-FALSAS ESPERANZAS-

2.1K 376 114


—Deberías darme la receta secreta para tu éxito, la revista Miaw sin duda es la mejor revista de moda en todo Londres, tiene algo

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

—Deberías darme la receta secreta para tu éxito, la revista Miaw sin duda es la mejor revista de moda en todo Londres, tiene algo... tiene....

— ¿Pasión? ¿Originalidad?.... — completó adivinando Rosael sentada en su hermosa y cómoda silla de tras de su perfecto escritorio,  con sus uñas tenidas en un rojo pasión golpeteó la mesa y cruzó las piernas con sensualidad, mientras divertida oía todas y cada una de las preguntas que Winiffer Graham le hacía para sacar información sobre su increíble imperio de la moda.

— ¿Nunca me lo dirás verdad?— preguntó Winiffer resignada.

—No te lo diré no porque no quiera decírtelo Win, no te lo digo porque ni siquiera yo sé cómo lo logré. — Se paró alisando su perfecto vestido rojo y caminó con gracia felina hasta el ventanal de su oficina, sus tacones marcaban autoridad y su hermosa cabellera negra lograba hacerla ver elegante frente a cualquier situación.

—Cuando me pediste que fuera tu asistente no lo dudé ni un segundo, ¿sabes por qué Rosa? Porque a pesar de amar la hotelería yo... te admiro demasiado, y bueno ¿a qué chica no le gustaría trabajar para la magnífica Rosael Krentz? Te seguiría a donde fuera con tal de aprender.

Winiffer notó que Rosael mantenía la mirada perdida, tal vez no era tan buena esa idea suya apresurar la boda con aquel cantante, pero... siempre sería su decisión primero.

— ¿Sabes que puedes confiarme lo que sea verdad Rosa?— preguntó Winiffer intentando captar alguna señal de ella.

— ¡Lo sé Win!  Es solo que hay muchos preparativos  y presentaciones  familiares y...

—y... no le has contado lo del gen minino ¿verdad cariño?

— ¡No sé cómo  encontrar el momento para soltarle esa bomba Win!— dijo suspirando un poco tensa.

—Rosa no me gustaría meterme en tus decisiones...

—pero...

— ¡Pero! Si te casarás con Antwan Levá  es porque lo amas, y sí lo amas ¿Por qué no confiarle tu gran secreto? La mayoría de tus hermanos  quienes encontraron a sus parejas lo hicieron.

—No me hagas sentir peor de lo que ya me siento Win, mira; Antwan es guapo, es un cantante famoso...

—Rosa solo lo conocen en su rancho...

—Bueno... cantante en crecimiento, y además conoce cosas importantes sobre mí, cosas que no le he confiado a nadie.

—Cariño no te engañes, él no tiene en que caerse muerto, ¿Por qué no entiendes que se aprovecha de tu fortuna? —Replicó Winiffer cansada  y molesta por su ingenuidad.

—Solo no tiene muchos ingresos... no por ahora, pero me prometió que él compraría una casa para ambos...

—Si Rosael, pero tú fuiste la que le regaló un departamento a él...

Engatozada: Rosael¡Lee esta historia GRATIS!