97

31.2K 4.6K 2.8K

Jungkook abrió la puerta de su casa con nerviosismo, podía sentir la presencia del mayor detrás de él igual o peor de ansioso que él. El pequeño recibidor les dió la bienvenida y por costumbre ambos chicos se descalzaron.


El silencio no estaba ayudando en nada y Jungkook sabía que debía hacer algo al respecto, no podía simplemente dejarlo todo al momento. Giró su cuerpo y de inmediato se encontró con el rostro lleno de incertidumbre de Taehyung quien estaba aparentando no mostrarse nervioso pero Kook lo conocía muy bien como para saber que el castaño no estaba nada cómodo en esos momentos.


—¿Seguro que quieres hacer esto?—La pregunta sonó un poco torpe, Jungkook quiso golpearse por escucharse tan absurdo pero vamos, nadie podía culparlo por su reciente crisis nerviosa.


—¿Tú estás seguro?—El susurro de la voz seria de Taehyung le hizo caer en cuenta que realmente estaban ahí, en su propia casa, a nada de que Jungkook le presentara a su mamá a Kim Taehyung.—Si no estás seguro no hay problema Kookie, yo no quiero que te sientas incómodo ni que fuerces las cosas.


—No es eso...—El pelinegro bajó la mirada, comenzaba a pensar que todo era una mala idea.—No quiero que tú te sientas de esa forma Tae.


El mayor soltó un suspiro sonoro, la situación era nueva para Taehyung, durante todo el tiempo de relación junto a Jungkook, el menor nunca —o al menos no frecuentemente— mencionó o hizo mucha referencia a temas sobre su familia. Taehyung sabía muy poco sobre ellos, sabía que la madre de Jungkook era algo seria pero cariñosa y al parecer todos eran muy reservados, sin embargo, lo que realmente le ponía nervioso era que él suponía de que ninguno de los dos padres del menor sabía acerca de las preferencias de su hijo, y por supuesto que no sabían sobre su relación.


Por un momento Taehyung se molestó, ¿Por qué Jungkook seguía ocultando todo? Pero después recordó que no todos eran igual de comprensivos que sus padres o no todos eran tan valientes como él o Jimin; cada quien tenía sus motivos y razones, no debía juzgar, mucho menos a Jungkook.


—Estoy aquí contigo, creo que esa es la única respuesta que necesitas Jungkookie.


Era arriesgado, ambos lo sabían. Ninguno de los dos quería pasar por un mal momento, Taehyung lo había vivido recientemente con Jimin, si con su mejor amigo fue doloroso no podía imaginar lo que sentiría tratándose de una de las persona que más le importa, de su novio, simplemente no podía darle la espalda.


Jungkook había sacado el tema una tarde en la cual estaban en el apartamento de Jimin, su amigo había recibido una llamada de su madre y fue agradable el saber que la relación madre e hijo de su amigo marchaba bien.


«—Mamá les manda saludos.—Jimin se dejó caer sobre el sofá con una ligera sonrisa.—Quiere venir pronto de visita con Jihyun.


—Oh, eso es agradable, si tu mamá viene de visita podría decirle a mi mamá que nos acompañe a comer a algún lado, vamos todos juntos.


—Eso sería genial Tae.


Jungkook intentó no mostrarse fuera de lugar, Taehyung y Jimin hablaban de sus madres sin sentirse cohibidos, él sabía que Taehyung era cercano a Jimin de ese modo y por un momento deseó poder aportar un comentario acerca de lo agradable que era su madre, no obstante, sentía que su privacidad en ese aspecto nunca se había visto tan afectada, él prefería no mencionar a sus padres, ya sea por su inseguridad o porque en realidad se sentía desconfiado de que los demás pensaran que era hipócrita o egoísta de su parte, porque estaba consciente de que sus papás tal vez sospechaban algunas cosas en torno a su vida personal, pero nunca ha tenido el valor de enfrentarlos.»


Tinder ◈ YoonMin¡Lee esta historia GRATIS!