Capitulo 6

784 77 24

-¿De donde eres?, no creo que hayas nacido aquí en Los Ángeles- me dijo Dallas, yo negué

-No, no nací aquí, soy de (tu país) pero a los 10 años me mude aquí por el trabajo de mis padres- ellas asintieron

-Genial, Demi tampoco es de aquí, ella nació en Albuquerque, Nuevo México y con el tiempo tuvimos la oportunidad de llegar acá a los Ángeles para que ella realizara y cumpliera sus sueños- me explicó Dianna yo asentí observando a Demi quien me observaba expectante

-¿A que te dedicabas?, bueno antes de llegar acá- me preguntó Dallas yo solo fije mi vista nuevamente en la ventana

-Estaba en la universidad- hice una mueca -estaba en sexto semestre, estudiaba o estudio leyes- fruncí el ceño

-Por lo que veo no te gustaba ¿verdad?- me dijo Dianna y yo negué -¿por que estudiabas aquello entonces?- yo bufé

-Fue lo que eligió mi padre- alce los hombros -quería que siguiera su ejemplo- vi cómo empezaba a nublarse el cielo

-¿Que te hubiese gustado estudiar entonces?- esta vez reconocí su voz, Demi

-No lose, tal vez hubiese tomado clases de música- suspire

-Nunca es tarde para intentarlo- respondió Dallas yo asentí

-Si es tarde, es tarde cuando te das cuenta que ya no quieres intentarlo- aquellas palabras salieron de mi sin pensar -¿y ustedes a qué se dedican?- pregunté rápidamente sin apartar mi mirada de la ventana

-De hecho, Demi es actriz y cantante- aquello que dijo Dianna me sorprendió pero no lo demostré

-Genial- respondí restándole importancia

-¿No has escuchado de ella?, ¿no las visto?-me preguntó Dallas y yo negué sin comprender -es Demi Lovato- volteé a mirarla y alcance a ver cómo Demi la golpeaba

-No comprendo, ¿eso que tiene que ver?- le pregunté a Dianna pero antes de que ella pudiera responder Dallas la interrumpió

-¿Acaso no escuchas música?, ¿no has escuchado alguna canción de mi hermana?- me preguntó y Demi nuevamente la golpeó

-La verdad no lo creo- alce mis hombros

-¿Entonces como es que dices que hubieses estudiado música sino escuchas de música?- me preguntó incrédula Dallas

-Tal vez antes haya escuchado alguna canción de tu hermana pero no lo recuerdo- hice una mueca -simplemente deje de intentarlo, cuando me vi obligada a estudiar algo que no quería me enfoqué en tratar de hacerme creer que aquello me gustaría así que me aleje de la música- alce mis hombros

-¿Cuando salgas de acá seguirás en esa carrera o que harás?,¿crees que tus padres aún te exijan estudiar eso?- me preguntó Dianna

-No lo sé- levante mis hombros y volví a mirar la ventana -al momento de ingresar acá creo que perdí a mi familia- mis ojos se cristalizaron

-¿Te dejaron sola en este proceso?, ¿Porque estás aquí?, ¿Que problema tienes?- me preguntó Demi, yo sonreí tratando de disimular el dolor que empezaba a sentir

-Me dejaron sola desde hace muchos años- mi voz se entrecortó -estoy aquí por consumir drogas supongo- alce mis hombros y luego me levante de mi asiento -fue un placer conocerlas y si me disculpan debo retirarme- sin esperar respuesta me dirigí a mi habitación, empezaba a sentirme mal, hablar de mis padres me duele, me lastima y no quería verme débil ante ellas.

Al entrar a la habitación empecé a sentir ansiedad, debía distraerme, debía salir, con precaución caminé por el pasillo buscando la salida, al encontrarla mire que no hubiera nadie que me pudiera molestar y al asegurarme corrí por ese pasillo hasta llegar a un gran patio, salí y empecé a respirar lento y profundo al ritmo de las gotas chocando contra el pavimento y mi cuerpo.

Camino bajo la lluvia dejando que todo mi cuerpo fuera completamente empapado, mientras más llueve más se me revuelve todo:
Los pensamientos, los recuerdos, los sentimientos, el alma, el corazón...
Con cada gota siento que me voy, pero físicamente sigo padeciendo aquí, parada en medio de la tempestad, queriendo estar sola, alejada, distante de esta realidad que me atormenta, que me mata.
Me siento sobre el frío césped y empiezo a sentir las gotas deslizándose por mi rostro, sobre mi, sintiendo recorrer cada poro de mi piel tratando de sanar mi alma y tranquilizar mi caos.

No está lloviendo solo aquí afuera: en el mundo exterior, también está lloviendo acá dentro (en mi ser, mi mundo), no sé cómo escampar, no sé cómo cesar la tempestad.
Me estoy inundando y no me quiero desbordar. No sé cómo lidiar con estas crisis, como cuando los sentimientos nos invaden, nos nublan y nos dejan abatidos por un largo plazo.

No sé cuándo tiempo a pasado, la temperatura a bajado, el frío clima estremece mis huesos y hace temblar mis manos, me levanto del frío suelo y me doy cuenta que la lluvia a cesado pero parece que aquí dentro aun sigue lloviendo, el silencio ha reinado, pero en mi mente se escuchan gritos. Todo es un caos.

Cuando voy a ingresar nuevamente, me fijo en cómo se acercan Dianna, Dallas y Demi, agacho mi mirada al darme cuenta que aquellas chicas me observan sorprendidas

-Te resfriarás, debes ir a cambiarte- escuché muy cerca la voz de Demi, levante mi mirada un poco avergonzada y me vi rodeada por estas tres chicas

-Si vez a una mujer caminar bajo la lluvia sin paraguas- Dianna tomó mis manos mientras hablaba -debes saber, que es su alma, más que su cuerpo, la que va implorando por un abrazo- sin más se acercó y me abrazo, aquel contacto hizo que me sintiera incómoda

-Dianna la empapare toda- le informe tratando de separarme pero ella me abrazo con más fuerza

-Lose y no me interesa, pero es de mala educación no corresponder a un abrazo que te brinda una anciana- aquello hizo que sonriera nerviosa y correspondiera a su abrazo, aquel simple contacto me transmitió un poco de tranquilidad pero cómo no estaba acostumbrada acabe con el abrazo en unos segundos

-No eres una anciana y gracias- trate de sonreír pero solo me salió una mueca al sentir como mis lágrimas querían presentarse

Help Me - Demi Lovato y Tú Donde viven las historias. Descúbrelo ahora