XIV

33 3 25

2/6

Zayn llegó agitado a la mesa que compartíamos Louis, Nick y yo, llevaba consigo varios libros y también traía puestos unos anteojos de pasta gruesa.

Dolorosamente adorable.

—¡Louis! ¡Te necesito!—exclamó agitado.

El más alto sonrió con autosuficiencia antes de hablar.

—¿Qué me darás a cambio?

Honestamente no entendía muy bien la situación pero las muecas que hacían ambos eran verdaderamente divertidas.

—Lo que quieras, te daré lo que quieras, solo ayúdame, por favor. —suplicó con desesperación.

Nick se carcajeó escandalosamente cuando Louis empezó por pedirle que se arrodillara.

—¿En qué quiere que le ayude?—le pregunté en un susurro al castaño.

Él centró su atención en mí sin dejar de sonreír.

—Cálculo. —respondió como si fuera obvio— Zaynie es pésimo en cálculo. —y regresó su vista a aquellos dos, que ahora se encontraban discutiendo sobre la friendzone en la que se encontraba el culon.

Pobre Louis, sea lo que sea que hiciese o dijese, Zayn siempre terminaba recordándole lo miserable que era su vida amorosa.

Aunque bueno, la mía era mucho más miserable.

—Lou, por favor —el moreno usó un tono de vez demasiado meloso — Si me ayudas te ayudaré a salir de la friendzone. —le sonrió travieso e incluso le guiñó un ojo.

Louis masajeó su barbilla sopesando las palabras de Zayn.

—Te ayudaré. —el mayor dio un saltito emocionado, no pude evitar sonreír — pero no porque me ayudarás a salir de la friendzone— aclaró avergonzado cuando Nick empezó a picarle las costillas— lo haré porque soy un buen amigo.

Y, mentalmente, aplaudí porque Louis se veía muy cool fingiendo ser arrogante.

—¡Gracias! ¡Te amo! ¡Te amo! ¡Te amo! — Zayn lo abrazó y depositó besos en sus mejillas mientras Louis trataba de alejarlo y Nick moría de un ataque de risa.

Debía aceptar que el Zayn de ahora me gustaba un poco más y eso era realmente preocupante.

Cuando llegué a la habitación después de un cansado día de clases no me esperaba encontrarme a Zayn tan concentrado, con el escritorio lleno de libros, cuadernos y apuntes y con el cabello levantado ayudado por una gorra, agradecí que ni siquiera se haya tomado el tiempo para girarse a verme y solo me haya saludado levantando una mano porque justo ahora me sentía demasiado incómodo cerca a él.

Dejé mis cosas donde normalmente hacia y me recosté sobre la cama, tenía que hablar Liam sobre su idea de venir pero no tenía ánimos para hacerlo.

Abrí whatsapp con su pesadumbres y me encontré con dos mensajes del número desconocido (denominarlo como "acosador" me asustaba).

-Holaaaaaa

18:02

-¡Hoy estoy feliz! ¿Sabes por qué? 👀

18:03

Rodé los ojos al leer aquello.

-Hola, no, ¿Cómo podría saberlo?

-Asdjdnsbsks tienes razón UuU te contaré, estoy feliz porque tengo el fin de semana libre. 😁

Quedate~~~ZiallWhere stories live. Discover now