-LOS SECRETOS DE LA LUNA-

1.4K 344 50


— ¡Pero Rosa! ¿Cómo que un hombre lobo? — gritó Camerón quien a pesar de no ser la mayor parecía ser la más madura de las cinco

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

— ¡Pero Rosa! ¿Cómo que un hombre lobo? — gritó Camerón quien a pesar de no ser la mayor parecía ser la más madura de las cinco.

— ¡Ya sé! ¡Ya sé! No se espanten... yo estoy casi igual que ustedes, y tal vez no debería emocionarme tanto... o tal vez debería alejarme y no volverlo a ver pero es que me atrae muchísimo y al parecer yo también a él... ¿es malo? — preguntó bajando la mirada, ni siquiera comprendía lo que ella misma sentía al respecto.

—Rosael linda, no tiene nada de malo, ¡nadie te juzga!...— Le comentó Eleonor sacudiéndola del hombro para aligerar su presión.

—Es solo que es una noticia algo extraña, ya sabes... somos gatos, él... casi un can, pero con ello no quiere decir que este mal, míranos a tus cuñadas— dijo Regina señalando a Eleonor y a Inés, — nos enamoramos de alguien que era algo totalmente extraño para nosotras, pasamos muchos altibajos y al final estamos aquí; juntas Rose.

— ¿Qué más da si es un licántropo o un vampiro o zombi Rose? Si tú sientes una conexión con él y cada vez que lo besas sientes que el viento te lleva cual pluma de ave... entonces es para ti. —Logró decir Victory totalmente sería mirando a Rosael y todas las demás se impactaron al escucharla, sabían que para Victory era complicado hablar de amor, y ahora significaba que poco a poco superaba aquella pesadilla.

— ¡Es que no saben! No puedo describir lo que siento... no lo conocía hace una semana y ahora no dejo de pensar en él, tiene chispa, carisma, es amoroso, detallista... en poco tiempo supo quién era en realidad, y sin pelos en la lengua me confió su secreto; ¿no debería sentirme culpable por el poco tiempo que llevamos?— Rosa se limpió las lágrimas tras sacar todo lo que llevaba dentro e intentaba respirar.

—Yo te entiendo perfectamente Rose— Inés avanzó a ella de rodillas como si tuviera que tener cuidado y llegó despacio para no hacerla llorar más. — Sé que es difícil ese sentimiento, lo sé porque cuando conocí a Dorian sentía celos de todo el que pasara cerca... hasta sentí celos de Doreen cuando la conocí...— Doreen alzó la mano y asintió. — pero la realidad es que mi historia con Dorian solo duró una semana, ¡Una semana! A los tres días ya éramos una pareja... sabíamos que nos amábamos, también tuve ese ataque de nervios... ¡la sociedad marca que debes pasar tiempo antes con una persona para enamorarte! Y eso es falso... el amor llega cuando dejas de buscar, y cuando aparece...  te da con un bate en la cabeza, y mientras asimilas que fue lo que ocurrió llega el hombre de tu vida y te consuela tras el golpe.

— ¿Y cómo afrontaste que lo amabas sin tanto tiempo de conocerlo?— le preguntó Rosael prestándole atención como si ella tuviera todas las respuestas a sus problemas.

—No lo afronté, el secreto está en dejarse llevar, Dorian era lo que jamás pensé que existiría y todo era nuevo para mí, la magia, el gen minino, los miniños... sin embargo yo también sentía la chispa por él, así que me entregué a él en cuerpo y alma, acepté que debía pasar muchas pruebas para que fuéramos felices e hice lo que tenía que hacer... Rose, debes dejarte llevar solo se trata de eso.

Engatozada: Rosael¡Lee esta historia GRATIS!