#Capitulo 2

202 14 0

Sonó la maldita alarma como siempre, me levanté y me di una ducha, me vestí y salí de mi habitación, nadie estaba en la cocina, ni en el comedor, mire a mi alrededor le grite a mis padres nadie contesto.

Camine hacia la nevera y había una nota en la puerta.

-Hija. Salimos a un pequeño viaje llegamos en la tarde, te tenemos una sorpresa, besos mama y papa.-

Deje la nota donde estaba, tome las llaves y mi patineta...

«estaba en el parque no queda muy lejos de mi casa, hiba en mi patineta, pero tropeze con algo, más bien con alguien, el me miro y me sonrió de pronto me pregunto..

Xx: ¿estas bien? -dijo el con una encantadora sonrisa-

Yo: si, creo y usted?

Xx: bien.

Yo: bueno, me voy...

Xx: no! ... Espera.

Yo: ¿qué pasa?

Xx: cual es tu nombre?

Yo: mmm es horrible. Es Claudia.

Xx: oh, no, no es horrible es lindo.

Yo: emm gracias. Y como se llama usted?

Xx: me llamo Nathan (se pronuncia neitan)

Yo: raro y lindo nombre.

Nathan: ¿por qué no sonríes? Ah de ser muy linda tu sonrisa.

Yo: sabe? Me tengo que ir, hasta luego. -tome mi patineta y me fui en dirección hacia mi casa dejando a Nathan solo-

Cuando llegue estaban mis padres en la sala, los dos me miraban y me sonreían, en ese instante hablo mi madre.»

Healf a heart broken, yet a strong.¡Lee esta historia GRATIS!