-EL HECHICERO LICHE-

1.6K 333 26


Catriel y los cinco hermanos Krentz iban de regreso más que positivos, aunque no era algo definitivo para terminar con todos los protectores de la realidad ya era un muy pequeño avance

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Catriel y los cinco hermanos Krentz iban de regreso más que positivos, aunque no era algo definitivo para terminar con todos los protectores de la realidad ya era un muy pequeño avance. Al llegar a la mansión Rosael salió a recibirlos, en cuanto Catriel bajó del auto ella se arrojó a sus brazos, las buenas noticias de sus bebés la tenían de muy buen humor.

—Buenas noticias con los doctores, ¿y tú? ¿Lo lograste? ¿Lo convenciste? —preguntó un poco ansiosa mientras Catriel acariciaba su vientre aun plano, acarició su mejilla con amor y sonrió perdiéndose en su mirada color azul, justo como un  mar en calma.

—Lo hará... en cuento se enteró que sería abuelo aceptó, los Lycans protegerán a nuestros hijos, ¿Cómo te sientes cariño? ¿Tienes antojos? ¿Asco? ¿Mareos?—Rosael sonrió al verlo un poco preocupado y lo miró más convencida de que él era el amor de su vida.

— ¡Estoy más que bien! Ningún asco, ni tampoco mareos y antojos... solo de ti lobo feroz.

—Sabes que mientras estés en ese estado no te tocaré, con la fuerza que tengo no quiero lastimarte cariño, quiero verte feliz y sana; y cuando pasé todo sobre los partos y dolores... entonces si me desquitaré por todas estas noches sin ti... por lo mientras te llenaré de besos. —Tomó su cara entre sus manos y la besó varia veces haciéndola estallar de risa. —Solo cuatro meses cariño... cuatro...

—No... no son cuatro— Catriel frunció el ceño y Rosael se lo explicó. —son nueve, nueve meses; justo lo que dura un embarazo Lycan, lo mismo que cualquier humano.

— ¿Aun están los doctores?

—sí, te esperan para darte más información. —Catriel suspiró y entró pasando su brazo por sus hombros, el sentido de protección con ella era muy evidente.

Ambos Doctores de seres sobrenaturales platicaban a gusto sobre sus temas, y al no ser nada feos casi todas las chicas Krentz los escuchaban con atención, era una lástima que el Doctor Armani Robbes ya las conociera a profundidad al asistir a casi todas las mujeres Krentz en sus partos.

—Aunque este embarazo pudiera parecer riesgoso debe saber señor Lovelace que no es así, según el ultrasonido nos muestra algo fascinante, — Steven el médico de cabecera de los Lycan le mostró el ultrasonido a Catriel para explicarle. —Estas líneas son la placenta que los rodea, es gruesa como la de una mujer humana embarazada, cuando el embarazo es del gen minino la placenta es más delgada, más débil; por ello el tiempo es más corto... llegamos a la conclusión de que serían los nueve meses, pero no sabemos si habrá algunas alteraciones.

—Por ejemplo que los mellizos tardarán más de los nueve, tal vez once; pero aun así deben llevar un conteo preciso, me gustaría almacenar los datos, para la posteridad, un embarazo Gen minino/Hombre lobo es algo... histórico. —Continuó Armani Robbes seguro de sí mismo.

—Y en cuanto a cuidados, ya debe saberlo señorita Rosael, no más transformaciones a gato, puede repercutir a los mellizos y a usted; una alimentación saludable, y si planea usar magia debe saber que no debe utilizar magia oscura...

Engatozada: Rosael¡Lee esta historia GRATIS!