Capítulo 61

636 35 4

Camila POV

Estaba eufórica. Feliz. Contenta. Lauren había vuelto a casa y no podía esperar para ir a verla. Sus padres nos dieron la noticia. Nos dijeron que Lauren por ahora no quería visitas. No hablaron mucho. Solo nos comunicaron que estaba en perfecto estado, pero no nos contaron que había pasado ni nada, así que teníamos muchas dudas respecto al tema.

Hablé con las demás y también estaban igual que yo de felices. Y al igual que yo ellas tampoco sabían que como había vuelto y que había pasado.

Estaba sentada en el sofá de casa y se escuchó el timbre. Seguramente era Keana porque la había llamado para contarle que Lauren que ya estaba en casa.

— ¡Keana! —dije abrazándola con fuerza y haciéndola pasar.

— Me encanta que estés feliz por fin —dijo con una sonrisa cerrando la puerta de casa.

— Antes estuve llorando de la felicidad cuando llamaron los Jauregui —dije sentándome en el sofá.

— ¿Has hablado con Lauren? —preguntó sentándose a mi lado.

— No, solo mis padres han hablado brevemente con los Jauregui por teléfono —respondí intentando calmar mi emoción.

— ¿Qué han dicho? —preguntó con curiosidad.

— Solo han dicho que Lauren está bien y que por ahora no quiere visitas —contesté, preguntándome de nuevo en mi mente como habría vuelto.

Keana solo asintió con la cabeza y no dijo nada sobre ello.

— Las demás ya saben que ha vuelto, pero tampoco saben nada más. Estamos tan felices —dije con una gran sonrisa que no podía ocultar.

— Tendréis muchas ganas de ir a verla —dijo acomodándose mejor en el sofá.

— Sí, pero tenemos que esperar a que Lauren nos diga algo —dije muy ansiosa —. He quedado con las demás. Podrías venir.

— Supongo, si no hay problema —dije encogiéndose de hombros.

— Por supuesto que no —dije levantándome del sofá —. Vamos.

Había quedado con las demás en un Starbucks. Iba con unos minutos de retraso por haber estado hablando con Keana en casa. Cuando llegamos ellas ya estaban sentadas en una mesa.

Nos saludamos todas con muchas emoción y después fui con Keana a pedir nuestros cafés. No tardamos en sentarnos en la mesa con las demás.

— No puedo esperar para ir a ver a Lauren. Estaba tan preocupada —dijo Ally con un suspiro.

— Ahora por lo menos sabemos que está bien y en casa —sonrió Normani feliz por ello.

— Esperemos que no tarde en decirnos algo —dijo Lucy, bebiendo de su café.

— Sí, porque me ha hecho pasar la peor semana de mi vida —se pasó una mano por el cabello Vero. Había estado muy estresada todos los días.

— Quiero saber que ha pasado, como ocurrió todo y eso —comenté con el ceño fruncido.

— Estad tranquilas. Pronto la veréis. Seguramente ella este bastante cansada hablando con la policía —dijo Keana. Tenía razón.

Decidimos cambiar el tema y hablar sobre que planes podríamos hacer ahora que Lauren había vuelto.

Lauren POV

Me encontraba sentada en mi cama con la espalda apoyada en el cabecero. Hoy iba a quedar con las chicas para explicarles todo. Lo mismo que amis padres, pero a último momento cambié de opinión porque no me atrevía a decir todas esas mentiras. Mucho menos decírselas a Camila. Ya me había costado con la policía, que por sus caras parecía que no me creían mucho. No me quiero imaginar cuando se lo tenga que decir a ella.

He pensado que mejor hablo con Camila primero, sin las demás, y después con las chicas. No puedo contar lo que supuestamente he estado haciendo delante de todos con Camila escuchando. Debo hablar con ella antes. Tendría que ser fría y distante con ella. Decirle que lo nuestro ha terminado y que ahora salgo con otra persona.

Definitivamente hacer eso sería lo peor. No podré hacerlo, pero no me queda de otra. Me iba a costar demasiado. Quería estar con Camila y decirle cuando la quiero. Y ahora tendré que decirle que ya no siento nada por ella cuando es mentira.

Mi móvil empezó a vibrar a mi lado. Era una llamada de Taylor.

Llamada telefónica:

— Swift —contesté sin más.

Jauregui, ¿cómo ha ido con la policía? —preguntó directamente.

— Bien. Conté la misma versión. Esperemos que se la hayan creído —dije cerrando los ojos y apoyando la cabeza en el respaldo de la cama.

— Sí, porque Miller no quiere que nada salga mal. Igual no importa porque esa es tu versión y no pueden obligarte a decir otra cosa —dijo Taylor, haciendo que tenga más seguridad para no preocuparme por ese tema y que no tema sobre que le pase algo a mis seres queridos.

— ¿Algo más? —pregunté deseando volver a sumergirme en mis pensamientos.

— ¿Has hablado con tu novia o tu ex novia? —debí suponer que preguntaría eso —. Eso depende de si ya lo has hecho.

— No, aun no. Estoy esperando para estar lo suficientemente lista para tener esa conversación con ella —respondí siendo sincera.

— Entiendo. No tardes mucho. Adiós, Jauregui —colgó sin esperar a que dijera algo.

Fin de la llamada telefónica.

Me quedé con el móvil en las manos. Iba a escribirle a Camila y a las demás para quedar. Respiré hondo antes de desbloquearlo y meterme en whatsapp. Le escribiría primer a Camila.

Lauren: Hola, Camila.

Tardó solo unos segundos en ponerse "en línea" y leer mi mensaje.

Camz: Lauren, mi amor. ¿Cómo estás? Te he echado de menos. Estaba tan preocupada por ti.

Lauren: Estoy bien. ¿Podemos quedar un día?

Camz: Por supuesto. Tengo muchas ganas de verte.

Lauren: ¿Te viene bien el sábado?

Camz: Sí. ¿Por la mañana o por la tarde?

Lauren: Por la mañana. ¿Tus padres estarán en casa?

Camz: No lo sé. ¿Quieres hablar a solas en casa?

Lauren: , lo prefiero.

Camz: Vale, les diré eso y no estarán.

Lauren: Perfecto. Nos vemos el sábado.

Camz: Vale.

Hoy era jueves. Tendré hoy y mañana para preparar mentalmente lo que iba a decirle. He decidido no escribirles aun a las demás porque si lo hago seguramente avisarán a Camila y ella podría ir, aunque después de lo que le diré el sábado lo dudo bastante.

Loving You Despite The Obstacles | CAMREN¡Lee esta historia GRATIS!