Brandon:

-¡NOOO! ¡¿QUE SIGNINIFICA ESO?!- Ruth grito con fuerza al leer el mensaje que Payton me había enviado.

El saber que Sam se encuentra a salvo me permite volver a respirar, ya no hay nada que me retenga en este lugar. Los oficiales que se encuentran adentro deben de estar por entrar en cualquier momento.

-¿tu qué crees, pedazo de loca?, tu plan no funciono, Sam no se encuentra más  en tu poder y te aseguro que tampoco me tendrás a mí.

-¡NO, NO Y NO! ¡SE SUPONIA QUE TU Y YO CRIARIAMOS A SAM, SE SUPONIA QUE TU TE ENAMORARIAS DE MI!

-¡¿QUE ES LO QUE TIENEN TODAS LAS DEMAS QUE NO TENGA YO?!

Ruth se estaba empezando a poner histérica, no paraba de gritar incoherencias sobre un futuro juntos y de como la vida siempre la jodia.

Mientras gritaba se llevaba la mano a su cabeza, jalándose mechones de pelo con fuerza.

-¡¡SI NO PUEDES SER MIO NO SERAS DE NADIE!!

 Una sonrisa de sicópata se poso en su rostro, lentamente se puso de pie arrastrando la silla hacia atrás, tome una de las velas de la mesa y la dejo caer en el suelo, de pronto lo entendí, las velas no eran para crear un ambiente romántico, si no que se trataba de un plan B por si nada salía como lo esperaba.

Rápidamente el fuego se levanto, debe de haber rociado el suelo con alguna resina inolora lo que hace que fuego comience a esparcirse rápidamente.

Se suponía que había oficiales vigilando, porque aun no han entrado a arrestarla, solo espero que estén llamando a los bomberos.  

Ruth comienza a reír de forma histérica, mientras yo trato de salir de este infierno, pero las llamas me rodean.

-¡TE DIJE QUE TERMINARIAMOS JUNTOS MI AMOR! 

-¡¡ESTAS LOCA!! ¡TENEMOS QUE SALIR DE AQUÍ!- el loco debo ser yo que a pesar de todo lo que hizo aun me propongo a salvarla.

Las puertas del lugar se abren lo que hace que entre oxigeno y las llaman se eleven aun mas. El lugar no va resistir tanto, a duras penas es sostenido por unas chapas y las llaman no paran de crecer.

-¡¡POR AQUÍ!!- uno de los bomberos que había ingresado estaba tratando de llegar a   nosotros mientras que otros apaciguaban las llamas con las mangueras, pero a pesar de eso el humo seguía llenando nuestros pulmones.

Tomo la mesa que Ruth había preparado de manera de poder usarla como escudo. Ruth no para de toser, intento jalar su mano para que me siga pero se resiste.

-¿Por qué?- pregunta a la vez que tose, pero no se que se refiere.

-¡NO ES HORA DE HABLAR, TENEMOS QUE SALIR!

Intento una vez más alcanzarla pero siento como unos brazos me jalan hacia atrás y me llevan hacia afuera al mismo tiempo que veo una viga caer entre Ruth y la salida.

No sé bien en qué momento perdí el conocimiento, pero al despertar me encuentro acostado es una camilla con algo que cubre mi cara y me permite respirar. Con un poco de esfuerzo logro sentarme y me doy cuenta de que estoy en la parte trasera de una ambulancia.

Puedo ver a los bomberos apagando lo último que queda de un incendio, esa imagen hace que todo vuelva a mí. Sam siendo secuestrado, Ruth arrogando una vela al suelo y el galpón comenzando a arder.

Me quito la mascarilla de oxigeno y  al ponerme de pie me mareo, unos brazos suaves impiden que me caigan sujetándome por la cintura.

-tranquilo cariño, todo está bien – Payton, me sostiene y me abraza con fuerza- una vez me tocaba a mi salvarte de una caída.

golpeando fuerte¡Lee esta historia GRATIS!