CAPITULO ESPECIAL: BEATRIZ & ADAM (PARTE 1)

995 164 19

JUGANDO POR TU AMOR: BEATRÍZ & ADAM


2013

TRÍZ

La música se escucha por todo el salón y dejó que la misma fluya en mi cuerpo, sintiéndome libre al seguir al ritmo melodioso con mi danza. He ensayado por semanas para esté día y tengo que dar lo mejor de mí. Es la audición de mi vida y mi boleto para estudiar en la mejor academia de ballet de Nueva York, Borchert Covington. Una oportunidad que no puedo perder. Sigo danzando entré giros en punta y finalizó mi presentación haciendo una reverencia al jurado que se encuentra frente a mí, los cuales me brindan unos aplauso, por lo que siento un gran alivio en mi interior a pesar de tener la respiración entre cortada por el esfuerzo previó, así que sonrió agradecida.

Solo necesito esta oportunidad.

El jurado enseguida se disponer a darme sus críticas constructivas en que puedo mejorar. Sin embargo, manifiestan que les ha gustado mucho mi presentación, que manejó una buena rutina y que mi movimientos son limpios, acotando que tengo el potencial necesario para continuar con esta carrera como es el ballet. Finalizan y me piden que salga y regrese en cinco minutos, mientras deliberan. Los nervios me estaban matando con la espera y esos pocos minutos se hacían eternos, las manos me temblaban sudorosas y mi corazón bombea toda prisa.

—Señorita Streep.— El llamado de una voz masculina que me índica que puedo volver a la salón, soltando el aire contenido en mis pulmones tomo valor y vuelvo a entrar al lugar para escuchar los resultados. Los tres jurados se dan una mirada entre si en complicidad y siento que me muero de la angustia de imaginar que no sea admitida. Luego vuelven su vista hasta mí, pero no dicen nada y están algo serio.

¡Dios! Esto es peor que una película de terror.

—Señorita Beatríz Streep. — Me nombra una de las jurados, una mujer no muy mayor de cincuenta años, y mi corazón se dispara con mayor velocidad, y prosigue: —Nos alegra informales que ha sido aceptada en la academia de baile... — Suelto un grito tan estruendoso que no logró escuchar lo que siguiente y brincó de alegría.

Esto es mejor que ganar el Mis Universo.

La alegría es tanta que no cabe en mi pecho, quiero salir corriendo a decirle a mis padres, pero rápidamente arregló mi compostura manteniéndome neutral.

¡Dios mío Beatríz! Siempre escandalosa.

Que vergüenza.

—Lo siento, fue la emoción.— Sonrío algo apenada y ellos asienten.

—Nuevamente felicidades.— Manifiesta un segundo juez, esté es un hombre no muy mayor de treinta, la verdad guapo. —Aquí tienes el certificado de que has sido admitida.— Me extiende el documento y sin demora aun nerviosa con las emociones a mil, me acercó y lo tomó. —Solo debes completar los documentos personales, en una semana debes estar en Nueva York...

—¿En una semana?— Suelto sin darme tiempo de analizar.

—¿Tienes algún problema?— Me mira con fijeza y mi mente divaga en miles de recuerdos soltando un suspiro pero enseguida niego.

Lo mejor es estar lejos de todos.

Lejos de él.

—No tengo problema.— Dije. —Deseo tanto esto como cualquiera, solo que no esperaba que fuera tan pronto.

Los jurados me terminan de dar las indicaciones de lo que debo hacer, dándome la aprobación final de ser una de las nuevas integrantes de la academia y salgo victoriosa del salón, por haber cumplido mi menta, el cual solo es el comienzo para cumplir mis sueños en esta nueva etapa de mi vida. Ahora me dirijo a casa para darle la noticia a mis padres que deben estar tan ansiosos como yo, y me alegraba tener su apoyó, aunque eso implique alejarme de ellos por unos años.

Jugando a Ser Esposos: Gail & Mika  (LIBRO 1) ©¡Lee esta historia GRATIS!