Némesis

57 7 111

Némesis era la diosa de la justicia retributiva, la solidaridad, la venganza, el equilibrio y la fortuna. No fue una diosa temible sino un concepto filosófico, una idea.

Recibía los votos y juramentos secretos de amor y vengaba a los amantes infelices o desgraciados por el perjurio o la infidelidad de su amante.


* * *


LuHan trataba de seguir el paso de los chicos que ahora serían "sus señores", él se imaginaba las cosas de manera diferente, pero nada era como él pensaba, los chicos caminaban frente a él y hablaban de muchas cosas, reían juntos e incluso, JongIn tomaba de la mano a TaeMin o a SeHun de vez en vez.

-LuHan, ¿Puedes recordarme qué clase tenemos?

El pequeño chino trató de recordar el horario de TaeMin, YongGuk se lo había dicho cuando llegó, mordió su labio inferior y se detuvo, colocó los cafés sobre una banca y sacó una pequeña hoja de su chamarra.

-Eh... ah, sí, su clase es de Historia del Arte.

-LuHan, debes aprender nuestros horarios, TaeMin, JongIn y yo no estamos jugando ¿De acuerdo?

-Sí señor Oh, lo siento, ¿Quieren café?

JongIn rió por lo bajo y luego habló.

-No, esperemos a llegar a nuestro salón.

-Sí señor Kim.

Caminaron un poco más hasta llegar al salón de los chicos, era en la planta baja así que decidieron esperar a que su profesor llegara mientras estaban sentados en una de las bancas que había en ese jardín. Todos tomaron asiento a excepción de LuHan, TaeMin se sentó en las piernas de JongIn y comenzaron a charlar.

-¿Qué creen que haya hecho TaeYong? Lo vi con una cajita de su joyería favorita, ya empieza a llenar a su exótico tailandés de oro y diamantes.

-¿Ah sí? No lo vi, pero ya conoces a ese idiota, le encanta jugar con sus esclavos –JongIn rodó los ojos, TaeYong no era de su total agrado.

-JongIn tiene razón, TaeYong será un idiota, pero sabe jugar sus cartas, es bueno manipulando a las personas, vamos, todos sabemos que no es el chico más leal de todos, recuerden lo que nos dijo Bang una vez, y luego lo de MinHyuk, en el fondo les creo.

-Si eso fue cierto o no, da igual, de todos modos, Bang no iba a salir bien librado de eso, y conoces a MinHyuk, siempre apoyando a su amigo, una cosa es segura, ninguno de ellos es mejor que nosotros, dijimos un par de palabras y tenemos a este chino espectacular para nosotros, ¿Verdad LuHan? –TaeMin rió por lo bajo y miró a su pequeño esclavo.

LuHan apretó los puños dentro de las bolsas de su chaqueta de cuero que lo cubría del frío cuando escuchó el comentario de TaeMin, no le gustaba nada la nueva faceta de los chicos, básicamente lo trataban como basura y le recordaban a cada momento lo idiota que había sido al aceptar ser su esclavo en un momento de lujuria.

-Sí señor Lee.

SeHun miró al chico parado junto a él, estiró su mano, palmeó su trasero un par de veces y habló, JongIn se apresuró a seguir el juego de su amigo.

-Quita esa cara, sonríe LuHan, hazme feliz, que todos vean que nuestro esclavo es el mejor de todos.

-¡Claro que eres mejor! El enano, el rubio de las cejas y el tailandés débil no pueden contigo, deberíamos ponerlos a pelear un día –SeHun sonrió de lado y sus amigos asintieron.

AresDonde viven las historias. Descúbrelo ahora