-REDENCIÓN-

1.4K 339 30


—Lo lamento Catriel ya no puedo esperar más, — Le comentó Dorian y caminó seguro hasta el Alfa Lycan, ya estaba cansado de no poder hacer nada, pero Devlin lo detuvo a punto de llegar

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

—Lo lamento Catriel ya no puedo esperar más, — Le comentó Dorian y caminó seguro hasta el Alfa Lycan, ya estaba cansado de no poder hacer nada, pero Devlin lo detuvo a punto de llegar.

— ¿Qué crees que haces? Todo a su tiempo Dorian...—Devlin se ajustó el saco que llevaba y miró al Alfa. —Señor Arón, le pido una disculpa por mi desesperado hermano, antes que nada... Permítame presentarme, mi nombre es Devlin Krentz y yo soy el Alfa de mi familia, así que desde este momento yo le aviso con total seguridad que mi familia aun que posee hechiceros no tienen nada que ver con los "Protectores de la realidad" por si no lo sabía ese es el nombre de los "hechiceros" que los atacan.

—Si son seres híbridos señor... Krentz, pido que se muestren como son en realidad; a menos que tenga algún impedimento...—le pidió Arón y Dev bajó la cabeza sonriendo.

—No hay ningún impedimento... —Devlin miró a sus hermanos y asintió, varias luces cegaron la habitación y cuando cesó los cinco hermanos se encontraban en forma de gato, un poco más pequeños que el gran hombre lobo que tenían frente a ellos.

—Son... gatos, hombres gato... —dijo con dificultad Aidara Lovelace.

—Así es, nacimos con el gen minino, y no nos sentimos menos que otros híbridos. — De repente los cinco volvieron a su forma humana y de inmediato se vistieron para tapar su desnudez. —Y si no le importa... a mí me encantaría tener una conversación con el hombre Arón Lovelace.

El licántropo comenzó a sufrir por unos momentos, se retorcía de forma alucinante por el suelo gruñendo y perdiendo pelo, hasta que poco a poco se fue haciendo más pequeño y... humano de igual manera desnudo, su mujer de inmediato le colocó una cobija en sus hombros y él se sentó un poco débil.

—Mi familia no es malvada, todos mis nueve hermanos tienen hijos o una familia por la cual luchar, y gracias a mi hermano Dorian hemos aprendido el arte de la Hechicería, y si lo hicimos fue para protegernos de aquellos que buscan a todo ser sobrenatural por creer que somos una basura para el mundo de la realidad, estamos aquí para unir fuerzas... para ayudarlos siempre y cuando usted nos deje. —Comentó finalmente Dev y Catriel se acercó a su padre.

—Padre... ¡Encontré a Merlín!— gritó emocionado y su padre frunció el ceño intentando comprender.

—Y da la casualidad de que es mi hermano Dorian. — Dev lo miró y con una simple mirada de indicó que era su turno, al mismo tiempo Arón Lovelace se puso de pie sin poder creerlo, Dorian se terminó de abrochar su camisa y estiró su mano para saludarlo.

—Sé que no debe ser fácil de creer señor Lovelace, pero yo soy El hechicero maestro y como le dijo mi hermano "Los protectores de la realidad" ya no pierden el tiempo, yo mismo he derrotado a uno de ellos, a un líder, pero no solo hay uno... hay miles, tal vez millones de ellos. —Por la cara del Alfa pasaron varios gestos de rabia al oír lo que Dorian había dicho.

Engatozada: Rosael¡Lee esta historia GRATIS!