Capítulo 4

89 8 0

 Era jueves y faltaba solo un día para la fiesta, la verdad no sé porque estoy tan nerviosa y tengo tantas ansias de que llegue el día, he buscado razones para explicarlo, pero no encuentro, sólo sé que quiero que sea viernes. Esto fue lo primero que pensé al levantarme, y lo seguí pensando mientras me bañaba y me arreglaba para bajar y hacer el desayuno. Noté que Niall aún estaba dormido porque no había rastro de él en la cocina. Decidí llamar a Bruke para contarle un poco sobre Mike, tenía una semana sin saber de ella y no sabría para cuando volvería. Marqué su número, pero no contestó, seguro estaría durmiendo, aunque eran las 10:30 y su tía la hacía levantar temprano. Quise cocinar panqueques de nuevo, solo porque mi primo los adora, yo solo iba a tomar café. Mientras terminaba de preparar los panqueques mi teléfono sonó.  

- “¿Bueno?”

- “Pequeña, buen día”. Saludó Louis.

- “Hola Tommo, ¿Cómo está todo? ¿Vendrás a desayunar?”. Pregunté para saber si tenía que hacer más panqueques.

- “Sí, de acuerdo, pasaré a desayunar, pero no me quedaré mucho tiempo porque Irina irá a la peluquería y debo llevarla”. Dijo desinteresado.

- “¡Oh! Que bueno, la llamaré para acompañarla, quiere cortarme el cabello”. - “Bien, pero si quieres yo le digo, de todas maneras debo llamarla para despertarla”. Río por lo bajo.

- “De acuerdo, babe. Te espero”. Colgué.    

Me dispuse a hacer más panqueques para Louis mientras escuchaba que Niall se alistaba para bajar. Una vez terminé aproveché de escribirle a mi mamá para ponerla al día de lo que hice ayer, una vez le escribí, subí y me encontré con Niall saliendo del baño.  

- “En la cocina he dejado panqueques para ti y Louis que viene en camino”. Le dije mientras entraba a mi cuarto para buscar la ropa que me pondría.

- “De acuerdo. ¿Tú saldrás?”. Preguntó desde su cuarto.

- “Sí, iré con Irina a la peluquería”. Respondí gritando desde el baño de mi habitación.

- “Oh, bien”.

- “Si quieres le dices a Louis para que lo acompañes”. Le sugerí.

- “Sí, eso iba a hacer”.  

Una vez terminé esta pequeña conversación con mi primo, me bañé rápidamente y me vestí usando el pantalón gris que compré con una franela de tiritas blanca y un suéter de verano fucsia que hacía juego con mis zapatillas. Cuando estuve lista bajé a la cocina y allí ya estaba Louis desayunando junto con Niall, ambos callaron en seco cuando entré y supe que hablaban de algo que no querían que yo escuchara.  

- “¿De qué hablaban? ¿Y Por qué callaron cuando entré?”. Pregunté fulminándolos con la mirada.

- “De nada, Ash”. Se apresuró a decir Niall. Estaba mintiendo porque no me miraba a los ojos.

- “Louis, ¿De qué hablaban?”. Esta vez dejé mi mirada en los ojos azules de mi amigo.

- “Bien, te diré…”. Dijo mientras Niall lo miraba y negaba. “Es que… Bueno, supimos que… En realidad supe yo…”.

- “Basta de rodeos, Louis, habla ya”. Lo interrumpí.

- “Supe que Scott irá a la fiesta de Brian porque Rose irá con sus amigas, Marie y Hannah que son primas de la novia de Brian”. Dijo evitándome la mirada notoriamente.  

En ese momento las ganas que tenía de ir a la fiesta y a la peluquería desaparecieron, no quería ver a Scott y menos con Rose, eso me destruiría por completo otra vez. Volvería a sufrir como lo hice meses atrás y peor aún, volvería a buscarlo para que regresara conmigo sabiendo todo lo que hizo y el por qué, no quería, no debía verlo. Mis respiración comenzó a agitarse por una mezcla de rabia y llanto, estaba apunto de llorar, mis lágrimas se asomarían. Quería encerrarme en mi cuarto y salir cuando llegara mi madre el domingo. Quería evitar la fiesta, quería escribirle a Mike que se canceló o algo para no tener un compromiso que me amarrara con el evento. Estaba en un callejón sin salida, no quería cancelarle a Mike pero tampoco quería ver a Scott con la morena cabello largo por la que me dejó.  

New Stepbrother.¡Lee esta historia GRATIS!