Capitulo 13

707 81 38

Y una vez más volví a abrir los ojos, sin quererlo volví a la vida. Esos instantes de despertar y sentir que vuelves a tener conciencia y que continúas en este mundo es desalentador, desalentador cuando lo que menos quieres es seguir. Tomó unos segundos para situarme y recordar porque estoy allí. Y cuando ya estoy ubicada pienso: «No lo conseguí, sigo viva» y siento como se apodera una tristeza en mi, observo mi brazo y suspiro con cansancio al ver un pequeño pinchazo dándome a entender que me inyectaron suero o algo, cierro mis ojos recordando y dándome cuenta de todo lo que pude causar, sintiendo vergüenza y frustración, la puerta de la habitación se abrió

-Has despertado cariño- me sonrió Dianna, yo abrí mis ojos sorprendida ¿que hacia ella acá?, cuando vi que se acercaba agache mi cabeza avergonzada -¿como te sientes?- pregunto ella sentándose sobre la cama y tomando mis manos

-Yo... ammmm bien, supongo- respondí tímida

-Me alegra, gracias a Dios te encuentras bien, Demi no pudo venir como debes saber y está muy asustada por ti- yo levante mi cabeza y la observé fijamente ¿Demi asustada? ¿Por mi? -Debo decirte algo que sucedió hace dos días luego de que tu hermano salió del centro de rehabilitación-

-Espera, ¿has dicho dos días?- abrí mis ojos como platos y ella asintió

-Así es, hace dos días te trajimos aquí y bueno, hasta ahora despiertas, pero gracias a Dios los últimos exámenes salieron bien así que ya podrás irte de aquí- yo asentí -voy a firmar tu salida y hay- señaló una bolsa que había sobre un sillón que se encuentra en la habitación -esta tu ropa, cámbiate, te espero afuera- ella beso mi frente y salió de la habitación, la noté un poco nerviosa ¿que tendría que decirme? Me levante, tome la bolsa y me dirigí al baño, luego de cambiarme sentí muchas ganas de vomitar así que lo hice, lave un poco mi boca y salí pero al cruzar por la puerta fui abrazada por Dallas

-¿Como te sientes?- me preguntó ella separándose, yo sonreí levemente y vi cómo Sofía se acercaba

-Ya nos están esperando afuera, es hora de regresar al centro de rehabilitación- yo asentí sin ningún ánimo y me encamine con esas tres chicas hasta la salida del hospital

-____ debo decirte algo- dijo Dianna tomándome del brazo y deteniéndose frente a mi, observé a mi lado y Sofía se alejaba al igual que Dallas

-¿Que sucede Dianna?- le pregunté observándola fijamente y notando su nerviosismo

-Le hemos dicho a tus padres de la situación- yo asentí nerviosa -ellos no quisieron venir a verte-

-Tranquila, lo entiendo- le respondí en un susurro

-Pero esa no es la cuestión, ellos no quieren saber nada más de ti- baje la mirada sintiendo dolor -algo grave sucedió- dijo ella con temor, mis manos empezaban a temblar, por su manera de hablarme sabía que algo andaba mal

-Dígame que sucede Dianna, empiezas a asustarme- volví a mirarla y vi cómo sus ojos transmitían pena

-¿Tú hermano es el que fue a visitarte verdad?- yo asentí nerviosa -¿que fue lo que te dijo?-

-Ammm él... él no dijo nada- mentí y agaché la cabeza pero Dianna tomó mi mentón para que la observara

-Dime la verdad ___, puedes confiar en mi pero necesito oír la verdad- me dijo ella con una leve sonrisa

-Ammmm el vino a mostrarme unas cosas, luego se burló, me trato mal, me dio aquellas pastillas y se fue- levante mis hombros queriendo restarle importancia al asunto

-¿Puedes decirme que te mostró y el porqué te pusiste así?- volvió a preguntar ella pero yo negué -esta bien, ¿cómo estaba el antes de irse?-

-Bien supongo, se fue contento- sonreí levemente con tristeza al recordar la sonrisa triunfante que me mostró él antes de irse -¿porque tantas preguntas Dianna?-

-Cariño sucede que el tuvo un accidente- abrí mis ojos como plato sintiendo como mi corazón latía rápidamente -tú hermano choco a pocos kilómetros del centro de rehabilitación- espera, ¿escuché bien?, ¿mi hermano, mi hermano se accidentó? -cuando se comunicaron con tus padres ellos estaban muy alterados, nos informaron lo que sucedió y dijeron que no querían saber nada más de ti, según ellos la culpa es tuya- mis ojos se cristalizaron.
Mi hermano se accidentó y mis padres, mis padres me culpan a mi ¿yo realmente tenía la culpa? Él, él vino a verme, vino a dañarme, yo no hice nada, yo no ocasioné nada ¿verdad?, o ellos tenían razón y yo... ¿yo fui quien cause tal accidente a mi hermano?

-Pero yo no hice nada- susurré sintiendo como mis labios empezaban a temblar -¿como se encuentra él?-

-Lose cariño, te estoy diciendo esto porque tus padres están muy alterados y podrían ir a visitarte y quiero que si eso sucede estés preparada- yo sonreí levemente, era seguro que ellos irían y me tratarían de lo peor

-Tranquila Dianna, ahora solo dígame cómo se encuentra él, por favor- le dije en tono desesperado

-___ el accidente fue muy grave, tu hermano... tu hermano... él, él falleció- sentí una presión en mi pecho ¿mi hermano? ¿Mi hermano falleció? ¿Escuché bien?

-¿Estas bromeando?- le pregunté sería a Dianna y ella soltó mi mentón para tomar mis manos

-Lo lamento cariño, el impacto fue muy fuerte y tú hermano perdió la vida al instante- sentí como todo a mi alrededor se detenía

Mi hermano, aquella persona que vi crecer ante mi, aquel que día a día se encargó de decirme la mierda de persona que soy, murió y no, no me sentía feliz, era todo lo contrario incluso el pecho me dolía.

No me di cuenta cuando me encontraba en los brazos de Dianna pero no reaccionaba, minutos después ella tomó mis manos y me dirigió hacia un vehículo, sentía como este avanzaba pero no presté atención a nada.

Mi pequeño hermano, el chico con un futuro brillante, el orgullo de mis padres murió, ¿cómo estarán mis padres?, ¿cómo se sentirán ellos?, mis ojos se cristalizaron pero en este momento me negaba a llorar, mis padres quienes aman tanto a aquel chico deben estar destrozados y aquello me genera un dolor increíble, me importa una mierda el cómo me hayan tratado, son mis padres, es mi hermano, son mi familia, familia a la cual sin importar que realmente amaba y amo; pero ahora, ahora sucede esto, mi hermano se fue, los dejó, dejó a mis padres y estoy segura que esto, que esto era el comienzo, el inicio del caos, caos que vendría a mi vida porque si mis padres me culpaban, no sabía que me esperaría, si antes me trataban mal ahora no sabía que vendría.

No me di cuenta cuando el auto se detuvo, observé por la ventana y vi que ya habíamos llegado, Dianna y Dallas salieron del auto y luego yo

-Gracias Dianna y gracias Dallas por haber estado conmigo- les sonreí como pude y me retire de allí entrando y dirigiéndome de una vez a mi habitación.

——
Voten y dejen sus opiniones de cómo creen que va la historia.💕

Help Me - Demi Lovato y Tú Donde viven las historias. Descúbrelo ahora