-HABÍA UNA VEZ-

1.5K 330 18


Catriel no dijo nada y de repente se paró de golpe de la cama observando a Rosael, solo la miraba

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Catriel no dijo nada y de repente se paró de golpe de la cama observando a Rosael, solo la miraba... no podía creer lo que decía, si eso era cierto había una mejor esperanza para la aldea de Lycans.

— ¿No estas bromeando? ¿Es verdad?— Rosael sonrió al mirarlo un poco confundido y asintió.

— ¿Por qué bromearía con algo así? También para mi familia fue una gran sorpresa, no todos los días llega tu hermano y te revela que es la reencarnación de Merlín, pero si tu gente en verdad está en problemas como dices no me pesará nada pedirle que hable contigo. — Después de que Rosael terminó de hablar la mirada de Catriel se suavizó, ahora podría pensar en cómo ayudar a su gente y todo gracias a Rosael, mirándola desde donde se encontraba ahí en la cama rodeada solo por esa capa roja, esos ojos verdes perfectos observándolo con todo el amor que una persona podría dar, ella comenzaba a ser parte fundamental de su vida, y no solo por ser su vínculo, era porque podía verse en un futuro con ella; sin ningún problema.— ¿Por qué me miras así?

—Es que estoy sorprendido de como en tan poco tiempo te has vuelto tan importante para mí, hace unos días estaba bloqueado, no sabía que más hacer con mi vida... y de repente llegas y cambias todo para bien y me haces pensar que puedo ser un mejor hombre, no me sentía así desde la muerte de Layla, así que... gracias Rosael. — sus palabras sonaban tan puras y tan honestas que esta vez Rosael se conmovió.

—Tú ya eres un buen hombre, desde el momento en el que me salvaste en el puente, ¿Cómo saber que alguien es buena persona? Por la forma en la que trata a los animales... yo estaba llena de lodo, y olía fatal y aun así tú me tomaste entre tus brazos y me besaste y me abrazaste, eso me llamó mucho la atención de ti, todo esto ocurrió por ti, porque no te rindes, tú me trajiste a Secret Valley... me mudé aquí para buscarte... << ¡listo! Se lo dije... ya puedo respirar y morir en paz!>>, pensó soltando aire y liberando tensión.

— ¡uhh! ¡Fuertes declaraciones!— respondió haciéndola reír.

—Es que una de mis hermanas me dijo que cambiara de vida, que empezara de nuevo; y yo quería encontrarte, y aun que ella y mi asistente me decían que no lo hiciera solo por ti... no podía dejar de pensar en ese misterioso hombre que me salvó. — admitió encogiéndose de hombros, Catriel volvió a la cama y la abrazó de nuevo. —Y lo mejor de todo es que encontrándote a ti me encontré también.

—Entonces gracias por encontrarme... tu hermano es esperanza pura para los Lycans que no quieren morir peleando con hechiceros, acabas de salvar muchas vidas Rosael, eres increíble.

—No hay que adelantarnos, no sabemos que nos diga Dorian, respecto a la magia se muy poco, soy aprendiz así que esperemos que acepte...—Justo cuando terminó de decir esas palabras alguien tocó a su puerta, ambos se miraron y Rosael se vistió y le dijo a Catriel que esperara, a él le costó trabajo ya que como la luna llena llegaría pronto tenía ansias feroces de cuidar a Rosael, se vistió también y esperó atentó de quien era él o la intrusa.

Engatozada: Rosael¡Lee esta historia GRATIS!