CAPITULO: 47

508 85 6

GAIL

Tres días después...

Era lunes por la mañana, lo que iniciaba mi segunda semana de trabajo en la agencia de publicidad, la verdad estaba bastante entusiasmada porque al día siguiente presentaría mi primer trabajo fotográfico, de parte de la campaña para los pañales «Baby's Junior.» Ya de camino al estudio un par de minutos después de despedirme de Mika quien se incorporaría a su oficina, tecleo un mensaje en mi celular para Hannah y Beatríz, quienes habían creado un grupo de WhatsApp para comunicarnos las tres al mismo tiempo, ellas me informaba que vendrían a la empresa en un rato, por lo que solo me límite a responder que las esperaría con gusto, cuando de pronto me encuentro con la engreída de Emma.

—Pensé que ya no tendría la desgracia de verte.— dije de manera cortante cuando la tengo frente a mí y cruzo mis brazos a mi pecho, ella me observa de arriba a bajo y luego sonríe falsamente.

—No te preocupes, solo vine a buscar mi pago por lo de las fotos.— manifiesta. —Aunque tal vez si deberías preocuparte. ¿Sabes? El uniforme de mesera te sienta bien.— añade dejándome un tanto confundida por su comentario, pero igual no le hago caso, ella sigue su camino a quien sabe dónde y retomo mi camino al estudio para comenzar con la edición de las fotografías para la presentación.

En cuanto llego a la oficina me desposo del abrigo y la bufanda, a la vez que me acerca a mi escritora para encender la computadora, cuando de pronto la puerta se abre de par en par dejando a mi vista a Mika, por lo que frunzo el ceño extrañada.

—¿Qué haces aquí? ¿No deberías estar trabajando en tu oficina?— pregunte confundida, pero él no dice nada, solo da unas cuantas zancadas posicionándose frente a mí y su expresión era neutral, a decir verdad muy serio.

—Mucho gusto, soy Michael Johnson.— se presenta como si no lo conociera y me extiende su mano derecha, por un momento me dan ganas de reír, pero no lo hago. Por lo que me limito a seguirle juego extendiendo mi mano a la suya.

—Yo soy Abigail Altamirano.— me presento aún conteniendo las ganas de reír, solo esperando a donde quiere llegar con este juego.

—¿Altamarino?— cuestiona pronunciando mal mi apellido, pero antes de poder corregirlo, él continua. —Bueno. Me han comentado que usted es una fotógrafa muy buena, y mi jefe Derian McCatney me ha recomendado trabajar con usted para una campaña publicitaria para un restaurante mexicano que en nuevo en la ciudad.— aclara, por lo que yo abro mis ojos en sorpresa, y la verdad es que me gusta la idea.

—¿Es en serio?— pregunto a un incrédula por lo que él asiente. —Bueno, estaría encantada de trabajar con ustedes, señor Johnson.— declare aún siguiéndole el juego.

—Perfecto, después del almuerzo debemos ir al restaurante para tomar algunas fotografías.— me informa. —Y disculpe si soy muy atrevido, es que usted es muy hermosa. ¿Aceptaría mi invitación a cenar al mismo restaurante después del trabajo?— seguiré con picardía, y yo cruzo mis brazos y lo miro a los ojos arqueando una ceja.

—¿Acaso es una cita?— cuestione divertida.

—¿Y por qué no?— replica.

—Es que hay un problema. Soy una mujer casada.— declare mostrándole mi mano izquierda donde tenía la alianza.

—Que lastima, creo que llegue tarde.— fingió molestia, luego soltó una risa por lo que me hace reír también. —Bueno, ahora hablando en serio, necesito que me vengas conmigo al restaurante para tomar algunas fotografías, será algo sencillo, por que solo llevaras tu cámara.— me informa

—Bien.— digo a la vez que tomo la cámara, la cual había guardado en una gaveta del escritorio, y la enciendo para conectarla a la computadora. —Aquí tengo la cámara, pero primero debo sacar las fotografías que les tome a los bebés, para guardarlas en la computadora y luego editarlas..— comienzo a decirle pero no logro culminar la oración ya que mi vista se topa con una pequeña descripción en letras rojas, las cuales son alarmantes. —¡Ay, no!— chillo asustada y sigo revisando la cámara para a seguramente que apreté algún botón mal o no.

Jugando A Ser Esposos: Gail & Mika ©¡Lee esta historia GRATIS!