El llamado de la Sangre

302 33 1

Pov'Alex
Después del grito de Will quedé shockeada estática en un solo lugar.
Desde la punta de mis pies hasta mis uñas pintadas de azul eléctrico un tanto mordisqueadas por el miedo recorría un escalofrío familiar como cuando niña y estaba asustada.
—Alejate de Alex!
Se rió levemente a un paso de mi a quien habían amenazado practicamente de muerte, mientras acariciaba suavemente mi mejilla que estaba un tanto rosa por el frío que sentía corriendo por mis pulmones por la falta del aire al estar en esta situación tan tensa.
—Adriel! Hijo de puta! Dónde está mi Allison?!
Le apuntaba sin ningún temor y a mi la sangre se me estremeció no quería que esto pasara por alguna razón.
—Yo no se de que me hablas mocoso adoptado...
Will preparó el gatillo después de la palabra adoptado, yo no sabía que Will también lo era yo creí que era hijo real de Clarissa, ahora entiendo en parte porque el no queria que Allison me adoptada a mi porque nunca sería su hija realmente y no quería que me sintiera mal.
Miré a Holly que estaba igual de asustada que yo a mi lado al punto de temblar.
Lo iban a matar, no lo permitiría, él me había salvado de chiquita, no podría dejar que muriera de esta forma tan estúpida.
No lo merecía.
Algo me decía en el corazón que él no tenía que morir, que era mi deber salvarlo.
Sacaron sus armas Max y Dalia también en eso tomé una desición apresurada.
Saqué de mi bolsillo, explosivos de humo negro con gas atontador sin que nadie me viera.
Tire las cápsulas activadas al suelo.
Tapé mi boca y tomé el brazo de mi antiguo salvador y noté que Holly hizo lo mismo que yo pero del otro brazo.
Corrimos cuesta abajo con él por el bosque lleno de maleza hasta cerca de una cascada.
El humo llegaba hasta este lugar y se detenía como a menos de un kilometro.
—Hay que escapar!
Mis botas negras se refalaban con el barro y me estaba entrando un frío por los pulmones al respirar con esta ventisca.
Mientras que Holly Bell tenía toda la ropa rasgada de los árboles que se interponían en nuestro camino.
—A dónde iremos?!
Paramos un segundo estaba desorientada como niño en súper mercado sin su madre.
—Sigamen hijas mías.
La palabra hija! Me sacó de quicio .
Odio esa palabra.
Yo no tengo padres, ni hoy ni nunca los tuve, mi única madre a medias era Allison.
Y supuestamente él la había secuestrado eso era un motivo para odiarlo.
—Dónde esta Allison?!
Lo jalé del brazo antes de seguir corriendo por sentir los pasos de mis compañeros más cerca.
—Le crees a ese estúpido mas que a mi! Yo te salvé! Pude haber dejado que te murieras ese día en el basurero! Me debes la vida! Y aun así desconfias de mi!
Me callé porque tenía  razon y Holly empezo a hablar.
—dónde  estuviste todos estos años!?
Este fruncio el ceño y yo no entendía  como le conocía.
—Protegiendolas a ambas no creen que era una buena razon para estar lejos?!
Corrimos como condenados hasta llegar hasta otra carretera.
Ahí  marco un número  en su celular y un auto estilo funerario negro apareció  a los pocos minutos.
—Gracias hijas mías, perdon por esto.
Nos lanzó  dardos tranquilizantes con una pistola.
Caimos al suelo pero no soy tonta, no confió  en el, antes yo le había puesto un chip localizador en el cuello, cuando me ayudó  a subir unas rocas cerca de la cascada.
Cerré  mis ojos con la última  imagen de Adriel despidiéndose de nosotras.
Según  parece estuve horas inconsciente y cuando abrí  los ojos estaba en mi cuarto de la agencia con varias mantas encima.
—Alex estás  mejor?
Estaba conectada a un aparato y Will estaba a mi lado sentado en el suelo de la habitación.
—Qué  pasó ?
Susurré por la falta de aire.
—Pasó  que estoy consternado cómo  pudiste ayudar a escapar a Adriel! El tiene secuestrada a Allison.?!
Me incorporé en mi cama
—Yo no lo ayudé ! El me secuestro!
Me miró  no creyendo en mi, ni una sola palabra.
—Las bombas de humo son tuyas tienen tu marca Alex no me mientas.
Me escondí bajo las sabanas
—Porque lo hiciste!
Dije la verdad
—Fue como un llamado de la sangre...no se explicarme pero él  no podia morir, le debía la vida.
Salió  en silencio Will furioso conmigo y lo quise seguir para explicarle pero me quedé  impactada al oír detras de la puerta de cristal.
—Will era él , era mi padre!
La voz de Holly Bell me hizo pensar cualquier cosa de Will y Adriel pero recordé  que era adoptado.
—No hermanita, no me digas eso no puede ser !
—Te lo juro!
Lágrimas  querían salir de mi y no entendia porque.
Me duele el cuerpo pero en especial el corazón
Tomé mi telefono y leí un mensaje que asumo que era de Adriel.
"Revisa la base de datos de la agencia pero de todos hasta la tuya, es hora de que sepas la verdad"

La Agente AlexDonde viven las historias. Descúbrelo ahora