-DESTERRADA-

1.3K 315 39


—Cuando quería ir a su casa para sorprenderlo y lo encontré con mi secretaria le dije que le quitaría todo, él de inmediato se ofendió y me dijo cosas horribles, entre ellas fue que él había elegido a mi secretaria porque

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

—Cuando quería ir a su casa para sorprenderlo y lo encontré con mi secretaria le dije que le quitaría todo, él de inmediato se ofendió y me dijo cosas horribles, entre ellas fue que él había elegido a mi secretaria porque... — Pasó saliva tras recordar lo amargo del momento y continuó. — porque ella no era estéril.

—Maldito bastardo imbécil, ¿Cómo se atreve a decirle algo así a quien le dio todo? Ojala lo tuviera cerca para destrozarlo.

—Por eso fue que en ese momento me sentía mal, no es fácil de digerir pero ya estoy bien y con fuerzas suficientes.

—Tú eres perfecta como eres, así me lo pareces, estás completa cariño, nunca lo dudes. —le dijo abrazándola y básicamente la tenía demasiado cerca de él, sentía que tenía que protegerla hasta de la más pequeña molécula que pasara, Rosael ya se había dado cuenta de la cercanía pero no tenía ningún problema con ello, de repente sintió mucha curiosidad por él.

—Cambiemos de tema, mejor cuéntame... ¿a qué te dedicas exactamente? Tocas muy bien el sax. —Catriel sonrió y le explicó.

—Mi familia es dueña de varias editoriales,  no te preocupes, lo mío es más de libros más serios, así que no hay forma de que te haga competencia...

— ¿En verdad eres dueño de varias editoriales? pensaba que solo trabajabas tocando el saxofón en el bar.

—No cariño, el saxofón es mi hobbie, no podría sobrevivir solo con eso. — respondió jugando con su cabello y el teléfono de Rosael sonó.

—Hoy es el día de que la familia se comunique conmigo ¿o qué?.. Espera, Aquí Rosael...

—Soy Devlin, necesito hablar contigo urgentemente Rosael.

—Hola Dev, ¿está todo bien? ¿Todos están bien?

— ¿Si, necesito aclarar cuentas contigo, voy a tu casa o vienes a mi oficina en StormVille?— La voz de Devlin sonaba como si estuviera escupiendo fuego, en verdad se escuchaba enojado.

—no... yo iré a StormVille, no te preocupes iré ya mismo.

—No te demores. — colgó con tono frío y Rosael guardó su teléfono mientras que Catriel esperaba una explicación.

— ¿Quién era y por qué te habló de esa forma?

—Es... mi mellizo Devlin, tengo que ir rumbo a su oficina ahora.

— ¿ahora? ¿Por qué lo obedeces así?

—No lo entiendes, Devlin es el Alfa de mi familia, él hace todo lo que está en sus manos para proteger a nuestro clan, así que debo obedecerlo cuando me pide ir a verlo, no sé de lo que se trate pero debe ser muy importante, es extraño oírlo enojado.

—No te preocupes, ve; de todas maneras yo me tengo que ir ya, la luna llena me pone ansioso, por favor cuídate mucho, espero verte mañana cuando mi estado esté mejor.— le dio un tierno beso y se puso de pie.

Engatozada: Rosael¡Lee esta historia GRATIS!