Capítulo 62

608 41 6

Camila POV

Hoy vería a Lauren. Estoy demasiado emocionada por verla. Algo normal porque la he echado mucho de menos. Mis padres y mi hermana pequeña se han ido porque les dije que Lauren quería estar a solas conmigo, y lo han entendido.

Cuando me habló por whatsapp la noté seria, pero eso no me parece extraño porque a saber donde ha estado y que ha pasado. Deseaba que me contara todo. Quería verla para asegurarme de que estaba bien y que no le había pasado nada. Quería abrazarla, besarla, y decirle cuando la quería. Ella se había convertido en alguien importante para mi y no me imaginaba sin ella.

Me había levantado pronto. Casi no había podido dormir de la emoción, así que decidí levantarme. Además, no sabía a que hora vendría. Por eso, desayuné y me arreglé para que no me pillara por sorpresa.

Una vez lista, me senté en uno de los sofás del salón a esperar a que Lauren llegara.

Lauren POV

Eran las once de la mañana. Estaba de pie en medio de mi habitación con las llaves de mi coche preparada para ir a casa de Camila.

Respiré hondo un par de veces y salí de mi habitación. Bajé por las escaleras y me despedí de mis padres. Sabían que iba a ver a Camila. Ellos no me hicieron ninguna pregunta respecto a lo que les dije sobre que habíamos terminado y que ahora tenía algo con Taylor.

Sam estaba fuera esperándome. El volvía a ir conmigo a todas partes. Todos aun seguían alerta sobre Miller. Aunque solo yo sé lo que va a pasar.

— Nos vamos, Sam —le dije a mi guardaespaldas.

— ¿Dónde? —preguntó, acercándose a mi.

— A casa de Camila —dije caminando hacia uno de mis coches.

— ¿Conduces tu o yo? —preguntó con una sonrisa un poco suplicante al ver que me acercaba al Audi R8.

— Ahora voy a conducir yo, pero cuando volvamos dejaré que lo hagas tu —dije con una sonrisa, y el intentó disimular su felicidad.

La verdad que después de la conversación que voy a tener con Camila, lo mejor era no conducir después. No podría concentrarme.

Nos subimos al coche, y conduje hasta la casa de Camila. A medida que me acercaba mis nervios aumentaban. Debía tranquilizarme y mantenerme serena.

Una vez estuve frente a la casa de mi todavía novia, aparqué frente a ella.

— Espera aquí —le dije a Sam cuando nos bajamos del coche.

— No me moveré —dijo, apoyando su espalda en el coche.

Caminé hasta la puerta de la casa y toqué el timbre. Unos segundos después Camila abrió la puerta.

Quise llorar cuando la vi, pero me contuve. Al igual que las ganas de abrazarla y besarla. Me repetía constantemente que debía mantener mi postura.

Camila me abrazó con fuerza, y yo pasé mis brazos delicadamente por su cintura. Repitiendo en mi mente que debía ceñirme al plan.

— Te he echado de menos —susurró cerca de mi oreja, y tuve que contener las lágrimas.

Me separé despacio, y ella también lo hizo.

— ¿Entramos? —pregunté en un tono bajo, pasando mi pulgar por su mejilla para retirar una lágrima que le había resbalado por ella.

— Sí, pasa —dijo con una sonrisa, y entramos en su casa.

Cerré la puerta para después dirigirnos al salón.

— ¿Están tus padres? —pregunté, sentándome en un sofá.

Loving You Despite The Obstacles | CAMREN¡Lee esta historia GRATIS!