Capitulo 12

778 80 39

•Narra Demi•

Nunca en mi vida me había sentido de esta manera, tenía miedo, mucho miedo, no sabía cómo se encontraba, me causaba pavor pensar que ella podría morir o que podría intentar nuevamente acabar consigo misma y no lo comprendía, jamás sentí una conexión con alguien como lo siento en este momento con ella, el momento en que la vi en la cafetería observándome me sentí extraña y al ver como se sonrojaba me sentí confundida porque aquello me causó ternura, he observado en este poco tiempo que se refugia, pelea consigo misma escondiendo cada sentimiento que la agobia y aquello día a día la destroza aun más, me he dado cuenta del miedo que reflejan sus ojos cuando un hombre se le acerca y lo más extraño es que ante el solo tacto de ellos, ella resulta vomitando, no se porque me he fascinado y he estudiado cada uno de sus gestos, el día de la charla grupal supe que estaba mintiendo y que algo más la llevo a consumir drogas y soy consciente de que ese algo que la lastima mucho más de lo que se puede esperar, he tratado de acercarme, de hacerme su amiga pero ella me la pone difícil, me hace las cosas mucho más difícil porque crea una barrera, no quiere ayuda, se encerró tanto en su misma guardando su dolor creando una personalidad de frialdad o indiferencia convirtiendo eso en un mecanismo de defensa y aquello de una u otra manera a mi me duele, me duele porque quiero ayudar pero ella se niega y es raro además de que podría considerarme masoquista teniendo en cuenta cómo me a tratado ella, de cómo me ha dicho que me aleje y me ha demostrado que lo que menos quiere es que me acerqué.

Pero no puedo dejarla de lado, no pienso hacerlo, me importa y soy consciente de que ella oculta algo, algo que la atormenta.
Cuando la vi de esa manera, débil a causa de la sobredosis de lo que sea que se haya tomado mi corazón palpitaba causándome dolor, un dolor que no tiene descripción.

Me atormentaba tratando de buscar respuestas a toda esta situación, no lo comprendía, no podía comprenderlo, su hermano vino a verla, creí que aquello le alegraría ya que días antes le escuché decir que para sus padres no existía y pues pensé que aquella visita le haría bien pero fue absolutamente todo lo contrario, lo que sea que el le haya dicho la destrozo por completo, en sus ojos vi un alma quebraba dominada del miedo y temor, dominada del dolor, no vi esperanza, no vi anhelo y cuando observé en sus manos aquellas pastillas me alarme, me alarmé porque sabía que ella no estaba bien y podría cometer una locura, locura de la que ni siquiera yo pude prevenirla, actuó con dolor de seguro deseando estar muerta, conocía ese dolor, el dolor de no querer volver a despertar y de rendirse y por ello más me motivaba a ayudarla, pero ahora, ahora no se siquiera cómo se encuentra y me sentía frustrada, debí actuar con mayor rapidez, pero no era momento de culparme, ahora lo que más me preocupa es ella, su salud, el que se encuentre bien, mi madre, Dallas, Sofía y aquellos hombres se la llevaron lo más rápido posible y yo, cómo era de esperarse no podía salir de este lugar y aquello me agobiaba.

La noche transcurría con normalidad pero mis pensamientos no me permitían descansar, sin percatarme empecé a sollozar, ¿por qué me afecta tanto? ¿por qué ver su dolor reflejado en sus ojos me lastimaba también a mi?, algo me sucedía, mis sentimientos eran extraños al tenerla a mi lado y debía aclarar mis ideas, debía tener claro lo que me sucedía.

La mañana llegó y cuando la hora de desayunar se presentó salí corriendo en dirección a la oficina de Paola, ella me informaría, ingrese y como siempre me recibió amablemente pero estaba demasiado perturbada y necesitaba saber que sucedía

-¿Como se encuentra ___?- le pregunté impaciente y ella sonreirá, ¿acaso no se cansaba de sonreír siquiera en momentos como estos?

-Demi no he recibido mucha información de su estado pero Sofia me a dicho que intervinieron a tiempo pero aún están realizando estudios ya que no reacciona- yo asentí con temor, Dios quiera y reaccione

-¿Le han dicho la situación a sus padres?- ella negó

-No, en un rato se les informará ya que creí conveniente tener buenas noticias para notificarles además a ellos ni siquiera les importará cómo se encuentra- fruncí el ceño -cuando vinieron a hablar conmigo se notaba que ellos no la traían aquí para que mejorara sino más bien como para alejarla- abrí mis ojos con sorpresa, entonces es cierto, ____ no mintió, a sus padres no les importaba, me levante queriendo salir de allí antes de maldecir a sus padres y toda su jodida familia pero la voz de Paola me detuvo -ven en la tarde y te permitiré llamar a tu madre para que te informe de cómo se encuentre ella, se que así te sentirás más tranquila y te agradezco por preocuparte por ella, su actitud no a sido fácil de sobrellevar pero si se recupera estoy segura que mejorará- ¿si se recupera? Ella se recuperará, saldría bien del hospital.

La tarde pasó demasiado lenta para mi gusto, cuando ella estaba aquí me entretenía observándola cada que tuviera la oportunidad, tal vez suene como una loca psicopata pero es la verdad, observarla y tratar de acercarme era algo que me mantenía entretenida y animada, ella llamaba mucho mi atención.

Cómo Paola me dijo ahora me encontraba llamando a mi madre

-Dime que se encuentra bien por favor- dije apenas mi mamá aceptó la llamada

-Si, hola hija, yo estoy bien, ¿cómo estás tú?- respondió con ironía y yo rodeé los ojos

-¡Mamá!- le dije irritada

-Demi algo sucedió- su tono era serio y preocupado, mierda ¿que pasó?, ella empezó a contarme todo lo que dijeron sus padres y no podría creerlo, todo parecía una broma

Joder mamá!- algunas lágrimas involuntarias salieron de mis ojos -¿cómo pueden decir eso? Son sus papas, entiendo que se cieguen en el dolor pero no pueden actuar así, como si ella no les importará- mamá me comentó que sus padres se negaban a saber de ella, pero algo faltaba, mi mamá me ocultaba algo

-Lo se hija, pero no me preocupa eso, me preocupa cómo reaccionen, algo mucho mayor sucedió y lo peor es como lo están tomando- siguió contándome y aquello era sorprendente, ¿acaso es él karma? -nisiquiera pude contarles cómo se encontraba ___ por qué empezaron a tratarla muy mal y a culparla- la voz de mi mamá era entrecortada, aquello que le dijeron le afectó y no por ellos, sino por ella, por ___, es que a cualquiera le dolería su situación

-¿Cómo se encuentra ella mamá?- pregunté cambiando de tema, no quería saber más, lo que se venía de seguro sería un gran problema y por eso ahora más que nunca estaría con ella.

——
Este capituló es algo especial ya que es desde la perspectiva de Demi, espero les agrade.💕

Help Me - Demi Lovato y Tú Donde viven las historias. Descúbrelo ahora