Capítulo 16: Negación.

183 20 17

Los días pasaban casi de forma monótona para Andy, dejándolo abrumado por las clases de regularización con Carter, el movimiento de sus entrañas en su estómago, los ensayos para el concurso y las miradas reprobatorias de su madre cuando platicaba con sus amigos acerca del concurso.

Ahora estaba en el escenario de Bomb Of The Night practicando para la presentación del concurso al día siguiente. Intentaba concentrarse pero había algo que lo agobiaba y no lograba canalizar su voz.

— ¡No, no, no, no, no! ¡Andy, concéntrate! Es la oportunidad de tu vida, ¡No la pierdas! —al notar que Andy no reaccionaba aún, suspiró— ¡Cinco minutos de descanso!

Tony los estaba ayudando con los ensayos, ya fuera prestando el lugar para practicar por las tardes o dirigiéndo al grupo en algunas ocasiones. Esa era la tercera vez que los interrumpía porque no lograba concentrarse. Bajó del escenario y tomó la botella de agua con un aire distraído que preocupó a sus compañeros y amigos quienes le veían unos metros más atrás.

—Creo que alguien debería preguntarle lo que le pasa. —del más allá apareció Tony asustando a los otros mientras que él se colocaba maquillaje.

Todos se miraron unos a otros hasta que vieron a Raymond. Este volteó un poco indignado

—No me miren a mí. Intenté convencerlo pero se niega a hablar conmigo.

Las miradas fueron hasta Tony quien se colocaba el rimel con delicadeza a la vez que se miraba en un espejo de aumento sobre la barra del bar.

—Lo siento, chicos, pero yo no soy buena con eso de los sentimientos y... ayudar a otros. —se excusó con un poco de asco en sus palabras y en su gesto.

Todos suspiraron hasta finalmente mirar a Evan quien estaba un poco alejado de todo el asunto. Este levantó la mirada y se señaló a sí mismo.

— ¿Yo?

—Sí, tú, baboso. —le respondió Raymond con obviedad.

—Eres el único Omega aquí a parte de Andy. Si es una situación de ese tipo ninguno de nosotros podría entender, solo tú. —mencionó Austin, bajista.

Evan pareció meditarlo un poco, ya que, por más que le doliera admitirlo, Austin tenía razón y si seguían así era probable que no pasaran siquiera de la primer ronda, entonces Andy se sentiría peor que ahora.

— ¡Bien! Lo haré.

Los demás se arrepintieron casi de inmediato al ver el paso decidido así como el rostro enfuruñado del moreno. Tal vez solo lo arruinaron más.

Evan se sentó al lado de Andy, este solo lo observó con confusión al no saber porqué de repente se le había acercado. Los chicos vieron como parecían intercambiar algunas palabras con tranquilidad, incluso vieron una pequeña risa en ambos hasta que el moreno pareció poner cara seria y Andy en respuesta solo enarcó una ceja. Vieron otro pequeño intercambio de argumentos y después como el castaño se paraba de su lugar bastante enojado y con el rostro sonrojado. Evan se acercó hasta ellos de nuevo, parecía divertirse con la reacción del mayor.

—Esta en la fase de la negación, pero pareció entender que debía concentrarse en los ensayos.

Nadie logró entender a lo que se refería con "negación" pero tampoco les dio tiempo de preguntar cuando Tony ya los estaba enviando de nuevo al escenario.

— ¡Solo dos ensayos más, chicos que en un rato tengo que abrir!

Volvieron todos a sus puestos y ahora notaban una mirada enojada en el Omega mayor que apretaba el micrófono entre sus manos y tensaba su mandíbula en busca de controlarse.

Un Amor Que No Quiere Ser¡Lee esta historia GRATIS!