capítulo 40

359 56 3

Conforme se adentraban a la sala, los murmullos dejaron de serlo y poco a poco se convertían en gritos.

-¡¡¡Te pedí que jamás volvieras!!! Tanto trabajo te costó mantenerte alejada, se lo dije a tu ayudante y ahora te lo digo a ti de nuevo.. vete te lo dije hace años, que jamás te molestaras en volver..

-Wooshik, yo lo siento.. -una voz femenina- pero lo necesito, necesito estar con él... También es mi hijo.

-¿Ahora si es tu hijo también...? Si no mal recuerdo te importo un carajo cuando decidiste marcharte de nuestras vidas, creo que no hace falta recordarte lo. Lo sabes muy bien.

-que querías que hiciera.. lo hice por nosotros, nuestra familia!

-¿Por nosotros? Jamás ví que durante los 15 años que te fuiste hicieras algo por YoungJae.. ¿Desde cuando te es importante..?

-siempre lo ha sido, jamás voy a olvidar lo que hice lo tengo muy claro.. pero también amo a mi hijo..

- Jamas lo pareció... De verdad no debiste volver... Lo único que quieres es llevarte a MI hijo... Diablos está por cumplir ¡18 años! Es prácticamente un hombre.

-quiero enmendar las cosas, WooShik es mi hijo.. ya te dije que lo amo, apesar e todos estos años.. en los que por supuesto soy conciente que hice falta.

-Que bueno que lo eres -un toque de ironía en su voz- ¿Es que qué esperas? Que te crea ¿De verdad? No se qué esperas, YoungJae ya no necesita de ti.. no puedes simplemente aparecerte como  si nada pasará durante 15 años, ¿Quierese haga un recuento o solo vienes solo a plantearte en mi puerta a decir que quieres encontrarte con él..? bien, por que puedo hacerlo quieres que te cuente sobre su primer diploma, todas sus buenas notas, que lo ví conseguir sus primeros amigos, que le enseñe y lo ví andar en bicicleta con miedos, que también lo ví en el hospital cuando enfermo, cuando se lastimo por jugar Fútbol, que fui yo quien lo vio salir con su primera cita. Yo le enseñe lo que sabe, lo eduqué como un niño responsable, atento y trabajador, yo lo enseñe a leer, a escribir, le enseñe a cocinar.. lo ví cuando perdió sus primeros dientes, lo anime a cantar en un festival navideño, lo ví reír, lo ví ganarse su primer sueldo ¿Quieres saber que hizo con el? Compro un cena para los dos.. y jamás estuve más orgulloso de ver su amplia sonrisa por uno de sus tantos logros. ¿Es suficiente o quieres que continúe? Por que también puedo contarte cuantas veces lloro por extrañar a su madre, cada que pedía con balbuceos que te buscará, que quería salir a jugar contigo, que te extrañaba por que pedía a gritos que tú lo bañaras, que por la noches lloraba a todo pulmón por que. Tu no podías leerle un cuento... Siempre fue así hasta que se quedaba dormido. Hasta que creció y se hizo un niño independiente.

-pero..

-sabes no creo que hagas falta.. ya te lo dije es prácticamente es un hombre, ya está en la universidad ya no me tiene solo a mí.. sino también a un hombre que lo ama.. ¿de verdad crees que aún puedes hacer muchas cosas con él..?

-Wooshik, sé que he fallado pero necesito hablar con él, ganarme su perdón que sepa que su madre volvió por él.. que lo amo por que sigue siendo sangre de mi... Lo..

-ma..má..

YoungJae quien había presenciado todo aquello se detuvo a observar la, su boca entre abierta y sosteniendo fuertemente la mano de JaeBum, llevaba reteniendo unas lágrimas, su garganta estaba hecha un nudo.. su mente estaba en blanco y lo único que pudo decir fue aquello.

JaeBum lo sostuvo de la cintura.

La señora frente a él se encontraba en silencio y también con lágrimas deslizándose por sus mejillas. YoungJae la recordaba, era la señora que le dió una tarjeta hace dos semanas. 

Love Me -2Jae-¡Lee esta historia GRATIS!