Capitulo 32

647 79 4

La canción que Demi me cantó no dejaba de reproducirse una y otra vez en mi cabeza, realmente oírla cantar fue una maravilla y que me la hubiese cantado a mi fue sin duda increíble, Demi día a día creaba nuevas emociones en mi y aquello no podía comprenderlo del todo, ella es una chica muy dulce, muy tierna, con un corazón hermoso lleno de amor, comprensión, sin duda su alma es pura mientras que yo era lo contrario y cuando tenía mis impulsos y demostraba afecto me resultaba un poco incomodo

-Gracias por todo- les agradecía a Paola y Sofía, me encontraba en la oficina de Paola -gracias por tratar de ayudarme- sonreí levemente, no es por nada pero quién más me a ayudado es Demi, no ellas

-Toma esto- Sofia se acercó y me dio unas pastillas, podría asegurar que eran las mismas que Demi me dio ayer -nosotras no hicimos gran cosa pero por favor no te drogues más fuera de este lugar, estás pastas te ayudarán, sólo debes tomar una cada noche antes de dormir, esto reducirá la ansiedad que puedas sentir, el cuerpo te pedirá consumir cualquier sustancia ya que te has acostumbrado a ello, cuando sientas esa necesidad esto de ayudará- yo asentí recibiendo aquellas pastas -adiós ___ cuídate- sonrió levemente Sofía

-Adios- me despedí y salí de allí arrastrando mi maleta hacia la salida encontrándome con Dallas, Dianna y Demi, las tres me sonrieron levemente mientras me acerqué a ellas

-___ te presentaré a tu guardaespaldas- me informo Dianna, yo asentí haciendo una mueca al ver acercarse a un hombre como 10 años mayor que yo, si, un hombre

-Buenas tardes señorita __, yo soy Robert- aquel hombre estiró su mano la cual observé con miedo, tome aire armándome de valor para estrechar su mano

-Un gusto Robert, solo dígame ___, el señorita se lo puede ahorrar- estreche nuestras manos pero la solté rápidamente observando la confusión de él

-La esperare en el auto- asentí viendo cómo el tomaba mi maleta y se retiraba

-Toma Demi- saqué de mi abrigo una hoja de papel, aquella en la que escribí lo que Demi me pidió -míralo en casa, espero te guste- Demi tomo el papel y lo guardo asintiendo

-De seguro me gustara- sonrió de manera nerviosa -¿___ podrías darme tu número celular?- Dianna me pasó un celular el cual supongo era el de Demi, yo lo recibí y apunté mi numero

-La verdad nose donde se encuentra mi celular- hice una mueca -creo que lo deje en casa, lo buscare, escríbeme- la abracé y ella se aferró a mi con fuerza

-Prometo ir a verte- me dijo Demi, yo asentí y bese su mejilla para separarme y abrazar a Dianna y Dallas

-Espero verlas luego, cuídense, gracias por todo- sonreí levemente sintiendo mi vista nublarse por las lágrimas que amenazaban con salir así que empecé a alejarme de esas tres chicas para subirme al auto, no quise pasar más tiempo con ellas y no me lo tomen a mal pero sabía que si seguía ahí con ellas de seguro me deprimiría aun más.
Me subí al auto agitando mi mano en modo de "adiós" a las chicas quienes me respondieron de la misma manera, me subí al auto y antes de que este arrancara pude ver cómo lagrimas descendían de los ojos de Demi y cómo reflejó mis ojos se cristalizaban cada vez más, realmente me agobia volver a casa.
Nose cuanto tiempo transcurrió cuando llegue a casa dado que estaba tan sumida en mis pensamientos que fue Robert quién me informó que ya habíamos llegado, baje del auto y le recibí la maleta a Robert para luego adentrarme a mi supuesto hogar, como era de esperarse todo estaba en un completo silencio pero al poner un solo pie dentro sentí nostalgia al recordar a mi hermano de pequeño correr por estos lugares como cuando recién llegamos a vivir acá, el tenia 5 años y yo 10.
Empecé a subir las escaleras arrastrando mi maleta y como si fuese posible escuche su risa sumándose al igual que las de mis padres cuando jugaban todos juntos mientras yo leía, escuchaba música o dibujaba, así no me sentía tan excluida.
Me dirigí a mi habitación pero antes de ingresar me fije en la habitación que tenía al frente, la habitación de mi hermano la cual estaba abierta y sentí un nudo en la garganta, el siempre que salía dejaba su habitación cerrada y si... el salió, la cosa es que no regresará nunca más.

Algunas lágrimas descendieron de mis ojos, ingrese a mi habitación dejando la maleta en un rincón y me acosté sobre la cama sintiéndome cansada, necesitaba saber la verdad, necesito saber cómo mi hermano consiguió el video, el porqué Josh causó su accidente, algo me decía que ambos estaban juntos en todo esto pero... ¿Porqué? ¿Porque Josh hizo eso? Conseguiría la verdad me costará lo que me costará y esa verdad solo la tiene él, Josh y si para saberla es necesario enfrentarlo pues lo haré.
Mis ojos empezaron a cerrarse lentamente y antes de caer dormida escuché la vibración de algún aparato el cual ignoré por el cansancio consiguiendo dejarme llevar ante los brazos de morfeo.

Sentí un leve cosquilleo en mi nariz por lo cual di media vuelta para seguir durmiendo pero luego unas risas se hicieron presentes. ¿Risas? Estoy en mi habitación, nadie entraría aquí ¿verdad? Las risas se hicieron man fuertes por lo cual como reflejo me incorpore rápidamente sobre la cama abriendo mis ojos con susto, parpadeé repetidas veces acostumbrándome a la luz cuando de repente observo una niña, fruncí el ceño, se me parecía a alguien pero no lo comprendía

-¿Quién... quién eres?- pregunté aturdida y la pequeña sonrió tímidamente, mire a mi alrededor encontrándome con Dallas y Demi con expresión divertida ¿que hacen ellas acá? ¿Cómo entraron? -¿Que hacen ustedes acá?- tape mi boca empezando a bostezar, el saber que se trataba de ellas me causaba alivio ya que pensé que otra persona podía haber entrado

-Conoces a Demi, es terca- respondió Dallas acercándose para abrazarme y darme un beso en la mejilla, joder acababa de despertar, mi aspecto debe ser horrible

-Te llame y no contestabas, así que quise venir para saber si todo andaba bien y bueno... Dallas tenia que venir porque ella y mi madre son quienes sabían dónde vives y pues Maddie de paso quería conocerte- se acercó Demi abrazándome y besando mi frente -Ella es Madison- estiró su mano y la pequeña se acercó entrelazando su pequeña mano con la de Demi

-Puedes decirme Maddie- sonrió de lado la pequeña causándome ternura

-Es nuestra hermanita menor- dijo Dallas, yo asentí, debía tener 9 o 10 años

-Hola Maddie, hola chicas- les salude levantándome de la cama dirigiéndome hacia al baño para cepillarme y lavar mi cara, luego de unos minutos salí encontrándolas a todas sentadas sobre la cama -¿cómo entraron?-pregunté cruzándome de brazos, esto era raro, si esperaba volver a verlas pero no tan rápido si acaso han pasado unas horas desde que nos vimos además lo que menos esperaba es tenerlas en mi habitación como si nada

—-
¿Qué opinan con respecto de que Rayita quiera enfrentar a Josh?
¿Creen que su hermano esté involucrado?

Help Me - Demi Lovato y Tú Donde viven las historias. Descúbrelo ahora