Capítulo 2 - Troy Jackson.

142 4 2
                                                  

-¡Oh! Tú eres la que se ahogó con la comida anoche ¿verdad? La atleta. Así que te atraparon también. Un gusto, Troy Jackson. –el chico al frente de mí me había tendido la mano. Pero esperen. ¡¿Qué rayos?! Éste no parece el mismo chico que dijo aquellas palabras insultantes en el negocio de papá. Se ve más... Agradable... Pero ni se crea que por ser bonito se la dejaré pasar.

-Sí, soy yo... A la misma que le dijiste que éramos consideradas como hombres. –Troy seguía con la mano levantada, y por nada del mundo le iba a tender la mía.

-Uhm... Cierto. Cierto que dije eso. Pero fue más un cumplido, no lo tomes a mal, además, pensé que estaban acostumbradas, las consideran así desde antes de que nacieran. ¿Por qué? ¿Te molestó mi comentario? –me miró sarcásticamente.

-Sí. Me molestó. No deberías decir esas cosas, no las tomo como un cumplido. Y mis amigas no se merecen ese tipo de palabras. Por favor, retráctate. –ambos estábamos completamente serios, ya él había bajado su mano y ahora sus brazos estaban entrecruzados, mientras yo sostenía la escoba de barrer con mucha fuerza, casi que hasta pude sentir mis manos rojas.

- ¿Por qué debería hacerlo? No mentí. Es hora de que lo acepten, tú, y todas las atletas. Pero si quieres que me retracte, demuéstramelo. Demuestra que puedes ser una verdadera chica. Si no, ¿de qué vale retractarme? –oh Dios, cómo me estaba empezando a caer de mal este chico.

-Eres un inmaduro, egocéntrico y nada amable. ¿Sabes qué? Me vale que te retractes, no necesito demostrarle nada a nadie. –tan pronto como le dije aquello, comencé a ponerme por obra, ya casi comenzaba a amanecer y esto debía estar lo más limpio posible. Di media vuelta y lo ignoré y comencé por barrer desde el principio.

-Eres interesante. –al decir eso, me volteé para reclamarle porqué no comenzaba a limpiar, pero noté en su rostro una expresión de diversión, demasiado extraña... -Vamos, no seas así. A penas y llegué hace poco, no tengo casi amigos. Sé mi amiga, seguro nos divertiremos.

- ¿Acaso estás loco? Quién querría ser amiga de un egocéntrico como tú. Con razón por eso no tienes casi amigos. Mi respuesta es no, no me interesa en lo absoluto ser amiga de alguien de natación.

-Oye, oye. Yo sé que te caigo mal, pero con la natación no te metas, es totalmente increíble.

-Claro, claro. Ponte a limpiar mejor en vez de balbucear.

Tanto él como yo, comenzamos a ponernos en obra y extrañamente limpiamos todo bastante rápido, no estaba tan sucio. En verdad las gimnastas son aseadas. Ninguno de los dos pronunció palabra, lo cual fue extrañamente incómodo, sin embargo, no era como si quería o necesitaba hablar con él. Luego que terminamos el departamento de gimnasia, nos fuimos directo al de pesas.

Oh rayos, el de pesas sí que estaba sucio. Pero lo bueno era que los pesistas se habían tomado un día libre, por lo que estaba completamente solo. En realidad, ni siquiera sabía por dónde comenzar, todo estaba desorganizado, las pesas eran increíblemente pesadas y las maquinas, aún más. Pero, me sorprendió aquel chico llamado Troy. Mientras yo duraba minutos pensando en dónde limpiar, ya él estaba organizando todo.

Dos horas después logramos acomodar todo y puedo afirmar que quedó brillante, las pesas no podían haber quedado mejor. Antes de salir del departamento de pesas, se escuchó el crujir de la puerta.

-Vaya, ¿están haciendo la labor de los pesistas? Quién los ha mandado a hacer esto, es una vergüenza que limpien el desorden de los pesistas, eso no es amable. –oh Dios mío. La estrella de la universidad, Jack Stones. Jack Stones, 22 años de edad, cursa la rama de levantamiento de pesas, persona totalmente amable y considerado, ama los niños y quiere a todos los de pesas como a su familia, y más allá, su esplendoroso y bien formado cuerpo, sí... estoy obsesionada con él. No pude evitar poner mi típica expresión cada vez que lo veía. Ya sentía como una gota de saliva corría bajo mi labio.

Él en mi cuerpo y yo en el suyo.Where stories live. Discover now