¡A MI ME GUSTAN MAYORES!

Comenzar desde el principio

-¡TONY TONY TONY TONY!- Todos y todas ovacionaban al chico, unos más degenerados ya se estaban tocando por encima de sus pantalones, en el caso de las mujeres alfa solo hacía falta pasar su mano debajo de su falda y tocar aquel órgano que comenzab...

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

-¡TONY TONY TONY TONY!- Todos y todas ovacionaban al chico, unos más degenerados ya se estaban tocando por encima de sus pantalones, en el caso de las mujeres alfa solo hacía falta pasar su mano debajo de su falda y tocar aquel órgano que comenzaba a crecer.

-Wow! James te vas a ganar muchos enemigos después de esto...- Comento la rubia maliciosamente, sabía que el alfa castaño se estaba metiendo en terreno ajeno.

-Sharon déjalo en paz...-

-Steve amor, solo trato de advertirle...-

-Eso no lo detendrá...-

Que sea un buen amigo

pero más un buen amante...

James Buchanan Barnes, uno de los mayores líderes mafiosos en toda la comarca, era uno de los alfas más temidos de todos. Si bien, para unos era Bucky, el fiel amigo y aliado que podrás tener, según Steve Rogers, su mano derecha, para otros era el Soldado del Invierno, el más territorial alfa y más sanguinario, título del que se hizo fama por desaparecer a quien le estorbara, no importaba edad y no volverles a ver hasta años después, donde el crudo y frio invierno cedía y dejaba al descubierto el cadáver putrefacto, algunos incapaces de reconocer por parte de los médicos forenses.

¿Qué importa unos años de más?

El espectáculo había terminado, el omega había terminado con miles de dólares entre sus bragas y ligueros, además de los que estaban tirados en la pista y que otros omegas y betas comenzaban a recoger para limpiar la pista y seguir con la noche. Durante todo ese tiempo en que el tal Tony hacia su show, James no apartaba su fría y seria mirada de aquel chiquillo ¿Qué si le excito? Ya necesitaba descargarse dentro de ese mocos, pero aquella calentura se veía opacada con el resto de los alfas que no dejaban de ver lo que era suyo, y peor aún, que este supiera que estaba entre el público y con todo el descaro del mundo hiciera las peores insinuaciones sexuales al tocarse de arriba abajo, en especial entre sus nalgas, que gustaba de separar, donde el encaje de las bragas se metía entre esas perfectas redondas.

-"Kotenok... Hijo de puta..."-

-¿Señor?- Su guardaespaldas se acercó por detrás, ignorando por completo la escena aun lado donde Sharon y Steve se devoraban a besos.

-¿Qué pasa Rumlow?-

-Está en la habitación MARK13...-

-¿Está seguro?-

-Sí, evacuamos el piso y en este momento está rodeado, no podrá escapar ni por arriba ni por abajo...- Dicho eso le entrego las llaves de aquella habitación y se retiró en silencio.

-Puedes irte Steve...- El nombrado salió de su encuentro de besos para responder al castaño mayor.

-Buck ¿Estás seguro?-

ONLY ONE!¡Lee esta historia GRATIS!