KIAN POV.

- ¿Estas segura que quieres saberlo? –le pregunté sonriendo, no sabía como se lo tomaría-

- Claro que si –me contestó Alisson, tenía toda su atención puesta en mi y su rostro reflejaba emoción- Quiero saberlo.

- ¿Recuerdas algo de aquella noche?

Ella lo pensó por un momento.

- Recuerdo que había ido con Anne y Sebastian a una fiesta en la casa de alguien que no conocía pero debería ser alguien popular porque no se podía ni caminar de toda la gente que había. Me acuerdo que habíamos ido al jardín trasero de la casa y nos encontramos con James, él me dio un vaso de algo que hasta el día de hoy no se que contenía, era como un líquido rojo fluorescente y me había dicho "Es la mejor bebida que tomarás en tu vida", literalmente me puso el vaso en la boca para que lo tomara. Al principio casi lo escupo pero luego de algunos sorbos me terminó encantando. Le dije que quería otro y me dijo que no me convenía tomarlo si quería acordarme al otro día de esa noche... era una de esas noches que estaba furiosa con mi padre por haberse olvidado de llamarme otra vez, así que le dije que no me importaba y me trajo otro vaso. Luego de eso estuve muy... eufórica. Bailé mucho, hablé mucho y me caí mucho. En algún momento de la noche Sebastian decidió que mi diversión tenía que finalizar y me llevó hasta Anne para decirle que nos íbamos de la fiesta.

- Resumiendo James te emborrachó y no recuerdas nada de lo que pasó.

Alisson se cruzó de brazos.

- Recuerdo que Sebastian me tenía que llevar a mi casa, no se por que tú terminaste tomando su lugar.

Suspiré.

- Todo empezó cuando...

// Flashback //

- ¿Qué hay de esa chica? –me preguntó James señalando a una chica rubia bailando- tiene buenos pechos.

- Nah, ya estuve con ella –le respondí, aburrido-

- ¿Y su amiga?

- Ya sabes que yo no hago esas cosas...

- Estuviste con ella también ¿no?

- Bueno...

James negó con la cabeza frustrado.

- No entiendo por qué no puedes volver a estar con una chica con la que ya estuviste. Esa regla tuya de no estar dos veces con la misma chica es estúpida.

- Ya te lo dije, no me gusta sembrar falsas expectativas.

- ¡Pero hace semanas que no estas con ninguna chica! Estoy preocupado por ti.

- No hay ninguna que me interese –le respondí encogiéndome de hombros.

- Pero si hay miles de chicas distintas.. altas, bajas, pelo morocho, rubio, castaño, con mucha ropa, con poca ropa..

- Sabes que no me refiero físicamente.

- ¿Qué hacían? –preguntó Anne uniéndose a nosotros-

- Hablando de chicas –le respondí-

Anne miró a James con una mirada de advertencia y él alzó las manos proclamando inocencia.

- Hablando de chicas para él, amor. No para mi.

- Claro y de paso le echas un vistazo a las chicas de la fiesta ¿no?

- Me conoces tanto –dijo James con una sonrisa agarrándola de la cintura para abrazarla-

¡Esto es guerra! [Sin editar]¡Lee esta historia GRATIS!