entrara a su habitación para traerle comida y que su cuerpo se encontrara inerte sobre la cama, descansando por fin de la terrible vida que se le asigno vivir.

Némesis ✝ (Taejinkook)Donde viven las historias. Descúbrelo ahora