Capitulo 34

613 84 29

-Hola Dianna- salude a la mujer que salió corriendo hacia mi a abrazarme

-Hola ___, ya te echaba de menos- sonrió separándose

-No fuiste la única que la echo de menos mamá- susurro Demi a mi lado

-Lo se hija, se te notó el desesperó- rio Dianna -sigo insistiendo, deberías quedarte aquí-

-Podrías compartir habitación con Demi- dijo Dallas parándose frente a mi -¿a que no es tentadora la idea?-

-Así Demi podría despertarte a besos- dijo sonriendo Maddie, yo entrecerré mis ojos sintiendo vergüenza

-Okey, si siguen así harán que ya quiera irse- dijo Demi, yo asentí dándole la razón observando cómo ella bajo su mirada y tomo mi mano, luego me observo fijamente a los ojos -Debo asegurarme de que no salgas corriendo- sonreí al igual que ella

-Bueno, para mi es un placer que hayas accedido a venir, vamos adentro cariño- sonrió Dianna caminando hacia la casa seguida por Dallas y Maddie, cuando me iba a disponer a caminar Demi me tomo con fuerza de la mano consiguiendo que quedara frente a ella observándola confundida ¿que sucedía?

-___ te presentaré a mi papá, bueno realmente es mi padrastro- yo asentí frunciendo el ceño -el suele ser un poco impulsivo y de seguro te recibirá en un abrazo- abrí mis ojos sorprendida, ella soltó mi mano para tomar mi rostro y darme un lento beso en la mejilla que de una u otra manera logró tranquilizarme -el no te lastimara, quiero que comprendas qué hay personas que no te dañarán- yo asentí nerviosa y ella entrelazó nuevamente nuestras manos y nos guió dentro de la casa, al ingresar pude ver a un hombre alto, robusto con expresión amable

-Hola, tú debes ser ___- sonrió el mientras se acercaba -mi esposa y mi hija Dallas han hablado mucho de ti- yo sonreí nerviosa -yo soy Eddie, es un placer conocerte-

-El placer es mío Eddie- solté la mano de Demi para saludar a Eddie con un estrechamiento de manos pero como Demi me informó este me abrazo consiguiendo que mi cuerpo se estremeciera y sintiera pánico, cerré mis ojos tratando de tranquilizarme pero mi respiración se tornaba cada vez más acelerada y mis ojos se cristalizaban, nose si el noto mi incomodidad pero se alejó -lo lamento- susurre bajando mi mirada sintiendo temor, podía notar que Eddie no era un mal hombre pero no podía evitar que mi cuerpo reaccionara de esta manera

-Perdóname a mi, no debí- le escuché decir y Demi tomo mi mano apretándola levemente brindándome un poco de calma, suspire y parpadee rápidamente para evitar soltar una lágrima y cuando sentí volver a "la normalidad" levante la mirada para observarlo nuevamente brindándole una leve sonrisa

-Demi deberías llevar a ___ a tu habitación para que deje su bolso y bajen a cenar- escuché a Dianna

-Lamento molestar pero no es necesario, cenen ustedes tranquilos- sonreí tímida, no quería comer, sentía un revoltijo en mi estómago con la reciente escena

-Deberas comer- respondió Dallas elevando una de sus cejas

-Así es- acompaño Demi

-Te acostumbraras- sonrió Eddie -mis chicas son muy tercas así que es mejor no contradecirlas, vayan suban y bajan enseguida- Dianna tomo su mano y ambos se dirigieron a lo que creo es la cocina

-Yo iba a dormir con Demi pero no quiero que me bote de su cama así que te toca a ti aguantártela- se rio Maddie mientras subía las escaleras

-Y debes aguantarte sus gases- rio Dallas dirigiéndose donde antes fueron sus padres, esta parecía más como si corriera

-¡Que vergüenza!- dijo Demi soltando mi mano tapando sus mejillas, se encontraba roja, completamente roja pero aquello me causó una tremenda ternura -son muy molestas- cerró sus ojos con fuerza

-¡Hey tranquila!- tome sus manos y poco a poco logre que las retirara de su rostro -no me importaría que me botaras de la cama y si te tiras gases haré como que no tengo olfato- bromeé y ella abrió su boca indignada

-¡Oye!- palmeó levemente mi brazo -no es gracioso- una risa se escuchó detrás de nosotras, volteamos y nos encontramos con Dallas ¿es costumbre que escuchen las conversaciones? -mejor vamos a mi habitación- rodó los ojos Demi y tomo mi mano para empezar a subir las escaleras

-No seas tan directa Demi, dale tiempo- escuché la risa de Dallas y Dianna, Demi más rápido me guió hacia su habitación

-Pufff- dijo ingresando a un cuarto, el cual creería que es de ella -lamento eso, es muy pesada y Maddie a veces se iguala con ella- suspiro y negó levemente con la cabeza -Está es mi habitación, espero no te moleste dormir conmigo- yo negué sonriente ¿molestarme? En absoluto -deja tu bolso sobre la cama y bajemos a cenar, no quieres escuchar a mi madre gritándonos para que bajemos- yo alce mis cejas riendo levemente y saque el bolso de mi hombro para dejarlo sobre la cama de Demi -ahora si vamos- estiró su mano y yo la tome con delicadeza -lamento si siguen molestando- yo hice una mueca restándole importancia y bajamos nuevamente a la primera planta, Demi me guió hasta el comedor donde ya se encontraban sus hermanas y sus padres, Eddie en una punta de la mesa, a su derecha se encuentra Dianna seguida por Dallas, a la izquierda de Eddie, Maddie yo me senté en el puesto siguiente dejando a Demi en la otra punta de la mesa, Dallas que estaba frente a mi sonrió amistosamente, tome un vaso con agua bebiendo un poco

-¿Es verdad que parecías una acosadora observando a Demi la primera vez en la cafetería?- aquello que dijo Dallas casi hizo que escupiera el agua -¡Auch!- se quejó Dallas -Mamá Demi esta pateando debajo de la mesa-

-¿Sabes Dallas?- respondió rodando los ojos Dianna -Calladita te ves mucho más bonita- Dallas abrió su boca mostrándose incrédula y Maddie y Eddie reían

-No diría acosadora- respondí con gracia

-Yo no te llame acosadora- me interrumpió Demi -solo dije que la primera vez que te vi tú me observabas y cuando yo me di cuenta te sonrojaste y apartaste la mirada, aquello me pareció tierno- baje mi mirada observando el plato

-Bueno cuando te observé nose porque pero de cierta manera no quise mirar a nadie más, me sentí rara cuando te ví y me causó ternura ver tu rostro y algunas de tus pecas- sonreí tomando los cubiertos -cuando te diste cuenta sentí mucha vergüenza- confesé

-Debo dejar de ver tantas películas de cuentos de hadas- fije mi vista en quien hablaba, Maddie -pero yo a eso le llamo- sonrió de manera dulce -amor a primera vista- susurro bajando la mirada ¿amor a primera vista? Sentí mis mejillas calentarse, a primera vista aun observándola a cierta distancia si me pareció muy tierna y linda pero ¿amor? Fue ¿amor a primera vista? Apenas y logró comprender lo que siento como para decir que desde el primer momento me gusto.

Help Me - Demi Lovato y Tú Donde viven las historias. Descúbrelo ahora