Capítulo 5

71 8 0

1/3

Faltaba poco para la fiesta, eran las 4:30pm y estaba buscando algo en la televisión para ver, obviamente no encontré algo que me entretuviera porque tenía mi mente trabajando, como siempre, pero esta vez no tenía que ver con Scott, o mi padre, o la Universidad, se trataba sobre mi bienestar y como se supondría que debería estar mejor en todos los sentidos. Buscaba en mi mente razones o motivos para darme cuenta de que estaba en total bienestar, pero no había nada que me ayudara a concluir que estaba realmente bien. Tenía un lugar donde vivir, sí, pero no siempre me sentía cómoda estando ahí; quería independizarme, trabajar para conseguir mi comida y una casa en la cual vivir. Odiaba el hecho de tener que dejar a mi madre completamente sola en algún momento, pero también sentía la necesidad de irme. Básicamente eso era lo que necesitaba para mi “bienestar”, o al menos eso creía. Mis pensamientos fueron interrumpidos cuando mi primo se lanzó, literalmente, junto a mí en el sofá.  

- “Tu mente explotará algún día, Ash”. Dijo Niall en tono burlón

- “Calla. Quisieras tu pensar tanto como yo, idiota”. Le respondí mientras le pegaba en el hombro

- “La verdad no, eso me daría dolor de cabeza y me impediría hacer lo que realmente quiero”. Se defendió tranquilamente mientras colocaba un partido de fútbol en la TV

- “¿Por qué lo dices?”. Pregunté mientras miraba hacia el frente

- “Porque si pienso mucho mi mente estaría trabajando y eso produciría que mi cabeza comenzara a doler y…” - “Eso no”. Reí fuertemente. “Lo otro, primo”.

- “¡Ah ya! Bueno, porque si pienso mucho lo que quiero hacer encontraré un montón de obstáculos y razones para no hacerlo, así que prefiero hacer lo que quiero sin pensarlo dos veces y ya”. Respondió despreocupado.    

Mi primo tenía razón, pasaba mucho tiempo de mí día a día pensando en muchas cosas y siempre terminaba distanciándome de lo que realmente quería. Ahora que Niall mencionó que pensar era negativo, en cierta parte, y que era mejor hacer lo que querías, decidí determinar si iría hoy a la fiesta de Brian o no. ¿Qué quería realmente? ¿Ir con Mike y disfrutar o quedarme en cansa y sentirme miserable por no poder olvidar mi pasado? No quería ver a Scott, no quería ver sus ojos de nuevo, no quería estar en el mismo sitio que él pero quería ir a disfrutar, bailar y no cancelarle a Mike, bueno, siendo sincera quería que el rubio ojos cafés fuera conmigo, así que tomé mi decisión y dejé el tema fuera de mi cabeza.  

- “De acuerdo, iré”. Dije viendo a mi primo

- “¿Ah? ¿De qué me hablas?”. Respondió sin prestarme mucha atención

- “Hoy en la noche iré con ustedes y con Mike”. Esta vez si volteó a verme directo a los ojos y sonrió.

- “Me parece lo mejor”. Dijo mientras acariciaba mi cabello con su mano izquierda. “Todo va a estar bien”.

- “Lo sé, babe”.    

Terminamos de ver el partido y me fui a arreglar, eran las 6:30pm, aún faltaban 3 horas y 30 minutos para la fiesta, pero quería tomarme mi tiempo para arreglar mi cabello y por supuesto llamar a Mike para cuadrar donde nos veríamos, estaba justo escribiéndole cuando llamó.  

- “Hola Ash”. Saludó educadamente

- “¡Hey Mike!”. Respondí tratando de sonar despreocupada.

- “Llamaba para decirte que puedo pasar por ti a las 9:45pm, si gustas”.

- “Déjame ver, Mike, porque irá mi primo y debo ver con quién se va él. Pero en lo que sepa te devuelvo la llamada”. Le respondí cautelosamente

- “Sí, de acuerdo. Estaré esperando. Adiós”.  Se despidió amablemente y colgó.    

Llamé a mi primo desde mi habitación para saber como haríamos.  

- “¿Qué?”. Me respondió con la boca llena por estar comiendo un sándwich. ¡Cielos! Éste chico si come.

- “¿Cómo nos iremos? Mike me llamó y tiene intenciones de venir por mi”.

- “Bien, yo iré en mi camioneta, no hay problema”. Dijo antes de volver a morder su comida.

- “De acuerdo”. Respondí mientras él salía de mi habitación.    

Llamé a Mike y quedamos en que él pasaría por mí. Fui a tomar una larga ducha mientras escuchaba música e intenté cantar para no pensar, ya que tenía propuesto no pensar más por él día de hoy. Cantaba Fix You de Coldplay muy alto mientras el agua tibia caía en mi espalda. Al terminar esa canción empezó I’m Yours de Jason Marz y como se esperan volví a entonarla. Luego de un repertorio de todo tipo de canciones decidí salir porque llevaba 1 hora y 20 minutos “duchándome”. Eran las 8:00pm. Así que me dispuse a vestirme. Tenía 3 pantalones y 4 blusas para escoger. Me decidí por el azul Slim y la blusa blanca de encaje, junto con unas sandalias altas que hacía juego con mi pequeño bolso color salmón. En mi cabello me hice una trenza de lado y mi maquillaje era suave pero con labios rojos. Me sentía perfecta y hermosa. Estaba lista y ya eran las 9:20pm, así que fui a ver que se pondría Niall pero antes me rocié con perfume. La puerta de su habitación estaba cerrada me dispuse a tocar y el me dejo pasar, estaba aun en boxers y decidía que usar. Lo aconseje por sus pantalones de jeans pegados abajo con una camisa azul marino abierta y una franela blanca abajo junto con unos vans que hacían juego con la camisa. Se colocó perfume, como hice yo, se peinó hacía arriba como solía hacerlo y se veía hermoso.  

- “Si Bruke te viera, Niall”. Dije riendo

- “Calla, Ash”. Dijo sonriendo.    

Bajamos a la cocina a esperar que vinieran por mi para el poder irse y en menos de 10 minutos sonó la corneta del carro de Mike afuera. Me dirigí a la puerta y al abrir, me encontré al rubio de ojos cafés.  

- “Ahm… ¡Hola! Estaba por tocar”. Dijo sonriendo

- “Pues yo me adelanté”. Le respondí riendo

- “Bueno, ¿Vamos?”.

- “Sí”. Le respondí antes de voltearme y decirle a Niall que nos veíamos en la fiesta. Caminamos a su auto azul marino, la verdad no sé qué carro era porque no sé nada del tema pero era muy bonito, dulcemente Mike abrió la puerta delantera y al montarme pude notar que estaba encendido, no le di mucha importancia y me dispuse a hablar con mi acompañante que ya ocupaba su lugar detrás del volante.  

Sus temas de conversación eran bastante entretenidos, casi todos sobre libros que ha leído y sobre películas, yo presenciaba el camino a casa de Brian mientras respondía sus preguntas y le indicaba el camino.  

- “No es tan lejos. Estamos por llegar”. Anuncié.

- “De acuerdo. No hay problema”. Respondió sonriendo.

- “Espero que no te incomode conocer a mis amigos. No son muy normales”. Le dije en tono burlón.

- “No creo que me incomode, conozco a gente extraña”. Dijo mientras miraba por el retrovisor.

- “¿A que te refieres con eso?”. Dijo una voz de la parte de atrás del auto que no reconocí y me hizo brincar del susto. “Digo, porque me viste”.  

Al voltear vi a un chico blanco con ojos verdes y un cabello con rulos, era bastante apuesto, y ni siquiera había notado su presencia en el asiento trasero. El estaba con cara neutra aunque en sus ojos había un poco de burla, supuse que era por mi cara de sorpresa, así que decidí voltear y no tomarlo en cuenta desde entonces.  

- “El es Harry, Ash, es mi hermano”. Me informó  desinteresadamente.

- “Hola Harry”. Lo saludé mientras volteaba a verlo.

- “Hey”. Respondió haciendo un gesto con la cabeza  

Ya habíamos llegado y Mike había detenido el auto, así que luego de la tan educada presentación con Harry, me bajé y esperé a mis invitados para dirigirnos a la gran fiesta. La música se escuchaba realmente fuerte y aún no estábamos dentro de la casa, deseé que fuera una gran noche para mi y que todo saliera bien.  

New Stepbrother.¡Lee esta historia GRATIS!